×

Llegó la hora del inventario: 6 consejos para capitalizar lo que te enseñó el home office

Cómo será volver a la ocina después de la cuarentena y cómo capitalizar la experiencia del home oce por coronavirus. Reinventarse, clave para reinsertarse en el nuevo mundo laboral.

- 12:28 El Cronista

Después del coronavirus, ya nada será igual. Ni siquiera vos. Puede ser atemorizante o excitante. Lo cierto es que esta pandemia te regala la oportunidad de reinventarte. Significa hacer un nuevo inventario de habilidades y capacidades para un mundo no sólo desconocido sino que se transforma permanentemente.

A las personas con mentalidad fija les resulta complejo visualizarse en nuevos escenarios, con dinámicas de trabajo y cotidianas completamente diferentes a las que conocieron. Todos tenemos, por naturaleza, capacidad adaptativa. Pero algunos se empeñan en permanecer en los viejos paradigmas y creencias aunque ya no les funcionen.

De hecho, uno de los coeficientes más buscados dentro de los nuevos perfiles es el de adaptabilidad, la flexibilidad y la capacidad de moldear respuestas eficientes y creativas para problemas nuevos. Para que un equipo sea exitoso es necesario contar con líderes e integranes que tengan mentalidad de crecimiento, que es generativa.


Para formatear el nuevo yo y las formas de accionar frente al presente, es necesario atravesar tres etapas de diagnóstico:

1.- Etapa de duda o negación

En esta fase, la persona siente dudas sobre su propio potencial. De hecho la mayoría de las personas se restringe respecto a su enorme capacidad adaptativa. Tanto duda que quizás niegue toda posibilidad de cambio o de transformación, que son dos cosas distintas. Una cosa es alterar el orden de algunos factores y producir un cambio que impactará en lo que hacemos; mientras que la transformación es profunda y va de raíz. Aquí yace el espíritu de la reinvención.

Durante este período se suele entrar en la parálisis por análisis: quedarse estancado pensando y dándole vueltas en la mente a los asuntos. ¿Cómo resolverlo? Hacer un registro formal de todos los talentos y habilidades con que se cuenta: hacer el inventario de capacidades para despertar el espíritu de motivación interno.

2.- Etapa de evaluación y consideración

Es cuando la persona asume que necesita hacer ajustes en las dinámicas que mantenía y empieza a evaluar alternativas. El juicio y las interpretaciones suele estar presentes, mucho más que el hecho puro en sí (sin esos aditamentos de consideraciones y valoraciones, por ejemplo, “esto está bien”, “esto no es para mi”, que limitarían una vez más su potencial). Como herramienta, es importante reconocer los pensamientos limitantes y los paradigmas que no funcionan en el tiempo actual, y descubrir cómo reemplazarlos por otros de signo opuesto para avanzar.

3.- Etapa de movimiento y acción

Se trata de tomar impulso y diseñar un plan estratégico que conducirá al nuevo ser en el plano personal y profesional, para sumir roles distintos y superadores. Para acompañar este proceso, es válido incorporar otras competencias mediante la formación, el networking, el coaching profesional y el mentoreo.

Cómo reinventarse en 6 pasos

Hacé un FODA, esa sencilla y esclarecedora matriz, dibujando una cruz en una hoja, donde colocarás en cada cuadrante tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Te permite tener un diagnóstico de dónde estás y del panorama disponible, para definir tus acciones y ajustes.

Buscá una red de apoyo porque la reinvención implicará transformaciones, tanto en lo personal como profesional. Y el entorno influye en tus decisiones. Es importante que te rodees de personas que te estimulen y apoyen.

Pensá en tus infinitas posibilidades especialmente en momentos de incertidumbre. Cuando nada es seguro, todo es posible.Parece un contrasentido, aunque así es: la falta de consistencia y volatilidad hace que todo pueda ocurrir, por lo que hay mayor permeabilidad para innovaciones y enfoques diferentes en todas las actividades.

Actuá y medí los resultados: tan importante como reinventarse es enfocarse en el actuar, llevar a la práctica mediante una estrategia y plan de acción, e ir midiendo el resultado concreto. En tiempos cambiantes los resultados pueden verse en plazos variables, lo cual es ventajoso porque te permite ajustar el rumbo.

Creá tu marca personal, ya que permitirá distinguirte entre otros que están reinventándose. Ese 'sello' es resultado de la puesta en valor de tus capacidades combinadas con tu estilo de ser. Usá las redes sociales, el networking, la generación de valor en tus propuestas de productos y servicios y las alianzas: la marca personal significa que el producto sos vos.

Equilibrá tus emociones, trabajando en tu autoconocimiento para detectar los comportamientos que atenten contra tu proyecto de reinvención.

Más noticias de hoy