×

Fernández decretaría nueva prórroga de la cuarentena por el ritmo de contagios

Advirtió que se ve un “relajamiento social” peligroso. Nota que “algo que no está funcionando”. “La gente piensa que esto ya pasó y no pasó nada”. “No es verdad” que si se liberan actividades la economía cae menos.

- 02:51 Política

El presidente Alberto Fernández consideró que la pandemia de coronavirus ‘ha tomado un ritmo de contagios que debe preocuparnos’ en lugares como el AMBA, donde, se ve un ‘relajamiento social’ peligroso.

Consultado sobre si le preocupaba la aceleración de contagios registrado en los últimos días respondió: ‘Sí, mucho’ y contó que así se lo hizo saber el jueves pasado al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el sábado al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, porque nota que ‘algo que no está funcionando’.

‘Esta presión que hay sobre liberar, liberar, liberar. Yo lo entiendo, pero se traduce inexorablemente en contagios y muertes’, afirmó Fernández.

‘Además ha tomado un ritmo de contagios que debe preocuparnos’, juzgó y adelantó que hablará con ambos, ‘para ver cómo seguimos’, porque el tema es ‘para que le prestemos atención muy seriamente’ ya que ‘es obvio que los casos están creciendo’.

Entre las razones del aumento de casos, señaló dos fenómenos: ‘La detección rastreo y aislamiento’ que ‘explica el aumento de casos, porque se están descubriendo asintomáticos’, por un lado, y, por el otro, el ‘relajamiento social, porque la gente piensa que esto ya pasó y no pasó nada’.

‘En la Ciudad piensan que en un problema de los barrios de emergencia y no es verdad, está distribuido en todos los barrios’, sostuvo el Presidente, que repitió que ‘la única solución que la medicina conoce es la cuarentena’.

‘Me da la sensación que se confiaron’, dijo en el mismo sentido el mandatario y contó que el primer día en que los porteños salieron a correr por los parques le expresó a Rodríguez Larreta su preocupación por lo que veía.

‘Hay que tomar medidas ya, hay que revisar algunas medidas, yo sería partidario de restringir más el transporte público, y esas salidas recreativas a correr y poner más controles que me parece que no los hay suficientes’, indicó Fernández.

‘Hay que ser cuidadosos, vamos a seguir trabajando juntos, el problema no es de Horacio, ni de Axel, es nuestro’, dijo el Presidente, que añadió que ‘si hay algo que corregir tenemos que analizarlo juntos’ puesto que el AMBA ‘no son dos ciudades, sino un espacio único’.

También consideró que ‘el problema no está tanto en la apertura de un negocio o de otro, sino en la salida generalizada de gente y eso es lo que hay que tratar de ver cómo se contiene’.

Dijo además que entendía al jefe de Gobierno de la Ciudad, porque ‘hay una demanda en la ciudad que debería ser revisada por los que somos porteños, para que todo se libere, y no nos está ayudando’, sentenció.

Para Fernández ‘no es verdad’ que si se liberan actividades la economía cae menos, por que el problema no es la cuarentena, es la pandemia.

En diálogo con Radio 10 y Radio Rivadavia, el mandatario además recalcó que tiene ‘mucho cuidado’ y toma las precauciones necesarias para evitar contagiarse el virus, pero lamentó que haya ‘una campaña que lo que busca es hacerle sentir a los argentinos que el Presidente no respeta lo que le pide a la gente que respete’.

En ese sentido, dijo que ‘circulan infinidad de fotos que no son del momento en que dicen que son’, en las que se pretende mostrar a Presidente sin guardar distancia social en sus recorridas, pero recalcó que ‘no es así’.

‘Por supuesto que me estoy cuidando, pasa que la gente está desatenta a muchas cosas que no se ven’, dijo Fernández, que aseguró que tiene siempre a su lado alguien que le ‘rocía alcohol’ en cada salida.

“La oferta se acerca un poco más a lo que piden acreedores”

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que ‘todos’ quieren ‘evitar el default’ y que ‘la Argentina está haciendo un enorme esfuerzo tratando de hacer una oferta que atienda también el reclamo de los acreedores’.

Fernández dijo que quiere ‘ser optimista’ y que el objetivo es alcanzar un acuerdo es que ‘no condicione a la Argentina’ de cara al futuro. ‘Yo quiero ser optimista. Todos queremos evitar el default. La Argentina está haciendo un esfuerzo enorme tratando de hacer una oferta que también atienda el reclamo de los acreedores’, señaló el Presidente.

Señaló que ‘el problema central que tenemos es que es una deuda que se tomó muy rápidamente y que se tiene que pagar en muy corto plazo’, en referencia al exponencial crecimiento registrado entre 2016 y 2019. ‘La reestructuración de esta deuda es complejísima’, agregó.

Tras recordar que las conversaciones comenzaron hace dos meses, Fernández dijo que ‘ahora estamos tratando de hacer una nueva oferta, demostrando nuestra buena fe de acordar, con una oferta que se acerque un poco más a lo que piden los acreedores’.

Calificó de “método perverso” el espionaje ilegal realizado durante la gestión de Macri

El presidente Alberto Fernández dijo no entender la ‘docilidad de cierta justicia’ que acepta presiones, ratificó que desde el inicio de su gestión ‘los jueces saben perfectamente bien que no hay emisarios’ en sus despachos del Poder Ejecutivo, y calificó de ‘métodos perversos’ al presunto espionaje ilegal realizado durante la gestión de Mauricio Macri.

‘No entiendo la docilidad de cierta justicia. Son demasiados los casos que se están viendo y son preocupantes’, sostuvo y aseguró que los magistrados saben ‘perfectamente’ que en su Gobierno ‘no van a recibir emisarios del Presidente ni de los ministros’.

El Presidente explicó que los jueces, por su profesión, pueden sentirse presionados porque deben decidir sobre ‘partes en pugna’, pero advirtió que el problema se da cuando los magistrados ‘terminan convirtiendo esa presión en un acto efectivo que los vuelve dóciles’.

Argentina ‘está en mejores términos de calidad institucional’ ahora, que cuando gobernó el país Cambiemos, respondió el Presidente, consultado por los dichos de de Mauricio Macri y de Elisa Carrió, quienes, en medio del escándalo por el presunto espionaje ilegal, advirtieron sobre los supuestos “atropellos institucionales” del actual gobierno nacional.

 

“Me preocupa que una empresa importante termine en manos de capitales extranjeros”

Fernández defendió la decisión de intervenir para expropiar Vicentin.

“La verdad es que me preocupó mucho que la empresa termine en manos de capitales extranjeros. En la Argentina hay siete cerealeras y cuatro de ellas son de capitales extranjeros. Para nosotros, ese mercado es muy importante porque gran parte de las exportaciones vienen por ese mercado”, señaló.

“¿Qué hicimos nosotros? Rescatarla de lo que es un camino seguro al precipicio, que termina con la quiebra o con el paso a manos privadas y capitales extranjeros”.

“Los productores agrícolas son rehenes de las cerealeras porque ellos son los que fijan los precios. El problema es que haya mayor concentración del mercado, que ya está concentrado. No queremos la extranjerización de la empresa. Nuestra mayor fortaleza es la producción y exportación de cereales”, profundizó.

“Quiero ser franco, no me gusta mentir, ni macanear a la gente, ni tergiversar las cosas. Cuando yo llegué al Gobierno, ya me venían hablando todos los dirigentes de Santa Fe, empezando por el gobernador, del tema de Vicentín”, señaló.l

 


Más noticias de hoy