×

Mancinelli definirá hoy el futuro de los 8 rugbiers presos por la muerte de Fernando

Mientras la defensa de los imputados se defiende con una denuncia penal contra la fiscal, la querella pidió que se considere que se trató de un homicidio agravado por alevosía.

- 01:50 País

El Dr. David Mancinelli -juez de la sala del Juzgado de Garantías Nº6 de Villa Gesell- definirá hoy si otorga o no la prisión preventiva para los ocho rugbiers acusados de matar a patadas y golpes a Fernando Báez Sosa.

Durante una audiencia, solicitada por el Dr. Hugo Tomei, defensor de los jóvenes, y por los abogados de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola, luego de que el pasado lunes la fiscal Verónica Zamboni, pidió la prisión preventiva para los 8 imputados.

El juez escuchó los argumentos de cada una de las partes y deberá resolver la solicitud de la fiscal, que fue presentada con un escrito de 250 páginas en las que se incluyeron como pruebas los resultados de pericias telefónicas, declaraciones de más de 20 testigos y los resultados de las ruedas de reconocimiento.

“Ustedes, por el momento, no han prestado declaración en el proceso, con lo cual en esta audiencia deberíamos escucharlos hacer un relato sobre lo que pasó en el hecho, pero si tienen algo para manifestar respecto de su situación, respecto del lugar de alojamiento, alguna cuestión que les parezca de utilidad, éste es un momento oportuno”, invitó el magistrado a los jóvenes.

A su vez, aclaró: “Si alguno tiene algo que manifestar, es su derecho, sin perjuicio de que en cualquier momento de este proceso en que quieran declarar lo pueden hacer y en cualquier momento del proceso en que tengan una petición para hacer ante el juzgado. Yo, el mismo día que ustedes hagan la petición, los voy a recibir en el juzgado”.

Mientras el magistrado hablaba, Máximo Thomsen fue el único en llorar, aseguró un presente y sostuvo que sólo uno de los rugbiers hizo uso de la palabra: Blas Cinalli quien dijo: “Lo único que quiero decir es que lo que pasó, ninguno de nosotros quiso que pase, es así”.

Según fue avanzando la investigación, se supo que “existen elementos probatorios para ubicarlo en una participación criminal esencial en la comisión del hecho” y como “agresor directo de Fernando”.

El juez Mancinelli convocó luego de que ambas partes realizaran sus planteos, tras el pedido de prisión preventiva presentado por la fiscal, quien consideró que los ocho detenidos “tenían plena conciencia y conocimiento de que habían causado la muerte de Fernando; pese a ello, todos huyeron del lugar y se escondieron”.

“No solo despreciaron la vida de Fernando, al agredirlo, pegándole vivo e inconsciente, sino que también huyeron para lograr la impunidad del hecho, sin siquiera intentar auxiliarlo en el momento que cayó al suelo”, sostuvo en esa oportunidad la representante del Ministerio Publico.

Por su parte, la defensa de los imputados pidió una morigeración de la prisión preventiva y que queden bajo arresto domiciliario en caso de que el juez confirme la medida para todos o alguno de ellos.

Tomei hizo un descargo por el tratamiento en los medios que tiene este caso, advirtió que esa situación generó una suerte de ‘condena social’ para sus clientes que les ‘genera miedo’ en su actual lugar de detención, por lo que solicitó para ellos un régimen de prisión domiciliaria.

A su turno, Fabián Améndola, en representación de los padres de Fernando, valoró el requerimiento de preventivas presentado por la fiscal y fue más allá: solicitó que se considere también que se trató de un homicidio agravado por alevosía y el placer de matar. “Sin tocar una coma de la instrucción se podría fundamentar esas acusaciones”, remarcó el letrado que acompaña a su colega Fernando Burlando en la querella.

Todos dijeron lo suyo ante el juez David Mancinelli, que pudo semblantear a los acusados y -tras más de 24 horas- definirá si mantiene presos a los rugbiers y bajo qué calificación a quienes están sospechados de matar con golpes de puño y patadas a Fernando Báez Sosa, de 18 años, frente a la discoteca Le Brique de esta ciudad.

Al finalizar la audiencia, el Dr. Hugo Tomei denunció por privación ilegítima de la libertad, falsedad de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público a la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, y pidió la nulidad de una testimonial, de una rueda de reconocimiento y de las indagatorias.

El letrado presentó la acusación con el juez de Garantías David Mancinelli en la ciudad balnearia y que, tras recepcionar el escrito, el magistrado remitió una copia a la fiscalía general de Dolores, a cargo de Diego Escoda, para que se investigue si efectivamente se cometió algún delito.

“No quisimos matarlo”, dijo Blas Cinalli

Uno de los ocho rugbiers detenidos por el homicidio de Fernando aseguró que no quisieron matar al joven, al decir unas palabras en la audiencia realizada ante el juez de Garantías de la causa, quien mañana dará a conocer su resolución sobre el pedido de prisión preventiva formulado por la fiscal, informaron fuentes de la causa.

“No quisimos matarlo”, dijo Blas Cinalli (18), mientras a su lado lloraba Máximo Thomsen (20), uno de los acusados como coautor del crimen, detallaron voceros judiciales que participaron de la audiencia

Aclararon que esos dichos no cuentan como declaración formal en la causa y recordaron que en la indagatoria ante la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, los diez rugbiers imputados se negaron a declarar. Por su parte, Matías Benicelli habló por todos los acusados y dijo que son “inocentes”.l

 


Más noticias de hoy