×

Un agente de policía golpeó y apuntó con su pistola a su pareja, embarazada de 5 meses

El funcionario antes de irse de la casa le manifestó que si ella lo denunciaba, él se mataría. Las agresiones verbales comenzaron por la ropa que la víctima llevaba puesta.

- 02:10 Policiales

Un funcionario policial quedó tras las rejas acusado de golpear y amenazar -apuntándole con su arma reglamentaria- a su concubina, quien está embarazada de cinco meses.

El grave caso de violencia de género se registró en la casa donde la damnificada alquilaba junto al acusado, sobre calle Coronel Rivas y Aristóbulo en el barrio Centro.

Pasadas las 21.30, personal de la Comisaría 14 recibió un llamado que en la mencionada dirección había una mujer que estaba siendo agredida por su pareja y pedía ayuda.

De inmediato los efectivos arribaron al lugar y encontraron a la víctima -de 25 años- quien contó que minutos antes su pareja, un agente de policía que cumple funciones en la Dirección de Recursos Humanos de la Departamental Nº4 la había agredido.

La víctima contó que tiene un hijo de dos años y que actualmente se encuentra gestando su quito mes de embarazo. Además expresó que está separada del acusado hace aproximadamente un mes.

Sobre el hecho contó que cerca de las 20 su ex apareció en su casa para ver a su hijo y allí se generó una discusión cuando el acusado le cuestionaba la ropa ‘sexy’ que tenía puesta y la forma en la que estaba pintada.

Los agravios verbales subieron de tono cuando el ‘guardián del orden’ la tomó del cuello y le dio bofetadas en el rostro. Luego se retiró del lugar, manifestando que ‘volvería’.

La víctima sostuvo que no sería la primera vez que sucede este tipo de episodios y que el pasado viernes 16 también cuando el policía se presentó en su casa, discutieron. Allí él sacó su arma reglamentaria y le apuntó a la cabeza manifestándole que la mataría.

Ella temiendo de qué el agresivo sujeto cumpla con sus dichos trató de tranquilizarlo. Cuando advirtió que la mujer podía denunciar, él le pidió disculpas, excusándose cobardemente que tuvo un ‘brote de ira’.

Además, le reveló a la joven que si ella lo denunciaba, él se iba a quintar la vida y que sería ella quien cargue con esa culpa. Manipulada por el violento, la damnificada en ese entonces hizo silencio.

La policía informó de la situación a la Dra. Marta Elena Ovejero -coordinadora de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar- y ordenó la inmediata aprehensión del acusado.

Durante la mañana de ayer la fiscal, a través de la mesa virtual, realizó un pedido de audiencia en la OGA de La Banda para pedir formalmente la detención del funcionario y que el juez de Control y Garantías convalide su aprehensión.

En los próximos días el acusado será indagado por la fiscal, quien le imputará el delito de lesiones y amenazas. 

Le secuestraron el arma reglamentaria de su poder

La representante del Ministerio Público, enterada de los pormenores del violento episodio, ordenó que la víctima fuera examinada por el médico de Sanidad, quien le diagnosticó lesiones curables en dos días.

Además solicitó que hasta tanto el agresor sea apresado, la joven sea trasladada a la casa de sus padres en el barrio Jorge Newbery; se le instalen las aplicaciones de ayuda a las víctimas de violencia y se ponga a un policía de consiga en el domicilio.

Cerca de las 2.30 de la madrugada de ayer, los efectivos de la Comisaría 14 se trasladaron hasta una casa ubicada en Calle 404 del barrio Independencia, donde estaba residiendo de manera transitorio el acusado, identificado como Claudio Gabriel Argibay, de 22 años.

Cuando el sujeto encontró a sus colegas en la puerta de su casa se entregó de forma voluntaria. Además allí le secuestraron una pistola calibre 9 milímetro, de uso reglamentario.

Por orden de la Dra. Ovejero, el efectivo fue trasladado al Cuerpo de Guardia de Infantería donde quedó detenido. l


Más noticias de hoy