×

Con una botella rota le cortó el abdomen a su pareja y le arruinó la cena con el amigo

El incidente fue causado por un joven de 21 años. Se presentó en la casa del amigo de su pareja y rompió todo.

- 00:28 Policiales

Enceguecido por el alcohol y celos, un friense lesionó a su pareja con una botella rota y causó múltiples destrozos en la casa en que la víctima cenaba, en Frías.

El epicentro del escándalo fue una casa de calle Belgrano, en el Bº Villa Paulina, a la que la damnificada, de 25 años, asistió.

Había sido invitada por un amigo al que también conoce el protagonista del grave incidente.

Según la investigación que impulsa la fiscal Natalia Simoes, el acusado tiene 21 años y convive con la damnificada hace un año.

El primer capítulo de la historia sobrevino a las 21 de antenoche, al arribar la joven a la casa del amigo.

“Bienvenida”

No habían alcanzado a iniciar la cena, con la puerta abierta, que arribó desaforado su concubino.

“Hdp”, habría sido el insulto dominante con el cual el individuo se presentó.

De acuerdo con la policía, inició una seguidilla de humillaciones que duplicaron la vergüenza en la invitada.

Acto seguido, destrozó una botella de gaseosa y tomó el pico para atacarla sin remordimiento.

Para entonces, el recién llegado no escuchaba consejos ni sugerencias de ninguna índole, trascendió.

Con el anfitrión en la vereda pidiendo ayuda a los vecinos, el agresor habría atacado a su pareja y causado cortes en el abdomen.

Desolación

“¡Por favor, dejame en paz. Me haces daño. Mirá la vergüenza que siento!”, habría implorado la jovencita sangrando.

Al contemplarla sentada en una silla desmejorada y herida, el sujeto redireccionó su ira hacia los bienes del dueño de casa.

Carente de toda cordura, habría lanzado al piso cuantos adornos encontró a su paso.

Por fin, al escuchar las sirenas de un patrullero, los vecinos se presentaron en la casa para socorrer a la mujer y al amigo.

Fuga y captura

Al instante, el individuo aprovechó la tensión colectiva para escaparse, mientras su pareja era contenida por los vecinos.

Ni bien fue interiorizada de la seguidilla de escándalos, la fiscal Natalia Simoes le impuso un prudente parate.

Urgente, la funcionaria requirió la orden de detención que le fue refrendada por la jueza de Control y Garantías, Gabriela Núñez de Cheble.

Los policías partieron tras el prófugo y lo detuvieron en la víspera.

En principio, Simoes le atribuiría “lesiones leves y daños”, pero en la tarde el dueño de casa también denunció al desaforado y ahora enfrentaría dos procesos simultáneos.

Está alojado en la Seccional 23 y la fiscal quiere indagarlo mañana.l


TAGS

Más noticias de hoy