×

La provincia elabora un protocolo para el regreso a las aulas, con varias modificaciones

El subsecretario de Educación de la provincia, Alejandro Píccoli, reveló a EL LIBERAL que se analiza junto a la Unse, la situación de los estudiantes que finalizan el secundario. Están garantizadas las vacaciones de invierno.

- 23:52 Santiago

El subsecretario de Educación de la provincia, Alejandro Píccoli reveló que la provincia trabaja en un protocolo para el regreso a las aulas, que sería en agosto y supeditado a las condiciones edilicias de cada establecimiento.

En diálogo telefónico con EL LIBERAL, aseguró que “de ninguna manera” fue un año perdido para la educación, y adelantó que se analiza la situación de los alumnos que finalizan la secundaria junto a la Universidad Nacional de Santiago del Estero, para la implementación de cursos de nivelación con el propósito de “evitar el fracaso universitario”.

Regreso

“Todavía no hay una fecha cierta del regreso a las escuelas, manejamos diferentes escenarios, uno optimista sería en agosto, pero eso puede cambiar de un día al otro”, sostuvo Píccoli respecto del regreso a las aulas en la provincia.

En este sentido, aseguró que el Ministerio de Educación de la provincia sigue las indicaciones de las autoridades sanitarias, y que “cuando ellos, que están trabajando en el seguimiento de la pandemia, nos digan que los niños no corren riesgos y se está en condiciones de volver, lo haremos”.

“Estamos trabajando en el protocolo con la gente de Arquitectura, para poner en condiciones sanitarias las escuelas, y si hay que realizar alguna obra o remodelación se hará. Esto implica que el regreso a la actividad no será uniforme en toda la provincia, sino que dependerá del estado que presente cada escuela, para brindar las condiciones sanitarias necesarias”, precisó.

Garantías

Expresó que “todo lo que hagamos en este protocolo a aplicar será dentro del marco de los controles sanitarios que corresponden, lo que dicen los especialistas y las recomendaciones sanitarias, de aislamiento, la higiene, la limpieza, la desinfección; como por ejemplo que en la entrada de las escuelas se colocará un reservorio de lavandina para desinfectar los calzados de los chicos”, y adelantó que “se tiene previsto reforzar los elementos de higiene en las escuelas”.

En lo que respecta a cómo sería la vuelta de los alumnos, dijo que aún “no está definido”, pero que “será con distanciamiento social y la prioridad la tendrán los chicos que egresan, tanto los séptimos grados como los quintos y sextos años de las escuelas técnicas. La idea es que cuando este grupo vuelva a las escuelas, sea todos los días, a lo mejor con menos cantidad de horas”.

“En la ruralidad vamos a tener mucha más facilidad de lograr el aislamiento social, porque son menos alumnos, pero el desafío es en los centros urbanos en donde en una sola aula tenemos 25 o 30 chicos”, agregó.

“Cuando el alumno regrese, todos van a tener las mismas posibilidades, la primera semana será de análisis, ya que el docente hará un diagnóstico de cuánto han aprendido, y de ahí hacer una planificación como si fuera el primer día de clase; y para eso desde aquí o desde la Mesa Federal de Educación de la Nación se hará la sugerencia de cuáles serán los contenidos prioritarios para completar el año”, detalló.

Iniciativas para evitar el fracaso universitario

“Lo que nos preocupa son los últimos años. En el caso de la secundaria, estamos trabajando junto con la Universidad Nacional de Santiago del Estero un ingreso anticipado, para ver si es posible un curso de nivelación para evitar el fracaso universitario, tal vez, el ciclo lectivo lo extendamos hasta febrero y marzo, y ellos también podrían modificar el ingreso, hay que coordinar. Ese alumno que a nosotros se nos va del sistema, y no tenemos cómo recuperarlo”, adelantó el funcionario.

Con los alumnos de los restantes cursos, dijo que se recuperarán contenidos los años subsiguientes, “porque los 14 años de educación que tenemos en el país, y con bastante inclusión, es lo que nos va a permitir eso”, y graficó que es “como prorratear una deuda”.

“No es un año perdido en educación, y en la provincia hemos priorizado el proyecto enseñanza-aprendizaje”

El profesor Píccoli sostuvo que “de ninguna manera” este puede considerarse un año perdido para la educación, al tiempo que ponderó el trabajo realizado por los docentes mediante la virtualidad.

“En este tiempo hubo una continuidad pedagógica. Hubo mucho material enviado a los alumnos, hemos priorizado la continuidad del proyecto enseñanza-aprendizaje. De lo que no tenemos garantía es de cuánto han aprendido los chicos, aunque los docentes han ido haciendo un seguimiento nada más, y por eso no se pone una calificación numérica”, acentuó el funcionario.

También hizo hincapié en la desigualdad existente, ya que “muchos chicos no tienen acceso (a los medios virtuales), y es bien sabido que en la casa hay padres que pueden ayudar a sus hijos y otros, que por su nivel de educación, no. Hemos puesto atención en trabajar en los primeros grados en la lecto escritura o en operaciones básicas, cuestiones en las que las que no necesiten tanto la asistencia de los padres”, amplió.

Vacaciones

Respecto de las vacaciones de verano, dijo que “no está definido todavía”, y que “hay muchas posturas sobre el tema”.

“Hay que considerar la parte humana, porque no me imagino una escuela abierta en enero en Santiago. Quizás haya una semana antes de exámenes o terminar contenidos de 5º año en febrero o marzo”, deslizó.


Más noticias de hoy