×

Alberto Fernández: “No es cierto que si abrimos la cuarentena la economía se vuelve más próspera”

Aseguró que “sabemos qué queremos hacer en el día después de la pandemia. Son cuatro puntos que queremos proponerle a los argentinos, un nuevo contrato social para la Argentina”.

- 01:38 Política

El presidente Alberto Fernández adelantó que, luego de que se levante el aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus, propondrá un nuevo contrato social para impulsar el desarrollo económico y social del país.

“Sabemos qué queremos hacer (en el día después de la pandemia) Son cuatro puntos que queremos proponerles a los argentinos, un nuevo contrato social, para la Argentina”, dijo en declaraciones al programa “Conflicto de Intereses” por el canal C5N.

El Presidente adelantó que una de las reformas “es cambiar el sistema impositivo, y tenemos que ordenarlo. Hay muchos impuestos en la Argentina y esa simplificación le haría muy bien a las empresas”.

El mandatario aseguró que la pandemia “afectó la economía del mundo” y consideró que “no es cierto que si abrimos la cuarentena la economía se vuelve más próspera” debido a que “no están los consumidores”, tal como ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires.

Fernández afirmó que “el mejor capitalismo es aquel en el que un empresario invierte para dar trabajo a todos, no el capitalismo financiero. Nosotros tenemos que volver a ese capitalismo mejor”.

Con respecto a la negociación de los U$S 66.300 millones de bonos emitidos bajo legislación extranjera expresó Alberto Fernández: “Quiero creer que el tema de la deuda está cerca de resolverse”.

En ese sentido “dimos pasos importantes, seguimos negociando, queremos un acuerdo sustentable que se pueda sostener en el tiempo que a su vez no nos obligue a que la gente padezca”, dijo el Presidente.

“Todos tenemos que entender que endeudarse no es el mejor camino y menos endeudarse para no crecer”, enfatizó.

Pnderó también el desempeño de la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, que parece ser quien “mejor ha entendido el problema argentino. “Hablar con ella es distinto”, que con otros representantes del FMI “porque es una persona que entiende el padecimiento de las economías que no están desarrolladas, y quiere ofrecer salidas desde el Fondo pero con lógicas más equilibradas”.

La Argentina mantiene una deuda con el FMI de unos U$S 44.000 millones, como parte de un programa que el Gobierno de Mauricio Macri firmó a mediados del 2018.

Fernández también calificó de “muy importantes” los apoyos internacionales que obtuvo el Gobierno para encarar sus negociaciones por la deuda, y sobre todo, el aval que brindó el papa Francisco a estas tratativas.

“El Papa es un hecho singular. Él tiene una prédica constante, que la pandemia le dio mucho la razón, sobre la inconsistencia de un modelo económico que sólo funcionaba a partir de lo financiero y que se había olvidado de la condición humana, de la solidaridad. Su ayuda con la Argentina fue inconmensurable. Todos estamos en deuda con él, porque se comportó de un modo patriótico”, dijo el Presidente.

Respecto del llamado impuesto a las grandes fortunas aseguró que “no es un impuesto” sino un “aporte por única vez” a 12.000 personas, para que ayuden así a “sobrellevar lo que la pandemia ha exigido” a nivel económico, y adelantó que está pensando en una reforma total del sistema impositivo en el corto plazo para cambiar impuestos, como por ejemplo, al consumo, que “es injusto porque lo pagan igual ricos y pobres”.

“Tengo al frente de la AFI a una mujer impecable, incorruptible ”

Al ser consultado sobre la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), dijo que tiene al frente del organismo “a una ex fiscal que es una mujer incorruptible”, que jamás aceptaría que le pidan que espíe a nadie, ya que, dijo, en ese caso, “renunciaría y lo haría público”.

“Tengo al frente de la AFI a una mujer con una conducta impecable, una ex fiscal que es incorruptible. Si yo le pido espíe a alguien, renuncia y lo hace público”, dijo. Confirmó que “definitivamente” ratificará a Cristina Caamaño al frente de la AFI y que “definitivamente” espera que ella acepte continuar en el cargo.

Además, expresó su voluntad de “poder entregar a cada organismo de Derechos Humanos las cosas que Cristina encontró de espionaje sobre ellos”, y dejó claro que esos documentos “tienen que estar en manos de los enormes luchadores que son los organismos”.l

Más noticias de hoy