×

El bisnieto argentino de Mussolini destacó la acción del gobierno de Fernández contra el coronavirus

“Con el aislamiento y el cierre de actividades no vitales, el gobierno está actuando en línea con otros países, como debe ser”, resaltó. Su postura crítica sobre el Papa Francisco. Severas críticas al gobierno italiano por la forma en que encaró su lucha en contra de la pandemia.

- 17:11 País

Caio Julio César Mussolini (Caio Giulio Cesare), el bisnieto argentino de Benito Mussolini y dirigente político de Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), partido de la derecha italiana que es la tercera fuerza política en ese país, destacó las decisiones adoptadas por el gobierno de nuestro país para hacer frente al coronavirus, pandemia que tiene en jaque a Italia.

“Con el aislamiento y el cierre de actividades no vitales, el gobierno está actuando en línea con otros países, como debe ser”, resaltó, en una entrevista exclusiva con EL LIBERAL, el descendiente de “Il Duce” nacido en Buenos Aires y criado en Venezuela.

Además, el primo de las hermanas Alessandra y Rachele Mussolini, reconocidas figuras políticas de la derecha italiana, fustigó al Papa Francisco al referirse al rol del Sumo Pontífice. “Parece más el de un político que el del vicario de Cristo en tierra”, enfatizó a EL LIBERAL quien fuera candidato, en 2019, para las elecciones del Parlamento Europeo.

Sin eufemismos, Mussolini reflejó su pensamiento acerca de la compleja situación social, política y económica por la que atraviesa de Italia, país europeo más afectado por la epidemia. “El actual gobierno de izquierda, pienso, es perjudicial para los intereses de la nación. No hay una visión estratégica común. El actual gobierno ha demostrado una vez más de ser totalmente incompetente. Cabe destacar que aun siendo Italia una democracia parlamentar, el actual parlamento y el gobierno no representan la voluntad popular”, dijo.

¿Qué información tiene, y cuál su opinión, sobre cómo está haciendo frente al coronavirus el gobierno de la Argentina?

Sigo la situación online, a través de la prensa argentina y hablando con amigos que viven allí. Estoy preocupado por las consecuencias puesto que el sistema de salud público y número de camas de terapia intensiva no es suficiente para enfrentar la emergencia. Hay muchos ancianos, como en Italia, y en algunas zonas hay una concentración muy alta de personas viviendo muy cercanas entre ellas y con condiciones higiénico/sanitarias escasas. Con el aislamiento y el cierre de actividades no vitales, el gobierno está actuando en línea con otros países, como debe ser.

¿Qué análisis realiza de la bendición Urbi et Orbi que ha hecho el Papa Francisco?

Sobre este Papa, prefiero no expresarme. El hecho que muchos feligreses se estén alejando de esta iglesia debería hacer reflexionar sobre su rol, que parece más el de un político que el del vicario de Cristo en tierra.

Caio Mussolini realizó un crudo análisis de la realidad italiana en el marco de la pandemia del coronavirus

¿La dirigencia política italiana, sea de izquierda o de derecha, están a la altura de la circunstancia para visualizar una solución?

El actual gobierno de izquierda, pienso, es perjudicial para los intereses de la nación. No hay una visión estratégica común. El Presidente Conte (Giussepe, primer ministro) se peleó con el ministro de la economía Gualtieri (Roberto) sobre los fondos a destinarse para los trabajadores autónomos, y ahora no se hablan. ¿Le parece normal? Le hago otro ejemplo: actualmente en Italia hay falta de material médico y sanitario, faltan respiradores, los policías se compran ellos mismos las mascarillas, los médicos no tiene batas, no se hacen los exámenes con las torundas porque no hay plata para comprarlas, se le ofrece la miseria de 600 euros "una tantum" a los trabajadores autónomos obligados a estar en casa y en medio de este desastre, se dan 50 Millones de Euros a Túnez y 20 a Bolivia para combatir el coronavirus! ¿Le parece algo normal? Tanto fue el escándalo que la Embajada de Italia en Túnez tuvo que cancelar de su página web la comunicación que había hecho al respecto.

Esto es lo que pasa cuando uno tiene gente incompetente al gobierno: fíjese que el ministro de Relaciones Exteriores, el señor Di Maio (Luigi) del Movimiento 5 Estrellas, antes de ganarse la lotería de ser elegido diputado, vendía sodas y refrescos en el estadio de Nápoles. Por lo contrario, Fratelli d'Italia con Giorgia Meloni (que está en la oposición) sigue dando su disponibilidad a participar de soporte del gobierno y haciendo propuestas concretas para tratar de aliviar la situación.

¿Cómo analiza la reacción del gobierno liderado por Giuseppe Conte ante la aparición del coronavirus?

El gobierno de Giuseppe Conte y los partidos al gobierno (PD, Partito Democrático y 5 Estrella) han manejado de manera escandalosa esta emergencia. Tardaron en aprobar las medidas. En principio disminuyeron la real situación y no tienen todavía una estrategia a largo plazo. Se demoraron muchos días en delimitar la primera zona roja y en emanar los decretos para limitar el movimiento de las personas como habían pedido, sin ser escuchados, algunos alcaldes. Y aún continúan las peleas y discusiones entre el gobierno central y las regiones. Imagínese que nombraron como comisario extraordinario para la emergencia a Domenico Arcuri, que no tiene competencias específicas, y no a Guido Bertolaso (profesional de grande experiencias en las emergencias) por puras repicas políticas! Las medidas son necesarias, pero hay que cambiar la estrategia para contrastar el virus. Lo dicen los médicos y los expertos. Además la gente no puede estar encerrada en casa por semanas, hay que actuar rápidamente para evitar consecuencias más graves, que podría llegar hasta los motines populares. Pero no todo es tan negativo en Italia. Me gustaría evidenciar que a la incapacidad de este gobierno, se contrapone el esfuerzo heroico de los miles de médicos, enfermeros, farmacéuticos, policías, militares, voluntarios, transportadores y empleados de supermercados que están dando todo lo mejor con esfuerzos fuera de lo común para contrastar y aliviar las consecuencias de esta emergencia.

¿Qué futuro le espera a Italia después que pase esta tempestad?

Un futuro muy incierto, no soy muy optimista. El futuro es un problema aún más grave de la emergencia por el virus. El gobierno debería poner inmediatamente políticas fiscales u financiarías fuertes y contundentes para soportar prioritariamente la economía y los emprendedores de las PyME, puesto que ellos son la columna de la economía italiana.

¿Cómo deberá obrar, de ahora en adelante, el gobierno, y qué deberá hacer, en este sentido, los que vengan posteriormente?

El actual gobierno ha demostrado una vez más de ser totalmente incompetente. Cabe destacar que aun siendo Italia una democracia parlamentaria, el actual Parlamento y el gobierno no representan la voluntad popular. El PD (Partido Democrático) está al gobierno después de haber perdido las últimas elecciones de manera contundente. Los 5 Estrellas (Movimiento) ahora (gracias a Dios) bajaron hasta el 15%: es necesario ir a nuevas elecciones lo más rápido posible, y devolverle a los ciudadanos el derecho de ser gobernados por una mayoría de representantes elegidos. Y después habrá que reconstruir Italia desde los cimientos.

La batalla que crece hasta alarmar a los protagonistas y a muchos italianos es económica y política. ¿Cómo se enfrenta esta situación en particular?

La primera víctima de este virus ha sido la moribunda Unión Europea, que ha demostrado todos sus límites y contradicciones. La Unión Europea así no sirve. No se puede seguir más con las políticas de austeridad y recortes, destruyendo el estado social del país. En la emergencia se están viendo las consecuencias de los recortes en los presupuestos de nuestra sanidad (una de las mejores al mundo) en los últimos años. El problema es que Conte (Giussepe, primer ministro italiano), sostenedor de la EU y fiel ejecutor de las políticas europeas, ahora está atravesando un momento de grandes dificultades internas puesto que mucha gente está harta de las políticas económicas y financiarías europeas, y quiere pasar como el defensor de Italia, cosa que no ha hecho nunca antes. Pero lo hace porque está acorralado. Tenemos que volver a ser más independientes, volver a controlar los sectores e industrias estratégicas, crear deuda con inversiones en obras y programas fundamentales para el futuro del país, y pensar en una nueva Unión Europea no basada en la finanza y la economía, sino en los pueblos, los valores culturales y sociales europeos, valorizando las características, peculiaridades y diferencias de cada país. Más soberanía y menos globalización.

Mario Draghi, ex presidente de la Banca Central Europea, propone un plan para tutelar la ocupación de los trabajadores: dar a todos un rédito de base, postergar impuestos, proteger la capacidad productiva y sustentar la liquidez para salvar a las empresas. ¿Cómo ve usted a esta iniciativa y cómo la ha tomado su partido?

Son medidas que considero necesarias y las están implementando muchos países, pero es curioso que sea Mario Draghi el que las propone. Digamos que Mario Draghi es una persona muy competente, pero es un hombre del sistema: ex-gobernador del BCE, director del Ministerio del Tesoro en Italia cuando contribuyó a la privatización del IRI y muchas otras empresas estratégicas del país y fue vicepresidente de Goldman Sachs Europa. Debemos acordarnos lo que decía de él el ex-presidente de la Republica Francesco Cossiga: "Draghi es un vile affarista!" (“vil embaucador”). Y en Italia hoy en día hay alguien que lo propone como Presidente del Consiglio: una locura! Fratelli d’Italia es escéptico en merito a esta posibilidad.

Matteo Salvini denunció que China cometió “crímenes contra la humanidad” por encubrir la epidemia de coronavirus. ¿Cuál es su opinión en ese sentido?

Que la China sea el origen de la pandemia pienso que es un hecho aclarado. Son culpables de informar con voluntario retraso de la infección, y aún quedan algunas dudas sobre el real número de víctimas, y de dónde (o como) se originó el virus. Pienso, una vez pasada la emergencia, que será necesaria una comisión de investigación internacional, y de verificarse comportamientos culposos no cabe duda que ellos deberían indemnizar de alguna manera a los otros países por las consecuencias de sus actos.

La imagen de los camiones del Ejército italiano llevando los féretros en Bérgamo que deben ser enviados a otras ciudades para ser cremados son, realmente, estremecedoras.

Es muy triste, pero da la idea de la tragedia en Italia. Y da pena ver cómo subestimaron la situación algunos políticos como Zingaretti (Nicola, presidente del PD) y otros que declaraban que esa era solamente una "influenza", y atacaban cualquier medida de control y prevención propuesta calificándola como racista y fascista, sugiriendo combatir el virus abrazando un chino o tomando un aperitivo todos juntos. Seguramente los retrasos por parte del Gobierno en entender la gravedad de la situación, y en limitar la primera área de infección, Codogno, jugaron un rol importante en expandir la infección.

¿Qué se debe hacer, según su criterio, para combatir al coronavirus?

Lo que piden los especialistas es cambiar la estrategia: no más esperar que lleguen los enfermos con un estado muy avanzado de la enfermedad a los hospitales, sino prevenir con los análisis usando torundas, y curar las personas con antelación. La primera semana es fundamental. Y además hay que identificar los asintomáticos, puesto que de no tener síntomas pueden contagiar otros al infinito.

El caso de los Maldini y la advertencia a jóvenes

Para Caio Mussolini es importante advertir que las personas jóvenes de su país como los de la Argentina, también se enferman con el virus Covid-19. Y puso de ejemplo el caso del exfutbolista Paolo Maldini y de su hijo Daniel, ambos atletas, que también se enfermaron con el coronavirus.

Creo que será oportuno para toda la gente que lee EL LIBERAL, saber que los jóvenes también aunque sea en un porcentaje menor, se están enfermando. Lamentablemente en estos últimos días ha habido en nuestro país, personas de 30, 40 y 50 años que se enfermaron también”, contó el político.

Y puntualizó: “Hasta Paolo Maldini que es un atleta y su hijo Daniel, también atleta, se enfermaron de coronavirus. Por eso pido que los jóvenes tengan cuidado también porque creían que no se enfermaban, es lo que pensaron en Italia en un principio y hay que dejar un mensaje muy claro, que los jóvenes también se enferman y que deben tener mucho cuidado”.

Por Emilio Marcelo Jozami
De la Redacción de EL LIBERAL
Por Emilio Marcelo Jozami. De la Redacción de EL LIBERAL.

Más noticias de hoy