×

Devolvió un cheque de más de 36 mil dólares, y obtuvo como recompensa una pala

Si bien el hombre honesto no esperaba nada a cambio, afirmó que no tiene “ni un cachito de tierra” para usar la pala, ya que vive en un departamento.

- 09:37 Mundo Web

Luis Spahn, un trabajador de telefonía oriundo de Rafaela (provincia de Santa Fe, Argentina), encontró el pasado 13 de enero "un manojo de cheques" mientras conducía por la Ruta 70, a la altura de Esperanza.
Los cheques, que en total sumaban  2.170.000 pesos (más de 36.000 dólares), y algunos de ellos emitidos al portador, se encontraban endosados por la misma empresa: una fábrica local de herramientas. Spahn los tomó y decidió devolverlos a la compañía al llegar a Santa Fé.
Los cheques, había sido extraviados por un comisionista al salir de la empresa ese mismo día. En forma de “agradecimiento”, la fábrica le entregó a Spahn una pala de punta.
Tras ser entrevistado por el canal de noticias TN, Luis Spahn confesó que aunque "hay mucha gente enojada con la empresa" por haberlo recompensado con solo una pala, él no lo está.  "Les llevé los cheques de buena fe y no esperaba nada", aseguró.
Por otra parte, agregó que no tiene dónde usar la pala, ya que vive en un departamento y no tiene ni "un cachito de tierra". 

Luis Spahn, un trabajador de telefonía oriundo de Rafaela (provincia de Santa Fe, Argentina), encontró el pasado 13 de enero "un manojo de cheques" mientras conducía por la Ruta 70, a la altura de Esperanza.

Los cheques, que en total sumaban  2.170.000 pesos (más de 36.000 dólares), y algunos de ellos emitidos al portador, se encontraban endosados por la misma empresa: una fábrica local de herramientas. Spahn los tomó y decidió devolverlos a la compañía al llegar a Santa Fé.

Los cheques, había sido extraviados por un comisionista al salir de la empresa ese mismo día. En forma de “agradecimiento”, la fábrica le entregó a Spahn una pala de punta.

Tras ser entrevistado por el canal de noticias TN, Luis Spahn confesó que aunque "hay mucha gente enojada con la empresa" por haberlo recompensado con solo una pala, él no lo está.  "Les llevé los cheques de buena fe y no esperaba nada", aseguró.

Por otra parte, agregó que no tiene dónde usar la pala, ya que vive en un departamento y no tiene ni "un cachito de tierra". 

Más noticias de hoy