×

Hallan en la calle con frío y llorando a un chico que fue echado de su casa

El adolescente fue atacado a trompadas por su padrastro. El padre biológico denunció en la Seccional Nº 37 de Árraga.

- 23:59 Policiales

Llorando y “tiritando”, un adolescente fue encontrado ayer a la madrugada por la policía en la calle, horas después de ser agredido y expulsado de la casa por su padrastro.

Según la investigación que impulsa la fiscal Judith Díaz, el chico tiene 14 años y habría sido golpeado por la pareja de su madre, con quien reside hace casi una década en El Simbol, departamento Silípica.

Todo comenzó antenoche. El individuo le habría requerido que le alcanzase elementos para reparar una bicicleta, pero el joven habría demorado.

Ofuscado, el hombre lo habría golpeado a trompadas y expulsado de la vivienda.

La familia

En la casa quedaron la madre del joven y una menor de 8 años, hermana del jovencito.

El adolescente informó lo sucedido a su padre y éste hizo lo propio con el abogado, Luis Barraza.

El letrado denunció el suceso y activó la intervención de los efectivos de la Seccional Nº 37 de Árraga.

El padre del joven dejó en claro que lo único que deseaba esa madrugada era que la policía lo buscase, ya que hacía mucho frío.

Así, los efectivos salieron a las calles y habrían descubierto al adolescente deambulando.

Alcances del proceso

Desde la víspera, el joven quedó en casa del padre biológico, pero ahora comienza una exhaustiva investigación que involucraría también a un Juzgado de Familia.

Prima facie, el puntapié inicial se daría en órbitas de la fiscal, Judith Díaz, quien investiga los delitos de “lesiones y amenazas”.

En el extenso escrito, Barraza habría subrayado que el padrastro golpeó al adolescente y lo conminó a no regresar, bajo pena de pasarla peor.

Desde esa presentación, el abogado habría instado a la fiscal a investigar en profundidad, resaltó.

“No es la primera vez que el joven es atacado. Ocurrió lo mismo en marzo pasado y también fue echado de la vivienda”, precisó Barraza a EL LIBERAL.

Urgente, Díaz tomaría testimoniales a los adultos y hasta ordenaría un riguroso socio ambiental.

Más allá del imprevisible desenlace, Díaz precisa establecer cómo era la vida del menor con la madre y el padrastro, para obrar en consecuencia.

La patria potestad, ahora con signos de interrogación

La Fiscalía no abarcaría la investigación en su totalidad. Existe la posibilidad que habilite la participación de la Subnaf, o bien de un juzgado de Familia para evaluar lo concerniente a la ‘patria potestad’, es decir al poder o autoridad que los padres disputarían sobre el adolescente, quien aún no está obviamente emancipado.

Esa última instancia implicaría la última estación de una investigación, en cuyos capítulos prevé entrevistas psicológicas al menor de edad, a su madre, al propio padrastro. Mientras, éste se encontraría en un “trance” judicial, dado a la denuncia por supuestas “lesiones” y “amenazas” al hijastro.l


Más noticias de hoy