×

El proyecto de Gallardo con los juveniles

El director deportivo infanto/juvenil del “Millonario”, Gustavo Grossi, aseguró que el objetivo del “Muñeco” es nutrir al primer equipo con futbolistas surgidos en la institución de Núñez.

- 00:23 Mundo River

Una de las claves del éxito de Marcelo Gallardo en su ciclo como entrenador de River Plate es tener un ojo fino a la hora de elegir refuerzos. Pero también el “Muñeco” suele darle oportunidades a futbolistas surgidos del club. El volante Exequiel Palacios (actualmente en el Bayern Leverkussen de Alemania) y los defensores Lucas Martínez Quarta y Gonzalo Montiel (ambos con futuro inmediato europeo) son sólo algunos ejemplos.

Pero el proyecto que encabeza Gallardo está apuntalado a nutrir la Primera con al menos la mitad de futbolistas surgidos de River. Así lo reveló Gustavo Grossi, director deportivo infanto/juvenil del club que preside Rodolfo D’Onofrio.

“Nosotros buscamos que el 50% del plantel sea de jugadores formados en el club y el otro 50% sea de jugadores contratados de jerarquía”, expresó.

“Marcelo es el que define cómo tiene que ser el juego en las distintas inferiores, y él además entrega una carpeta para las divisiones menores”, reveló en una entrevista con River Monumental. Y agregó: “En las inferiores no se trata sólo de ganar, aunque en River tenés un solo resultado. Salís a atacar, a proponer. Ganar no es una presión, sino que es una forma de ser”.

De todas formas, Grossi dejó en claro que para ver los resultados del trabajo de los últimos cinco años “falta un año, año y medio”. “Estamos en la mitad del proceso. Los clubes tienen talentos, pero no todos tienen los recursos para lucir ese talento”, dijo.

Nivel de pobreza

Al ser consultado por el rol de los agentes con los jóvenes futbolistas, Grossi no ve mal que los futbolistas cuenten desde temprana edad con representantes ya que hizo un crudo análisis de la situación personal de los juveniles del “Millonario”: “No creo que sea peligroso tener representantes de chico. El 78% de los chicos está bajo el nivel de pobreza y necesitan una contención individual que el club no puede darles. Por ejemplo, comprar botines. El representante lo ayuda”.

“River tiene una educación integral. Inculcamos la finalización del secundario. Si deja la escuela pierde la posibilidad de entrenar en River. Porque al dejar el fútbol a los 35 años tienen que salir de la burbuja y es difícil”, sentenció.

Finalmente, Grossi explicó a qué edades los chicos comienzan a ser observados y probados para jugar en el club, y cuáles son las posiciones más complejas para encontrar nuevas promesas.

“La captación de talento se da entre los 9 y 10 años. A nuestro proceso se incorporaron Martínez Quarta, Montiel y Sosa por ejemplo. El puesto de marcador central es el más difícil de reclutar, y hay varias razones, como por ejemplo que no tienen las condiciones y no están interesados en esa posición”, finalizó.


Más noticias de hoy