×

Paulina Gaitán se revela manipuladora en El Presidente

Durante ocho episodios de una hora, la serie desentrañará el detrás de escena del escándalo que en 2015 supuso un verdadero cimbronazo para el fútbol mundial y que terminó con funcionarios y empresarios detenidos.

- 21:03 Pura Vida

Luego de su consagratorio papel como la esposa del Pablo Escobar, en “Narcos”, la actriz mejicana Paulina Gaitán asume un nuevo reto en “El Presidente”, serie dirigida y producida por el argentino Armando Bó sobre el escándalo de los multimillonarios sobornos en el universo del fútbol que se conoció como el Fifa Gate.

En la serie, que ayer estrenó Amazon, la actriz de 28 años se pone en la piel de María Inés Facuse, “Nené”, esposa de Sergio Jadue, el presidente de un club del ascenso chileno que se convirtió en el mandamás del fútbol de su país y en una pieza clave en el entramado de sobornos. En una entrevista con EL LIBERAL, a través de Zoom, Paulina habló de esta serie que llegará a más de 200 países.

¿Cómo defines a Nené, tu personaje?

Es una mujer bastante particular. Es fuerte, inteligente, sabe hacia dónde quiere llegar. Ella quiere estar en una posición alta y constantemente está impulsando a su marido porque sabe que es mucho más fácil crecer con él que crecer sola. Es una mujer que manipula un poco a su esposo para que ella pueda llegar adonde quiere.

¿Es ella quien lo lleva a convertirse en el topo del FBI?

Ella no tenía ni la menor idea de lo que estaba sucediendo. Yo creo que estaba muy metida en ser la primera dama del fútbol y en este viaje que tenía dentro de la cabeza. No creo que ella haya tenido que ver con eso, tampoco que haya tenido esa información.

¿Cuál es la mayor influencia que tiene Nené sobre Jadue?

Lo controla todo. Lo manipula de una manera, a veces, un poco sexual y Sergio, que es un hombre como más tímido, cae muy rápido con esta mujer que es demasiada inteligente y que sabe cómo envolverlo y hacerlo sentir bien. Yo creo que él la quería un poco más que ella a él, pero aún así ella tenía claro que era su marido y no solamente lo veía como un matrimonio sino como una sociedad.

Dos mujeres tienen una incidencia fundamental en la historia.

¿“El Presidente” empodera a la mujer?

Yo creo que la mujer ya está empoderada y no creo que sea El Presidente. Lo que sí tiene El Presidente como es que había escritoras mujeres. Tenemos a Natalia Beristáin como directora. Para mí, las que llevan la historia son ellas. En cuanto a los personajes, las dos mujeres (interpretadas por Karla Souza, como la agente del FBI, y la propia Paulina) manipulan constantemente a Sergio. Entonces, para nosotros era importante, justamente eso, visibilizar que el mundo y el fútbol no solo es de hombres. Aquí estamos y estamos pisando demasiado fuerte, estamos presente. Creo que es atinado por parte de la serie.

Trabajaste en “narco novelas” en donde la corrupción, la violen cia y el mal uso del poder están presentes. En El Presidente estos temas también están.

Cuando terminamos la serie me cuestionaba y preguntaba si yo hubiera estado en esa posición qué hubiera hecho, qué tan corrupta hubiera llegado a ser. Esto es lo que nos dan estas series: cuestionarnos a nosotros mismos y profundizar lo que existe en nosotros. Creo que todos, en algún momento hemos cometido actos de corrupción, aunque sea en menor grado. Este tipo de series nos deja pensando. Hace que uno se pregunte qué tan corrupto podría llegar a ser.

¿“El Presidente” revelará situaciones que no están al alcance del ciudadano común?

La gente que conoce que existió este fraude es la que tiene un poco más de información. Los que no conoceb lo que ocurrió en el 2015 con el Fifagate, pues bueno, aquí está la información con cifras y nombres reales para verla de una manera disfrutable.

Armando Bó dijo que usó el tono de comedia y la sátira para contar esta historia porque “la realidad supera a la ficción...”

Cuando Andrés (Parra) y yo empezamos a filmar no sabíamos que estábamos haciendo una comedia. Para nosotros estábamos haciendo un drama y hacíamos los personajes en drama. Conforme fueron pasando los episodios nos dimos cuenta que daba risa y que no eran los personajes los que daban risa sino las situaciones tan absurdas que estaban viviendo. Es muy atinado, por parte de Armando, el haber elegido este tono de humor negro. Si hubiésemos hecho un drama sería un ladrillo pesadísimo para la gente mirar esta serie. Hay cifras reales, nombres reales, pero lo van a ver de una manera en que se van a reír.

Karla Souza dijo que en el fútbol “los jugadores principales no están en la cancha...”

No sé nada de fútbol. No sé si el jugador principal está en la cancha o no. No lo sé.

¿Cómo te sientes al poder contar historias desde una perspectiva bien latinoamericana?

Súper emocionada y muy orgullosa de poder haber compartido con gente tan talentosa de distintas partes. Había argentinos, chilenos, colombianos y mejicanos. Fue un equipo maravilloso, con los que nos entendimos muy bien.

¿Cómo es para una actriz interpretar a un personaje que está vivo?

La verdad es que nosotros no somos imitadores. Nosotros somos actores y al momento de estar haciendo una serie podemos tomarnos unas licencias para ponerle algunas cosas al personaje e ir creándolo. Y no solamente nosotros lo armamos, tenemos tres directores. Esto se hace con los compañeros. No es un trabajo de una sola persona.

¿Qué similitudes tiene Nené con “Tata”, esposa de Pablo Escobar, que interpretaste para “Narcos”; con Violetta, de “Diabla Guardián” y Leticia Moreno, de “Sra. Acero”?

La verdad es que ningún personaje se parece. Igual, podrían parecerse un poco Nené y Violetta, pero nada que ver. Violetta es demasiada atrabancada y hace las cosas sin pensar. Nené es más inteligente. Cada paso que da lo piensa, lo analiza. O sea, cada personaje ha sido distinto, cada creación ha sido distinta. Siempre es bueno darle cosas diferentes al público. No se trata de fotocopiar un personaje y cambiarle el nombre. El público merece cosas nuevas y nosotros, como actores, poder crear. Tengo años trabajando en esto. Es mi vida. Es algo que disfruto. Me siento orgullosa de cada trabajo, de cada proyecto, del avance que poco a poco se ha ido teniendo y de los personajes fuertes y complejos que ahora me ofrecen.


Más noticias de hoy