×

Impuestos argentinos, ¿excesivos o insuficientes?

Por Gerardo Floridia Economista

- 11:07 Opinión

Argentina es un país que de los últimos 60 años, vivió 54 con déficit fiscal. Esto quiere decir que, durante ese período, el Estado gastó más plata de la que recaudó. Pero, ¿Qué pasa cuando un gobierno no puede cubrir con impuestos sus gastos? En caso de que decida no recortarlos, se ve obligado a financiarlo de dos formas: con emisión monetaria (lo que causa inflación) o con endeudamiento (lo que implica mayores impuestos futuros o recortes estatales, al momento de pagar la deuda). Al explicar esto, muchos argentinos plantean: ¿No es excesivo lo que ya pagamos de impuestos?, ¿Como puede ser que no alcance a cubrir los gastos del Estado?

La respuesta sobre cuál es el porcentaje ideal de impuestos que debería cobrarnos el gobierno, fue brindada por el prestigioso economista Arthur Laffer en el año 1974. Dicho año, el presidente Nixon acababa de renunciar por el escandaloso caso Watergate y en un coqueto restaurante de Washington, funcionarios del nuevo presidente Gerald Ford se reunían a cenar con el profesor Laffer; con el objetivo de levantar la economía norteamericana. Durante esa cena, Laffer propuso algo que dejó atónito a los demás comensales: “Si quieren aumentar la recaudación del Estado, hay que bajar los impuestos”. Ante el excepticismo de los funcionarios, Laffer agarró una servilleta, dibujó una U de forma invertida y explicó lo siguiente:

- Si no cobramos impuestos (tasa 0%), evidentemente la recaudación será $0 y si le cobramos la totalidad de su riqueza a los contribuyentes (tasa 100%), la recaudación también será $0, porque ante esta situación, el gobierno estaría confiscando todo el fruto del trabajo de las personas y de las empresas, por lo que ambas no tendrían incentivos a trabajar, ahorrar o invertir, y la evasión sería total.

Los funcionarios norteamericanos, empezando a entender el planteo, preguntaron entonces cuál es la tasa ideal de impuestos que deberían cobrarle a los contribuyentes.

Ante esto, el profesor Laffer respondió, que en la etapa inicial, cuando las tasas de impuestos son bajas, la recaudación puede aumentar subiendo las mismas, pero llega un punto (en el gráfico t*), a partir del cual, cualquier aumento de impuestos, reduce la recaudación, ya que las personas o empresas dejan de producir (porque los impuestos superan la rentabilidad), disminuyen los empleados en blanco -contribuyentes- (debido a los altos costos de contratación), el comercio ilegal empieza a crecer y la gente no declara lo que realmente tiene, para no pagar los excesivos impuestos.

Extrapolando esto a Argentina, la pregunta esperable que debería hacerse cualquier gobernante a la hora de modificar los impuestos es “¿En qué parte de la curva está el país?”, y definido donde está, ¿Debo bajar o subir los impuestos?

¿Qué nos dicen los datos económicos de Argentina al respecto?

Según los indicadores socioeconómicos del mercado laboral, el empleo en negro asciende a más del 35%. Cuestión fuertemente relacionada con los altos impuestos de contratar a alguien en blanco.

Según la última publicación realizada por el Indec en 2019, la utilización de la capacidad instalada de la industria está en torno del 60%. En términos sencillos, esto quiere decir que de 10 máquinas que hay en el país, tenemos 4 que no están encendidas produciendo, por los altos impuestos y costos de tenerlas funcionando.

La Argentina es el país con mayor presión tributaria de la región, solamente superado por Cuba en Latinoamérica. Un ejemplo claro lo da el último relevamiento del Banco Mundial, en el cual, se estimó que las empresas destinan más del total de lo que ganan (106%) - ganancias netas- a pagar impuestos en Argentina. Esto solamente es superado por Comoras, en Sudáfrica Oriental (219,6%).

Por el el nuevo impuesto País, un pequeño productor recibe alrededor de $43 por cada dólar que exporta (oficial menos 33% de retenciones) y está obligado a importar productos a $83 por dólar (oficial más 30%). Lo que genera un fuerte incentivo a no producir más y daña la economía regional de largo plazo.

Afip informó que la recaudación disminuyó en términos reales el último año.

¿Qué se puede concluir?

Argentina está en un punto donde el nivel de impuestos es excesivo, de modo que un incremento de los mismos profundizará una menor recaudación del gobierno, en términos reales (dólares), y esta menor recaudación incrementará el déficit y potencialmente la asistentencia social a los más pobres del país. l


Más noticias de hoy