×

Insólito: decidieron “volver a casarse” debido a las desastrosas fotografías de la boda

“Mi nieto de 6 años habría hecho un mejor trabajo” expresó la novia.

- 10:25 Mundo Web

Una pareja recién casada en el Reino Unido, había contratado a una fotógrafa para que capture los mejores momentos de su boda, sin embargo, no fue lo esperado. Tras ver las imágenes, consideraron su trabajo tan "horrible" que decidieron volver a organizar la ceremonia nupcial.
Los protagonistas son Lin y Brendan Lavery, de 69 y 71 años respectivamente, quienes eligieron a la supuesta profesional para llevar a cabo la sesión fotográfica de aproximadamente dos horas, luego de observar el portafolio que ofrecía en su sitio web y en las redes sociales. 
Por otra parte, les pareció muy atractivo el precio del servicio: 100 libras por hora (unos 130 dólares).
La boda se había realizado en el mes de octubre del año pasado en una oficina de registro civil de la ciudad de Plymouth, en el sudeste del Reino Unido. Sin embargo, tres semanas después, tras recibir las instantáneas en una memoria USB, los recién casados se llevaron una desagradable sorpresa. "La mayoría de las imágenes estaban desenfocadas. Son diabólicas. No podíamos creer que fueran tan malas", relató Brendan al diario Plymouth Live.
Los recién casados, llamaron a la profesional para quejarse, pero no lograron obtener respuesta alguna, ya que la fotógrafa los bloqueó y luego cerró su página de Facebook. Posteriormente, ambos descubrieron que se trataba de una aficionada que para publicitarse se valía de fotografías que no eran de su autoría, la mayoría tomadas de archivos y bancos de imágenes de Internet, por lo que se trató de una estafadora.
La pareja intentó luego buscar editores que pudieran mejorar las imágenes, sin embargo, necesitaban las fotos originales sin editar, cosa que nunca obtuvieron. 
Finalmente los novios, que han estado juntos por 16 años, organizaron un nuevo casamiento para febrero. Esta vez, y para su desgracia han tenido que gastar nuevamente cerca de 330 libras (alrededor de 430 dólares) para contratar un nuevo fotógrafo y alquilar trajes para sus nietos, y asi poder tener un buen recuerdo de casamiento.
Tras vivir tan amarga experiencia, ambos aconsejaron a las demás personas que se aseguren de elegir a un profesional acreditado, que no se dejen llevar por las ofertas baratas y que investiguen más a fondo, con el ánimo de encontrar recomendaciones y opiniones de terceros antes de tomar una decisión.

Una pareja recién casada en el Reino Unido, había contratado a una fotógrafa para que capture los mejores momentos de su boda, sin embargo, no fue lo esperado. Tras ver las imágenes, consideraron su trabajo tan "horrible" que decidieron volver a organizar la ceremonia nupcial.

Los protagonistas son Lin y Brendan Lavery, de 69 y 71 años respectivamente, quienes eligieron a la supuesta profesional para llevar a cabo la sesión fotográfica de aproximadamente dos horas, luego de observar el portafolio que ofrecía en su sitio web y en las redes sociales. Por otra parte, les pareció muy atractivo el precio del servicio: 100 libras por hora (unos 130 dólares).

La boda se había realizado en el mes de octubre del año pasado en una oficina de registro civil de la ciudad de Plymouth, en el sudeste del Reino Unido. Sin embargo, tres semanas después, tras recibir las instantáneas en una memoria USB, los recién casados se llevaron una desagradable sorpresa. "La mayoría de las imágenes estaban desenfocadas. Son diabólicas. No podíamos creer que fueran tan malas", relató Brendan al diario local "Plymouth Live".

Los Lavery, llamaron a la profesional para quejarse, pero no lograron obtener respuesta alguna, ya que la fotógrafa los bloqueó y luego cerró su página de Facebook. Posteriormente, ambos descubrieron que se trataba de una aficionada que para publicitarse se valía de fotografías que no eran de su autoría, la mayoría tomadas de archivos y bancos de imágenes de Internet, por lo que se trató de una estafadora.

La pareja intentó solucionar el trabajo mal realizado, y buscó editores que pudieran mejorar las imágenes, sin embargo, necesitaban las fotos originales sin editar, cosa que nunca obtuvieron por parte de la fotografa de la boda.

Finalmente los novios, que han estado juntos por 16 años, organizaron un nuevo casamiento para febrero. Esta vez, y para su desgracia han tenido que gastar nuevamente cerca de 330 libras (alrededor de 430 dólares) para contratar un nuevo fotógrafo y alquilar trajes para sus nietos, y asi poder tener un buen recuerdo de casamiento.

Tras vivir tan amarga experiencia, ambos aconsejaron a las demás personas que se aseguren de elegir a un profesional acreditado, que no se dejen llevar por las ofertas baratas y que investiguen más a fondo, con el ánimo de encontrar recomendaciones y opiniones de terceros antes de tomar una decisión.



Más noticias de hoy