×

Central Córdoba, Boca, y una fiesta que entró en la historia

Más de 20 mil almas coparon el estadio ferroviario en una noche calurosa, pero que tuvo un colorido y un marco impresionante.

- 02:46 Deportivo

Fue una tarde noche histórica para la provincia. Un evento que trascendió lo deportivo. Y eso se notaba inclusive desde ayer por la mañana. Las calles aledañas al estadio ferroviario estuvieron cortadas desde bien temprano y el ir y venir de gente fue incesante desde la madrugada.

Cerca de las 14.30, la gente ya se comenzaba a agolpar por los diferentes ingresos a la cancha, tanto en las zonas de plateas como en las dos cabeceras de Pedro León Gallo y San Martín. A las 18.30, se abrieron las puertas del estadio y para esa hora, ya era impresionante la cantidad de hinchas que esperaban su ingreso. Los 42 grados de sensación térmica se hacían sentir, pero la felicidad del pueblo santiagueño parecía maquillarla. Sonrisas, cánticos y mucho colorido inundaban el Oeste.

A las 20 horas, el Alfredo Terrera ya estaba al 80% de su capacidad. En la platea de calle Santa Fe, ya no entraba un alfiler y la gente se tuvo que agolpar en las escaleras, pese a que efectivos de la policía ingresaron para tratar de ganar más espacio. Mientras tanto, en las populares, la gente cantaba y alentaba al Ferro.

Colaboradores del club comenzaron a lanzar botellas de agua hacia los cuatro costados y esas botellas de 500cc. se hacían cotizar ante la temperatura agobiante en la capital santiagueña. Luego, aparecieron los bomberos, que apuntaron a la tribuna de la Pedro León Gallo con sus mangueras refrescaron a los hinchas.

El clima de ansiedad se aceleró. La expectativa era enorme. A las 21, el estadio ya estaba al 100%.

Cuando salieron los equipos, el Oeste explotó. El momento tan esperado había llegado. Los goles de Boca no pudieron calmar el fervor del hincha santiagueño, que siguió apoyando al equipo ante la adversidad. Más allá de la rivalidad lógica, hubo un gran respeto para los jugadores de Boca durante los 90 minutos. Uno de los gigantes del continente jugó en Santiago después de casi cuatro décadas de espera. Y más allá del resultado, la “Madre de Ciudades” fue escenario de un duelo que entró en la historia grande del deporte provincial.


Más noticias de hoy