×

La situación económica o la inestabilidad laboral incide negativamente en la vida sexual de las parejas santiagueñas

Estos factores externos originan cada vez más consultas, y se los trata en sesiones de terapias de parejas.

- 02:03 Santiago

La problemática actual de la sociedad argentina, entre las que sobresalen la situación económica, la inestabilidad laboral o la falta de un trabajo formal, comenzó a tener una incidencia cada vez mayor en la vida de las personas. Y la actividad sexual no escapa a esta realidad, según lo analizó la psicóloga licenciada Laura Habra, especialista en sexualidad.

Si bien esta situación se ubica entre los principales motivos de alteraciones en la actividad sexual de los santiagueños, las consultas tienen que ver también con otros factores como conflictos internos de las parejas, o situaciones traumáticas de alguno de sus componentes.

Las consultas más frecuentes tienen que ver con dificultades sexuales que ocurren en las parejas. Algunos están relacionados con problemas intrínsecos, de larga data muchos; otros con cuestiones individuales no resueltas, y algunos con factores externos que inciden en el placer, como la situación económica, conflictos laborales, falta de estabilidad laboral, que por supuesto generan angustia, ansiedad y estrés, que son factores que inciden negativamente en la posibilidad de darse tiempo para el placer”, explicó la licenciada Habra.

De todos modos, la especialista que no sólo realiza terapias de pareja reveló que “a nivel individual, las consultas más frecuentes que hacen los hombres son por eyaculación precoz o disfunción eréctil, y las mujeres consultan por baja o ausencia de deseo sexual; por dificultades en la relación sexual en el coito, que tienen que ver con dolor durante la relación, que está relacionado con una patología específica que se llama dispareunia”.

ELLOS. Las consultas más frecuentes que hacen los hombres son por eyaculación precoz o disfunción eréctil.

Traumas

“La mayoría de las veces, el dolor durante el coito en las mujeres, tiene que ver con una fobia sexual, distintos factores a nivel emocional que han ido afectando la historia de esa mujer, algunos ligados a historias de abusos sexuales o experiencias traumáticas, y otros casos con una educación sexual muy rigurosa, muy privativa, muy ligado a lo negativo, que aún hoy se sigue viendo en el consultorio”, explicó.

En lo que tiene que ver con el rango etario de las personas que acuden a la consulta por problemas ligados a la sexualidad, dijo que es muy amplio, y que tiene muchos pacientes adolescentes.

“Las consultas comienzan a hacerlas desde la adolescencia. Tengo pacientes de esa etapa de la vida con disfunción eréctil, eyaculación precoz, fobias o aversiones al sexo, que no siempre tienen que ver con situaciones traumáticas, sino que muchas veces son a causa de problemas de la educación y el aprendizaje. Hay que ver cada caso en particular, pero son las afecciones que más aparecen”, reveló.

La importancia de impartir esta educación en las escuelas

Al hacer referencia a la escasa edad de algunos de sus pacientes, la licenciada Habra hizo hincapié en “la importancia de la ESI (Educación Sexual Integral) en las escuelas desde el Nivel Inicial”, por lo que consideró “muy importante seguir bregando por eso” y abogó porque “se incluya a los padres, y el trabajo sea conjunto, con docentes y alumnos, para que esto se pueda trabajar de forma unánime, porque se previene después un montón de patologías que se ven en la adultez”.

ELLAS. Por su parte, las mujeres consultan principalmente por baja o ausencia de deseo sexual.

“La educación sexual parte de los conceptos de autocuidado y de respeto, por el propio cuerpo y el del otro, que son los contenidos que se trabajan en el Nivel Inicial, el auto cuidado, el respeto por la intimidad del uno y del otro; el conocimiento del cuerpo y de las funciones del cuerpo, que tiene más que ver con nociones de salud sexual que está incluido dentro de las nociones de salud general. Así se va avanzando en los niveles Primario y Secundario”, consideró.

Comentó que en su trabajo en una institución educativa, pudo ver que “existe mucho desconocimiento de cuestiones básicas que tienen que ver con el cuidado del cuerpo”, con lo cual “se puede trabajar con naturalidad y brindarles a los chicos los conocimientos que les van a permitir cuidarse, lo cual es fundamental”.

“También este es un tema que muchas veces no abordan los papás por miedo, porque piensan que los chicos no están capacitados para escuchar, y no saben cómo hablarles a sus hijos. Por eso es muy importante que la escuela pueda acompañar a estos papás y darles las herramientas para que también acompañen a sus hijos desde la casa y se haga un trabajo conjunto con la escuela”, concluyó.


Más noticias de hoy