×

Cómo cuidar las manos ante el uso frecuente del alcohol en gel

Debería utilizarse sólo cuando no sea posible lavarse las manos con agua y jabón. Para prevenir la sequedad, recomienda cremas humectantes con vitaminas A y E.

- 12:12 Santiago

Con la pandemia del coronavirus, las precauciones que hay que tomar para no seguir propagando la enfermedad son varias, entre ellas la higiene de manos. El lavado de manos con agua y jabón es fundamental, pero también usar alcohol en gel, especialmente cuando no existe la posibilidad de lavarse las manos.

El uso recurrente del alcohol en gel produce una deshidratación en la piel, por lo cual para mantenerla hidratada y evitar diversas grietas y lesiones que podrían llegar a pasarnos en la piel, lo ideal es utilizar cremas espesas en pomadas para generar una piel más elástica y resistente, según los especialistas.

Primero, el lavado

Consultada sobre esta situación, la médica dermatóloga doctora Susana Mercado de Scaglione acentuó que “lo más importante es el lavado de las manos, eso supera a todo. Es la mejor manera de hacer una súper prevención. Nos tiene que llevar entre 20 a 30 segundos, poniendo atención en uñas, entre los dedos, palmas y dorsos de manos, y siempre tener precaución de lavarse antes de salir, al volver, si se ha tocado algún elemento, alguna superficie dura, si se estuvo en contacto con algún elemento”.

También puso énfasis que esto es válido no sólo para esta pandemia, sino para toda otra infección.

Advirtió que cuando no se tiene a mano agua y jabón, se puede reemplazarlo “por el alcohol en gel o una solución de alcohol, que tiene que tener entre un 60 a un 70 por ciento de alcohol, y eso nos ayuda a desinfectarnos de los microorganimos”.

“Cuando ese alcohol en gel está en contacto con la piel, ésta debe estar seca. Eso enlentece la acción de los microorganismos y hace que uno tenga tiempo de llegar a su casa y lavarse bien las manos con agua y jabón para sacar los restos del alcohol en gel. ¿Y por qué digo esto? Porque si uno abusa de ponérselo, por ejemplo unas cinco veces sin sacar los restos, puede haber una alteración de la piel. Puede darse desde una sequedad como mínimo, hasta exacerbar, si se trata de una persona alérgica que tiene una piel atópica, sensible y desencadenar una dermatitis por contacto. O sea que altera a los queratinocitos, que es lo que nos defiende de la entrada de cualquier tipo de germen, bacteria, virus, hongos”, precisó.

Dijo que es importante que si la persona nota que tiene “una sequedad desmesurada, que tiene la piel como paspada, medio rojiza, como lastimada, como que habría unas mini heridas, eso también es una puerta de entrada para distintos elementos patógenos”.

Humectación

“Entonces, recomendamos que después de haberse puesto el alcohol en gel, cuando se le secó el alcohol en gel, puede ponerse algo humectante, algo que tenga vitaminas A o E, bien cremosa, no líquida, no emulsión, nada que sea fluido, porque eso a veces también tiene un contenido de alcohol y si la piel está lastimada puede penetrar y producir desde ardor hasta lastimar o exacerbar lo que en ese momento se tiene en la piel”, amplió.

Por lo tanto, su recomendación es que, “si ya tiene una sensibilidad en la piel, después de ponerse el alcohol en gel, cuando se secó sola, sin pasarse toalla ni papel, se humecte la piel. Eso sería lo importante en la persona que nota cambios, y si no se nota nada, no es imprescindible que lo haga. Pero hay que estar atento para evitar que, aparte de todo esto que pasa, se tenga también la piel alterada”.

“Algo muy importante es que el alcohol en gel no reemplaza al lavado de manos. Nada reemplaza a un buen lavado con agua y jabón. Sería para tenerlo en la cartera, para usarlo en algún lugar donde no se pueda acceder a la higiene”, enfatizó por último.


Más noticias de hoy