×

SINTOMATOLOGÍA DEL COVID-19

SIMILITUDES EN PATOLOGÍAS CON EL S.N.C. PERO QUE NO SE LOS ASOCIA DE NINGUNA MANERA CON LA NEURASTENIA TIPOS DE TRASTORNOS NEUROLÓGICOS

- 02:27 Para vivir mejor

Por el Lic. Mariano Vega Botter

Neuropsicólogo

Buenos días queridos lectores, es el momento preciso para hablar de los posibles trastornos a nivel neuropsicológicos y neurológicos que nos puede ocasionar este aislamiento social que lo venimos padeciendo desde hace casi un mes y no es un dato menor, por supuesto que no todo trastorno neurológico está asociado a esta situación, pero sí que se pueden presentar con sus síntomas en personas sensibles a padecer de esto tipos de trastornos neurológicos como es la neurastenia, lo que puedo decir que es uno de los trastornos leves nen referencia a los llamados trastornos neurodegenerativos y que algunos no tienen cura o un procedimiento de rehabilitación bastante duradera. Ya

voy hablar sobre lo que realmente es la neurastenia; en mi posición y visión como neuropsicólogo; es lo que las

personas pueden ser más proclives e desarrollar este tipo de patología neuropsicológica o neurológica asociado a estos momentos de tanta incertidumbr que venimos soportando con este virus que nos ha cambiado nuestra forma de vida y encima con la amenaza de sufrir un contagio que nos lleve a activar el protocolo contra el Covid-19 y someternos a un aislamiento más estricto para proteger al otro; Igualment más allá de lo que podríamos padecer con este aislamiento social,

la mejor prevención es QUEDARSE EN CASA. En algún momento de nuestras vidas todos o la mayoría de nosotros nos hemos sentido cansados, agotados y saturados. Es probable que en alguna ocasión nuestras fuerzas no dieran para más, y que incluso nos doliera la cabeza ante el cansancio.

Afortunadamente, esta situación ha sido para la mayoría algo temporal y en poco tiempo y tal vez con algo de descanso hemos podido salir de ella. Imaginemos sin embargo que estamos en dicho estado de manera continuada; como nos está pasando con el aislamiento;

no tenemos fuerzas para nada, no podemos pensar, nos duele la cabeza y la espalda e incluso no podemos ni siquiera dormir, síntomas que pueden desarrollar también el virus del Covid-19. Sin embargo, no nos asustemos porque esa sintomatología se presenta ante una situación anómala en nuestro sistema nervios y no es para nada la sintomatología del Covid-19. Esto es precisamente lo que pasa a las personas que padecen neurastenia, un problema del que vamos a hablar a lo largo de esta nota.

¿Qué es la neurastenia?

Como les dije desde el comienzo, abordaremos el concepto de neurastenia que hace referencia a un tipo de trastorno caracterizado por la presencia de un profundo agotamiento y debilidad físico y menta que se produce ante l mínimo esfuerzo. Esta fatiga, que es el síntoma característico y más definitorio de esta alteración,

tiende a ir de la mano de una incapacidad para relajarse y de la presencia de otros posibles síntomas, entre ellos destacan alteraciones como la presencia de una irritabilidad que suele llevar a conductas quejosas o incluso a una hostilidad directa, pérdida del apetito, problemas para conciliar y mantener el sueño, despersonalizació o sensación de extrañeza para consigo mismo. Resulta habitual que además existan problemas de concentración y enlentecimiento mental, así como ansiedad y preocupaciones múltiple que en la mayoría de los casos es cómo vivimos alertamente al contagio de este virus.

La neurastenia aparece con una clínica de tipo fundamentalmente depresivo, apareciendo además de lo anterior tristeza, alta emocionalidad, anhedonia o incapacidad para sentir placer, explosiones de llanto

y/o ira, pasividad, apatía y en ocasiones desesperanza. La libido suele disminuir en gran medida, y suele observarse una bajada del rendimiento laboral y un incremento del aislamiento.

A todo esto, quiero dejar bien en claro que la neurastenia es una patología neurológica y neuropsicológica, que se puede confundir con síntomas de lo que venimos padeciendo con el Covid-19, ya que no hay una relación de este tipo de virus con el sistema nervioso central (SNC) pero sí el Covid- 19 afecta el sistema respiratorio.

Síntomas

Es posible que durante este cuadro aparezcan alteraciones a nivel fisiológico, como por ejemplo hipotensión, desmayos, dolores diversos en el organismo (generalmente cefaleas) y problemas gastrointestinales como náuseas, gases y ardores tras comer. También es habitual el estreñimiento, el dolor de espalda y una posible hipersensibilidad en el cuero cabelludo entre los posibles síntomas. Se trata de una problemática que como tal resulta más frecuente en hombres adultos de hasta cincuenta años de edad. Sin embargo, cabe remarcar que síndromes médicos como la fibromialgia o la fatiga crónica son herederos de este concepto, y en estos casos resulta más común en mujeres. Actualmente se clasificaría como un tipo de trastorno Somatomorfo, ya que el principal síntoma es el gran cansancio y baja energía física que mantienen quienes o sufren.

Un concepto actualmente en desuso Este concepto está actualmente en desuso y en la actualidad es más habitual que se hable de él como síntoma que como trastorno en sí, dado que el conjunto de síntomas que implic suelen poder incluirse en otros trastornos o sea, en una comorbilidad de patologías. Sin embargo también el

término neurastenia tiene su historia, y en su momento fue considerado uno de los principales tipos de trastornos e tipo neurótico. Sería en 1880 cuando

el neurólogo americano George Miller Beard describiría el síndrome de neurastenia a nivel clínico (si bien el concepto ya existía anteriormente) como una debilidad irritante de causas probablemente funcionales. Además la neurastenia sería acogida e investigada por corrientes como el psicoanálisis.

Freud llegaría a incluirlp entre las dos principales neurosis reales, junto a la de angustia. Se consideró durante esa época una de las principale categorías diagnósticas, siendo la etiqueta que por aquel entonces identificaba a la depresión. Con el pas del tiempo sin embargo el concepto fue poco a poco perdiendo popularidad, hasta el punto de que en el DSMII desapareció del conjunto de trastornos en él identificados. Pese a ello, aún hoy algunos manuales diagnóstico altamente populares como la CIE-10 la incluyen.

Causas

Las causas de la neurastenia pueden ser múltiples, y diferentes teorías tiene distintas hipótesis al respecto. Por lo general se considera que tiene un origen psicógeno, neuropsicológico y funcional, vinculado a la vivencia continuada de una situación de sufrimiento, malestar y/o estrés desgastante para el sujeto. En sus inicios se consideraba producto del

agotamiento generado debido a la elevada demanda social, y con el tiempo se ha añadido a dicha consideración la idea de que uno de los factores que generan su aparición es la presencia de conflictos a nivel afectivo. En este sentido la neurastenia puede darse en el contexto de una

depresión o de un trastorno vinculado a la ansiedad (incluyendo también trastornos de tipo obsesivo); en este punto quiero dejar BIEN EN CLARO, que la similitud

con lo que pasamos día a día con el amenazante virus Covid-19 de la pandemia no se ASOCIA a la sintomatología de la neurastenia; sino; que dicho virus como patología se presenta con una similitud con los posibles síntomas, que por supuesto luego del test realizado, serán

solo analogías sintomáticas pero patologías totalmente DISTINTAS. Asimismo, también se han identificado cuadros de neurastenia que aparecen en un contexto de enfermedad médica, como por ejemplo ante determinadas infecciones, intoxicaciones medicamentosas o con productos

tóxicos, enfermedades neurológicas y algunos tumores. Disfunciones en los sistemas inmunitarios o a nivel hormonal o metabólico, como el hiper/hipotiroidismo

o la diabetes, también pueden ser contextos en los que se dé la neurastenia.

Por último el hambre extremo, la anemia o la ausencia de suficiente descanso en el día a día son otros posibles

motivantes.

Tratamiento

El tratamiento de la neurastenia depende en gran medida de las causas que pueda tener su aparición. En el caso de aquellos cuadros que aparecen por causas médicas/biológicas, el tratamiento de esta condición dependerá en gran medida de la enfermedad que la genera y tratar su origen permitirá mejorar el estado de la persona. Además de ello, desde l ámbito de la psicofarmacología las persona con neurastenia pueden beneficiarse del uso de benzodiacepinas y/o antidepresivos que les ayuden a disminuir su nivel de malestar de tal manera que se facilite la realización de cambios comportamentales a nivel neuropsicológico pueden

trabajarse creencias, expectativas y autoexigencias que la persona pueda estar anteniendo, con estrategias como la eestructuración cognitiva para modificarlas.

También puede ser de utilidad el entrenamiento en gestión del estrés y la práctica de actividades agradables y de técnicas de relajación, así como trabajar motivaciones vitales.

 


Más noticias de hoy