×

Advierten que las provincias tendrán 40% menos de ingresos

Un economista confirmó que la caída afectará a provincias y que a la salida de la cuarentena la recuperación no será inmediata.

- 01:03 Economía

La caída de recaudación impositiva a nivel nacional raíz del parate que viven distintas actividades además del consumo, a partir de la cuarentena, impactará a pleno este mes en los ingresos coparticipables de las provincias que experimentarán una baja promedio del 40%, aunque la extensión del aislamiento permite avizorar un escenario de derrumbe mayor y un déficit de hasta un 7% en términos del PBI para este año.

Los datos corresponden al Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) que dirige el economista Nadín Argañaraz que midió la evolución que registraron en 15 días hábiles de este mes, los ingresos por impuestos al fisco nacional. Este mes es el que concentra una gran cantidad de vencimientos de impuestos importantes como Ganancias, cuyo vencimiento fue prorrogado. Pero, al margen de ese gravamen, otros ingresos como los que llegan vía consumo como el IVA, también redujeron su caudal recaudatorio.

“Los principales recursos que analizamos a nivel nacional son todos coparticipables, entonces lo que pase con esa recaudación en términos de evolución, se traslada directamente a lo que pase con la coparticipación y a lo que reciben las provincias automáticamente de esta recaudación. Estas caídas de ingresos coparticipables del 40% en términos reales se trasladan directamente a caída del 40% en la coparticipación y hay también una caída en los tributos provinciales propios”, señaló a EL LIBERAL el economista Ariel Barraud, integrante del staff del Iaraf.

Puntualizó que a partir del freno que viven distintas actividades económicas por el aislamiento, “hay caídas en ingresos nacionales y provinciales y las provincias que tienen un componente más alto de coparticipación van a estar más cerca de una caída del 40% y las que sean menos dependientes estarán en el 14%, pero la realidad final de los recursos tributario habituales de la provincia va a quedar en ese promedio”.

Destacó que “las provincias al igual que la Nación tienen cerrado el canal de acceso al crédito como para hacer frente a la baja de recursos, entonces las transferencias a provincias que van por fuera de la coparticipación, las no automáticas o discrecionales, tuvieron una aceleración en abril respondiendo a ATN (Aportes del Tesoro Nacional)".

El impacto

Desde el Iaraf, señalaron que si bien estos aportes extraordinarios que realiza la Nación se dan en un contexto de emergencia, “pasar 2 ó 3 meses en esta situación afecta a lo que se espera en el año. Ya se esperaba menores ingresos, pero ahora con el condicionante de esta cuarentena tan larga se esperaba que se pueda recuperar cierta normalidad al momento de la salida y que eso iba a dar vuelta en parte la situación, no totalmente, pero toda esta emisión que hay para financiar el Fisco, de alguna manera iba a dar vuelta con el retorno de la actividad”.

Sin embargo, “hay una emisión muy grande que aún no se traslada a precios porque también el nivel de actividad está muy restringido, pero cuando se recupere la normalidad todo este dinero que sigue dando vueltas en la economía, va a tener un efecto fuerte sobre la inflación”.

Para el economista no termina de estar claro cuándo se iniciará la recuperación, lo concreto, es que no será instantáneo. Eso también se reflejará en la recaudación y en el reparto de esos ingresos.

‘No podemos escapar que la baja en la actividad genera menos recaudación concreta porque no estuvo esa actividad. Es medio difícil pensar que a la salida de esta pandemia haya un rebote fuerte‘.

Barraud, agrego que la nueva normalidad fiscal, ‘va a tener mucha relación con lo que pase con el nivel de actividad porque la mayor parte de los impuestos están relacionados al nivel de actividad como el IVA, ingresos brutos, tanto a nivel provincial como nacional”. A su vez, “el impacto fiscal -por el lado del gasto- va a seguir manteniéndose porque el Estado ha tenido que hacerse cargo de alguna faltas de ingresos en algunos sectores y cada vez es más claro que la situación va a ser más larga‘.

Puntualizó que ‘los efectos van a impactar más sobre amplios sectores de la población que van a ver reducidos sus ingresos o directamente desapareceran y entones ahí el esfuerzo fiscal por el lado del gasto es importante. Ya veíamos que este año iba a ser peor que 2019 pero ahora va a ser mucho peor que lo previsto. En vez de tener 1 ó 2 puntos del PBI del déficit tendremos entre 7 ú 8 puntos de déficit y es un problema por la falta de otro tipo de financiamiento que no sea lo tributario‘.


Más noticias de hoy