×

Marchant en el mítico estadio: “No escuchas al compañero que está a dos metros”

El “Sapo” recordó las sensaciones que tenía al pisar el césped de la cancha de Boca y dijo que es algo que le gustaría volver a vivir.

- 01:16 Mundo Boca

Julio Javier Marchant vistió la camiseta de Boca Juniors desde el 2000 al 2002, en Primera, y es uno de los pocos futbolistas santiagueños que tuvieron el privilegio de jugar en la Bombonera.

En una entrevista exclusiva con EL LIBERAL, el “Sapo” se puso nostálgico al repasar el sinfín de sensaciones que le generaron haber vivido esa experiencia para pocos.

¿Qué sentiste la primera vez que pisaste la Bombonera para jugar un partido oficial?

Las sensaciones fueron hermosas. Ha sido como poder culminar algo que me había propuesto. Es difícil de explicar pero sin dudas una alegría interna, una adrenalina linda, ansiedad de que empiece a correr la pelota. Me había tocado ser alcanzapelotas y hacer prácticas de fútbol, pero estando ahí, con todo el calor de la gente tan especial, era muy diferente. Es algo hermoso.

De todos los estadios donde jugaste, ¿hay al guno que se le parezca?

Cada uno tiene lo suyo y estéticamente es difícil encontrar una cancha parecida a otra. Pero es difícil por lo que te hace vivir y cómo se forma el ambiente dentro de la Bombonera, eso es complicado encontrarla en otra cancha.

¿Es real o un mito que se mueve el piso cuando la gente canta durante un partido?

Es real. En los otros lugares donde me ha tocado estar, siempre estaba la pregunta inevitable de cómo es jugar en la Bombonera. Estaban todos queriendo saber cómo ha sido esa experiencia. Muchos ex compañeros me preguntaban, siempre salía el tema. Y sí, se mueve todo, no escuchas al compañero que está a dos metros. Eso lo hace diferente al hincha de Boca.

Cómo hincha de Boca, ¿qué lugar ocupa la Bombonera en tu corazón?

Ocupa un lugar muy importante en mi corazón. Llegué a los 14 años al club y me iba como hincha a verlo con los chicos de la pensión. Después fui alcanzapelotas y por fin pude jugar. Ocupa un lugar privilegiado en mi corazón.

¿Qué es lo que más extrañas de la Bombonera?

Esa sensación de una mezcla de adrenalina, ansiedad, ganas de pisar la cancha y que empiece a correr la pelota para sentir a toda esa gente que nos acompañaba durante los 90 minutos y más. Lo guardo en el mejor de los recuerdos, pero con ganas de poder repetirlo.

¿Cómo definirías a la Bombonera?

La definiría como la mejor cancha en la cual me tocó hacer lo que más me gusta. No hay lugar más lindo que la Bombonera para poder hacer lo que más me gustaba hacer.l


Más noticias de hoy