×

Qué pasa con el humor en tiempo de aislamiento: Miguel “Gordillo” Martín y “El Tanque” Rojas cuentan cómo enfrentan la pandemia

Los humoristas tienen que apelar a las plataformas digitales para seguir compartiendo sus cuentos y chistes. Pero hay quienes le huyen a la tecnología y prefieren esperar a que todo pase.

- 21:10 Pura Vida

En tiempos de pandemia, los artistas conforman uno de los grupos más golpeados por la suspensión de actividades, ya que todo lo que realizan está destinado a un público masivo, que hoy por hoy permanece aislado de manera preventiva y obligatoria para frenar la expansión del coronavirus.

Sobre cómo despuntan “el vicio de hacer reír”, el santiagueño “El Tanque” Rojas admitió que “solo tratando de hacer reír a mi mujer, aunque ya nada le causa gracia”, porque le huye a las plataformas digitales. “Yo creo que es muy frío hacer humor mirando a una cámara. Yo veo a mis amigos, a colegas, y a los cantantes, y no saben si está siendo bien recepcionados, por más mensajes que el público les deje después. Aprecio su trabajo. Pero yo necesito ver el rostro de la gente. Yo trabajo con el sentir de la gente, con el aplauso. Y cuando no gusta algo, yo me doy cuenta. Pero si no los veo, no lo siento. Entonces, prefiero no hacerlo”, reconoció.

En ese mismo contexto, Miguel Martín, más conocido como “El Oficial Gordillo” aseguró: “Está bastante duro para los artistas. Hay que rebuscárselas como sea”. Y en su caso, como en el de otros tanto, el rebusque llegó a través de las plataformas virtuales, con espectáculos que ofrecen en vivo desde sus casas; suscripciones de fans a sus canales de Youtube, y encuentros por zoom. Sin embargo, coincide con “El Tanque” en que no hay cómo reemplazar al público.

“Al problema de por ahí tener que subir al escenario haciendo a un costado los dramas personales, ahora hay nuevos problemas: no interactúas con la gente directamente. Están los zoom (videollamadas grupales), pero llega con delay y se pierde el dinamismo del chiste”, contó “Gordillo” sobre los nuevos desafíos que enfrenta para hacer reír en medio de la cuarentena.

Y agregó: “La interacción con el público, la risa y la participación es algo que yo amo mucho. Tengo esa necesidad de hacer reír, de escuchar a la gente reírse, de que me aplaudan... eso me hace olvidar de todo, es como una droga que me hace olvidar inclusive de los dolores”.

¿Y ahora con qué reemplaza al público?

Voy encontrando una nueva forma de hacer humor. Porque no es lo mismo hacer humor para la tele, para el teatro, para un festival, para un evento empresarial, aunque sea el mismo chiste el que uno cuente... Y ahora es una nueva forma de hablar solo, de imaginarte las risas, reírme de mis propios chistes, poner risas electrónicas... es una forma que no me agrada mucho, pero hay que adaptarse.

¿Qué ayuda a la hora de hacer reír en soledad?

Lo que más me ayuda es meter un chiste atrás del otro , y si hay algo que me genera risa, reírme con la risa natural. Mi personaje de Gordillo es más tranca, que habla bien lento, más bien sobrador...tiro el chiste, se ríe la gente. Mientras yo voy probando qué chiste funciona en cada show. Bueno, así lo hacía cuando me presentaba en cada ciudad. Iba probando qué chiste funcionaba para el show siguiente. De esa manera iba viendo cuál funcionaba y cuál no, para en el próximo show tener una base de chistes reíbles. Ahora no sé si se ríen o no, y tengo que hacerlo igual.

Con suerte, en septiembre, ‘El Oficial Gordillo’ podría poner en marcha la reprogramación de los shows que tenía previsto para estos meses. Pero si la cuarentena continúa, el reencuentro con el público se dará recién durante la temporada de verano, cuando regrese a Carlos Paz con su propuesta. Y será entonces cuando la invitación sea a reírse de las situaciones por las que el mundo atravesó a raíz de la pandemia. Mientras tanto, Miguel Martín trata de no nombrar a la pandemia, para permitirles a los espectadores salir un poco de ese “encierro” incluso temático sobre el coronavirus.

Por su parte, “El Tanque” cree que una manera de hacerle frente al encierro es buscar la manera de reírse de él, ridiculizando la situación. “Nosotros ridiculizamos las cosas para que cause gracia. Haciéndolo con altura y con respeto logramos nuestro cometido. Es así que yo hago de los santiagueños un chiste de que somos vagos, cosa que no es real, pero ridiculizamos para que cause gracia”, explicó.

Tanto “El Tanque” como “Gordillo” están aprovechando este tiempo de aislamiento para crear nuevos contenidos para sus shows. El tucumano estrenará “Mi vieja en la pandemia”, y el satiagueño recopiló en el papel anécdotas sobre su propia vida que podría compartir en el futuro sobre el escenario.

“El Tanque” Rojas se quedó con las ganas de hacer reír en Las Termas

“Aquí estoy encerrado y reposando”, dice Héctor “El Tanque” Rojas con humor apenas atiende la llamada de teléfono de EL LIBERAL y se lamenta de que el coronavirus haya frenado sus planes de hacer temporada en Las Termas de Río Hondo. Pero más que por él, su preocupación es por toda la gente que se quedó sin ingresos a raíz de que “hoteles, restaurantes, bares” están sin trabajar.

“Lo mío es feo, pero hay que aguantar. Yo no vivo del humor. Tengo una jubilación como docente. Sin embargo, esa gente vive del turismo. Y estábamos acostumbrados al Moto GP, Turismo de Carretera, Torneos de Golf, encuentros, teatros, peñas, y todo quedó en la nada”, señaló.

A Rojas la cuarentena lo dejó no solo sin temporada teatral sino que además le quitó la posibilidad de ver día a día cómo crece su nuevo nieto, quien nació al día siguiente de que fuera decretado el aislamiento obligatorio. “El día que nació me fui al sanatorio a verlo. Fueron dos minutos y desde entonces no sé lo que es tenerlo en los brazos, oler su perfume. Es muy feo. Por suerte, está la tecnología y la videollamada. Aunque no es lo mismo”, contó.


Más noticias de hoy