×

En presencia de su madre y dos hermanos, apaleó a la pareja tras violar cuarentena y embriagarse

La víctima, horrorizada, se escapó de la casa, ante la mirada indiferente de la familia del concubino. Lo denunció y está preso.

- 23:43 Policiales

Enfervorizado por el exceso de alcohol, un violento vecino de Campo Gallo irrumpió de madrugada en la casa, lanzó su bebé a la cama y agredió físicamente a su pareja en presencia de su madre y dos hermanos.

Ello se desprende de un grave incidente que ayer Domingo de Pascua, a la 1, pulverizó la armonía de una familia de Alberdi.

La denuncia fue interpuesta por Vanina en contra de Luciano, ambos padres de un bebé de apenas dos meses.

Según la víctima, convive con Luciano en casa de sus padres.

Explicó que mientras intentaba amamantar a su hijo arribó Luciano en evidente estado de ebridad.

Un detalle nada secundario es que para terminar en ese estado, el individuo habría violado la cuarentena que también rige en Campo Gallo.

“¿Cómo lo vas a tener al chico despierto a esta hora?”, habría bramado el sujeto, sin que la joven comprendiera bien el reproche.

“Termino de darle el pecho y lo acuesto”, respondió la jovencita, pero sin lograr calmar a su pareja.

Al instante, el hombre tomó al bebé y lo lanzó a la cama, trascendió.

Poco pareció importarle que estuvieran presentes su madre y dos hermanos, ya que igual llevó a los empujones a Vanina hacia la habitación que ocupan.

En escasos minutos, la habría sujetado fuertemente del cuello y apretándola fuertemente de los brazos para que la víctima no pudiera defenderse le asestó golpes de puño en la mejilla izquierda.

“Lesiones” y un panorama cuesta arriba por el maltrato

Desesperada, la jovencita huyó de la habitación y después de la casa, mientras la familia de su pareja se mantenía indiferente ante sus brabuconadas.

Angustiada, en minutos la damnificada habría arribado a la Comisaría 18 y desgranó sus penurias ante los policías.

Así fue como a las pocas horas la fiscal Cecilia Gómez Castañeda pidió la detención de Luciano, que le fue concedida por la jueza de Género, Cecilia Laportilla.

Después, con firmeza, los policías hicieron el procedimiento y condujeron al acusado a la seccional.

Prima facie, habría sido imputado por “lesiones”, en un prólogo cuyas consecuencias amenazan con “enclaustrarlo” en una celda más de lo que él se imagina.

El escenario se perfila cuesta arriba para el sujeto, ya que Vanina habría confiado a los policías que no era la primera vez que él la agredía.

Aún cuando las condiciones sociales y culturales pinta con un claroscuro especial la vida en el interior, ninguna funcionaria tolera que un hombre maltrate a su pareja, convirtiendo la violencia en moneda corriente.

Luciano ya está alojado en una celda y esta semana la fiscal dispondría las medidas que les son permitidas por el “filtro” legal del Covid-19.

Urgente, Gómez Castañeda arbitró los medios para que la víctima recibiera atención médica y asistencia psicológica.


Más noticias de hoy