×

Pedirán que siga preso el cabo que salió y violó la cuarentena

El acusado, que tenía causas también por violencia de género, se encuentra aprehendido a disposición de la Unidad Fiscal de La Banda.

- 00:49 Policiales

En el marco de la investigación que comenzó el pasado lunes por la noche, cuando un cabo de policía fue aprehendido por sus colegas, mientras circulaba por el barrio Menéndez -aparentemente comprando drogas- la Unidad Fiscal de la Banda, pedirá que siga tras las rejas.

Así lo confirmó el Dr. Hugo Herrera, fiscal que estará a cargo de la investigación, quien a través de un escrito -ya que no se realizan audiencias por el coronavirus- pedirá que se convalide su aprehensión y se ordene la detención por 15 días.

El representante del Ministerio Público, además, tomará declaración testimonial a los efectivos que participaron del procedimiento que se inició en el mencionado sector y terminó en el Bº San Martín.

Como se recordará, el cabo -quien cumplía funciones en la Costanera Sur- se encontraba sobre calle Misiones, entre Chile y Antártida Argentina, en una motocicleta violando el aislamiento obligatorio decretado por el Presidente de la Nación.

Cuando fue alcanzado por sus pares, estos notaron que el sujeto tenía puesto el uniforme de servicios generales de la fuerza policial. Allí mantuvo un breve diálogo con los uniformados, sin explicar correctamente qué hacía en ese lugar.

Cuando vio que estaba en “problemas” aprovechó un descuido de los efectivos y se dio a la fuga, pero fue alcanzado en Lavalle, entre San Luis y La Rioja del Bº San Martín, donde le hicieron detener la marcha del rodado.

El imputado -de apellido Villalba- además de suplicar a sus colegas no ser detenido habría deslizado que se encontraba en la zona comprando estupefacientes, pese a ello en la requisa no se le secuestró ningún tipo de sustancias, tal como se publicó ayer en exclusiva. En los próximos días, el acusado será trasladado a la Unidad Fiscal para ser indagado por el representante del MPF, acusado de violar la cuarentena ordenada por las autoridades del Ejecutivo nacional.

Tal como se informó, el cabo estaba en disponibilidad preventiva desde el pasado 18 de agosto de 2019, cuando fue sorprendido en calle Ecuador entre Chejolao y Antajé del barrio Avenida a bordo de un automóvil, con su uniforme de fajina, en estado de ebriedad. Allí se le realizó extracción de sangre para dosaje, dando el resultado de 0,93 gramos de alcohol por litro de sangre. Según se supo, el acusado además tiene dos causas por violencia de género, en las que estaba siendo investigado. l


Más noticias de hoy