×

El río de Anquincila creció peligrosa y repentinamente con una fuerte tormenta

Los característicos cambios de clima en las zonas montañosas generan abruptas inundaciones, aunque en esta ocasión no hubo que lamentar ningún inconveniente.

- 23:35 Interior

Este miércoles por la tarde, el río que atraviesa la villa turística de Anquincila, en el departamento Ancasti, experimentó una repentina crecida a raíz de la fuerte tormenta que se produjo en la zona del este catamarqueño y lo hizo mientras veraneaban varios turistas frienses que habitualmente visitan la zona limítrofe con Santiago del Estero.

Si bien no se registró ninguna situación trágica, a pesar del riesgo que suelen entrañar estas abruptas crecientes, el espectáculo del río montañoso embravecido fue captado por las cámaras de los turistas y las imágenes rápidamente viralizadas en las redes.

Tal como lo había anticipado el Servicio Meteorológico Nacional con una alerta de fuertes tormentas con actividad eléctrica se presagiaba para la zona en lo que sería el anuncio de ponerle punto final a la larga escasez de lluvias que muestra la temporada.

Así fue como la lluvia provocó la crecida del río Anquincila que es uno de los centros turísticos más visitados los fines de semana por los frienses.

La copiosa lluvia desatada ayer por la tarde trajo precaución a los visitantes y expectativas por la crecida del río logrando imágenes impactantes. La villa se encuentra en las sierras del este catamarqueño y precisamente esta zona está bajo alerta meteorológico por fuertes tormentas.

El río Anquincila tiene características de montaña, es angosto y con rápido traslado de agua cuando crece por los morfología propia del lugar.

Bajo nivel

A pesar de la crecida, el caudal era mínimo pero con el correr del tiempo se fue incrementando la posibilidad de lluvia.

La creciente fue de golpe, por la descarga a través de la montaña, es muy probable que el escurrimiento sea de la misma manera.

Anquincila es una localidad del departamento Ancasti ubicada a unos 70 km hacia el sureste de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, sobre la ladera oriental de la sierra Ancasti, atravesada por la Ruta Provincial 2.

Es un lugar que los santiagueños, principalmente los frienses, eligen como destino para sus vacaciones.


Más noticias de hoy