×

Recuperar la economía será mucho más difícil que salir de la cuarentena

Debido a que el país no crece hace por lo menos ocho años y en los últimos dos registra una marcada recesión con persistente estanflación.

- 00:35 Economía

Las proyecciones económicas para el presente año se corrigen semana a semana hacia la baja, a medida que se van puliendo los números, se conocen nuevas medidas y se analizan posibles escenarios.

Se coincide en general que la Argentina no tendrá una recuperación rápida de su economía, como si se espera para la gran mayoría de los países, debido a que el país no crece hace por lo menos ocho años y en los últimos dos registra una marcada recesión con persistente estanflación. A ello se agrega que no genera los dólares suficientes para afrontar el pago de la deuda externa y carece de financiamiento externo e interno para cubrir su déficit.

Es decir que la economía argentina venía en caída antes de la pandemia del coronavirus y se encuentra jaqueada triplemente por la caída de la economía mundial, su propia crisis local y el agravamiento por la cuarentena.

La mayoría de las consultoras económicas están previendo una caída del 4% del Producto Interno Bruto (PIB), pero no son pocos los que no descartan que la caída llegue al 8%.

El sector de hoteles, restaurantes y salas de juego será el más afectado, con un derrumbe del 95%. Pero también habrá una fuerte caída en construcción (80%), el comercio (70%), transporte y comunicaciones (30%), y agro (30%).

Los economistas advierten que la recesión se va a profundizar significativamente en el corto plazo y que la magnitud del deterioro va a depender, esencialmente, de dos hechos: cuánto dure el aislamiento social y qué pase con la negociación de la deuda.

El riesgo

En el mediano plazo se espera que la política monetaria se vuelva más expansiva para mantener en funcionamiento de la cadena de pagos y para financiar el paquete fiscal (ver nota pág.11). El riesgo, como siempre, es la inflación que puede llegar a descontrolarse aún más.

Para Nadin Argañaz, economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) la caída de actividad por la pandemia que puede trepar al 7%. ‘Con la caída adicional de la actividad se generará una caída de unidades productivas y de empleo. Por eso resulta clave asistir rápido y con la dosis necesaria al sector privado para que no se destruyan empresas y empleo’, advierte.

Furiase

Desde la consultora Eco Go, Federico Furiase opina que ‘a diferencia de lo que se espera para economías como EE.UU. o Europa, en la Argentina ‘será difícil pensar en una recuperación en ‘V’ en una economía con alto grado de informalidad, mercado de capitales pequeño y munición limitada para financiar con emisión monetaria el aumento del déficit fiscal, en un contexto donde los mercados internacionales de capitales permanecerán cerrados por algún tiempo, aún en un escenario de negociación exitosa de la deuda’,

En el mismo sentido, Gustavo Reyes, de la Fundación Mediterránea (Ieral), apunta que ‘a diferencia del resto del mundo, en nuestro país la recuperación probablemente resultará bastante lenta’. Básicamente porque ‘los bajos niveles de inversión durante los últimos años, la falta de acceso al crédito internacional y la probable aceleración del proceso inflacionario claramente juegan en contra de una rápida normalización de la actividad económica una vez que concluya el ciclo del virus’.

Tiscornia

Camilo Tiscornia, director de T&C Asesores Económicos, calcula que ‘se pierden US$1000 millones diarios de valor agregado; pero insisto en que solo debe ser tomado como una referencia’, explica el economista.

Con la misma lógica Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina, comenta que la pérdida diaria de una economía en cuarentena sería de unos $80.000 millones, lo cual, a un tipo de cambio cercano al del dólar blue significaría, justamente, unos US$1000 millones.

Dal Poggetto

En tanto, en la consultora EcoGo, que dirige la economista Marina Dal Poggetto, estiman una cifra bastante menor, pero no por eso menos preocupante. Un informe de ese centro de estudios, que elaboró un ejercicio de simulación del impacto económico de las medidas adoptadas por el Gobierno ante el coronavirus, concluye: ‘Cada día hábil del aislamiento social preventivo obligatorio cuesta unos $34.000 millones, más de US$500 millones al tipo de cambio oficial’.l


Más noticias de hoy