×

Gendarmes causan un escándalo en el tránsito y agreden a golpes y con un cuchillo a un camarada

“Al que no me deje salir lo c... apuñalando”, habría amenazado uno de los efectivos en la base de Quimilí. Fueron trasladados a la capital.

- 00:46 Policiales

Dos gendarmes habrían amenazado a una comerciante en Quimilí, Moreno, y después uno de ellos protagonizó un escándalo en la base de la delegación de la fuerza con gritos contra el personal hospitalario, golpes a un compañero y amenazas a todos.

El primer capítulo del raid habría comenzado el viernes a las 22.30. Un automóvil Gol Power gris fue observado haciendo ‘picadas’, y cruzando semáforos en rojo.

Urgente, el hecho fue comunicado por autoridades de la Seccional Nº 29 y sus pares de Gendarmería. Al instante, se estableció que lo conducían dos gendarmes (de franco) ebrios, que casi atropellaron a una comerciante que circulaba en moto.

Ya identificados, desde la base se les habría ordenado que se presenten en la delegación y señalaron que permanecían en un balneario.

Ya en la base, uno de los gendarmes habría vociferado a la autoridad de turno que él haría lo que quisiese. Como su compañero le dejó en claro que estaba en falta, el conductor del auto habría iniciado los disturbios. Dado el estado de ebriedad, la consigna era que se quedara en la base, pero ello lo puso peor. ‘Si alguien se pone en frente, lo c... apuñalando’, habría advertido.

Luego habría derribado a trompadas a otro gendarme y debieron reducirlo tres compañeros más.

Con sus colegas vigilándolo, el chofer del auto habría llamado por celular a alguien y le habría afirmado que lo estaban golpeando.

Para evitar problemas, se lo instó a trasladarse al Hospital Zonal para que un médico verificara su estado de salud, pero el gendarme se encerró en su auto y bloqueó las puertas. Cuando un médico se trasladaba a Gendarmería, el efectivo cambió de opinión y en ambulancia fue llevado al hospital.

“Excitación psicomotriz y posible ingesta de alcohol”

El médico que lo asistió habría establecido que el gendarme presentaba un cuadro basado en ‘excitación psicomotriz, posible ingesta de alcohol’ y luego la ambulancia lo llevó de nuevo a la delegación.

El sábado a la mañana, junto con su compañero se dirigieron hacia Gendarmería de la ciudad capital, previo protagonizar otro incidente, advirtiendo a todos que los denunciaría y que nadie podría retenerlo a la fuerza.

El sábado, la comerciante, vecina del Bº Los Olivos, habría interpuesto la denuncia y revelado que casi fue atropellada por el coche de los gendarmes, a metros de su rotisería, ubicada en avenida Rivadavia del Bº Centro.

Habría añadido que descendieron dos hombres. Primero, le habrían mostrado sus placas e informado que eran gendarmes y luego la insultaron. Como la mujer encendió el celular y anunció que llamaría a la policía, los gendarmes subieron al auto y huyeron y casi volcaron.

Medidas severas

Por otra parte, trascendió que la superioridad ya investiga, internamente, los graves incidentes para esclarecerlos, aplicar medidas administrativas y preventivamente ya han sido trasladados.

La conducta de los dos efectivos implicó la antítesis del espíritu en que los gendarmes trabajan y rigen su vida, privada y pública.l


Más noticias de hoy