×

ADN de Blas Cinalli fue encontrado bajo las uñas de Fernando Báez Sosa

Además, pudieron determinar que en el 70 por ciento de la ropa secuestrada a los rugbiers había restos de sangre de la víctima.

- 11:50 Policiales

Los estudios de ADN terminaron de cerrar las pruebas contra los acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa. Estos análisis demostrarían que los acusados estuvieron en la escena del homicidio en el momento en que mataban al joven estudiante de Derecho, el 18 de enero pasado, en Villa Gesell.

Los análisis concluyeron que el perfil genético de la sangre hallada debajo de las uñas de la víctima corresponde a Blas Cinalli. En los hisopados también se habría encontrado un segundo perfil genético que correspondería a Máximo Thomsen.

Según fuentes de la investigación, los peritajes determinaron, además, que el 70 % de las prendas de vestir secuestradas en la casa en la que se alojaban los imputados cuando fueron detenidos después del asesinato de Fernando, tenían sangre de la víctima.

A partir de ahora, falta determinar a cuáles de los imputados pertenecen las prendas en la que se encontraron los restos de sangre de la víctima.

La identificación de los dueños de las prendas podría comprometer a Juan Pedro Guarino y Alejo Milanessi, los dos acusados que habían sido excarcelados por falta de pruebas, pero que podrían volver a ser detenidos si se comprueba que les pertenecen algunas de las prendas donde se hallaron restos de sangre de Fernando.

El abogado que representa la familia de la víctima, Fernando Burlando, afirmó que los próximos estudios de ADN podrían determinar que hubo más sospechosos que participaron de la golpiza contra la víctima

La información se conoció después que se confirmase la prisión preventiva a ocho de los diez imputados. Para la Justicia, el homicidio de Fernando Báez Sosa fue una "cacería humana”. Así describió el asesinato, ocurrido frente a un boliche en Villa Gesell, uno de los tres camaristas que confirmaron las prisiones preventivas para ocho de los diez acusados del crimen.

"No puede dejar de señalarse la cantidad de intervinientes contra una sola persona, la brutalidad de la golpiza ejercida contra la víctima, el motivo fútil que llevó al accionar de los imputados a darle muerte, el desprecio total por la vida ajena. Fue, simplemente, una cacería humana con un solo objetivo: la víctima", expresó el juez Luis Felipe Defelitto en los fundamentos de la resolución con la que se rechazó el pedido de la defensa de los acusados para que fuesen.

El fallo determinó que sigan detenidos ocho de los diez acusados por el homicidio ocurrido el 18 de enero pasado y fue dictado por la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores, integrada por el mencionado Defelitto, Susana Darling Yaltone y Fernando Sotelo.

Con esta resolución, los camaristas dejaron firme el procesamiento con prisión preventiva dictado, hace dos meses, por el juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, contra los ocho acusados.

En otra resolución, los magistrados confirmaron la continuidad al frente de la investigación de la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, que había sido recusada por el abogado Hugo Tomei, defensor de los diez jóvenes acusados del crimen.

El fallo dictado por la Cámara dolorense determinó que Máximo Thomsen; Luciano, Ciro y Lucas Pertossi, Tomás Enzo Comelli, Ayrton Michael Viollaz, Blas Cinalli y Matías Benicelli seguirán presos hasta el juicio oral.


Más noticias de hoy