×

Mucho antes de 1912 el pueblo ya estaba constituido

Añatuya es genuinamente un pueblo originario, una confluencia de cientos de ramificaciones de la raza arahuaco en su milenario recorrido por la región Chaco Gualamba.

- 21:31 Interior

Añatuya celebra sus 108 años de declaración como ciudad. Sin embargo, su origen se remonta mucho más atrás, hacia el tiempo de las colonias españolas.

Para muchos, la fecha de cumpleaños es motivo de confusión, ya que el 5 de julio se conmemora la declaración como ciudad. Mucho antes de 1912 el pueblo ya estaba constituido. Incluso en 1902 se hizo el primer trazado urbano, por lo que la ciudad tiene más años que los que marca su fecha de fundación.

Añatuya es genuinamente un pueblo originario, una confluencia de cientos de ramificaciones de la raza arahuaco en su milenario recorrido por la región Chaco Gualamba. De acuerdo con los datos de la cerámica, simbólica y conclusiones en carbono 14 de cerámica extraída en la zona, Añatuya atravesó las tres interfaces culturales: Mercedes, Sunchituyoj y Averías (500 a.C - 1400 d.C.).

“La actual Añatuya era un bosque impenetrable conocido con el nombre de Simbol Bajo, pues la antigua Añatuya estaba cerca de la estación Melero”.

“Su nombre figura en el itinerario de la expedición que Gerónimo Castellanos, Diego Bravo de Rueda y Fernando Rojas realizaron en 1803, por orden del rey de España en busca del ‘Mesón de fierro’ que es como se llama actualmente al meteorito del Chaco. Dicha expedición emprendió su primera jornada desde Añatuya a Paso Grande (Pozo Cavado)”, dice en su libro “Añatuya”, Orestes Di Lullo.

Hasta que el 5 de julio de 1912, durante el gobierno provincial del Dr. Manuel Argañaraz recién es declarada ciudad y capital del departamento 28 de Marzo, hoy Antonino Taboada. Añatuya era un ejemplo de pueblo nuevo, de gente aspirante, era la natural ciudad del Chaco donde se radicaban muchos hombres que habían triunfado, luchando contra las asperezas de un mundo inclemente en cuyo seno introdujeron a fuerza de hacha, la civilización.

Hoy en día Añatuya, al ser la ciudad cabecera del sur provincial, nuclea importantes instituciones financieras, hospitales y centros de salud, tribunales y gran cantidad de centros educativos. Las principales arterias de la ciudad delimitan los barrios más populosos y céntricos, de los cuales algunos de ellos son: Centro, Rosso, Rivadavia, Manzione, San Cayetano, Belgrano, Platense Oeste, La Merced, Obrero, Colonia Osvaldo, Juan XIII, Villa Abregú, Villa Fernández, Santa Rafaela, San Jorge, Sportivo, Las Malvinas, Polo Norte, Santa Rita, Villa Nilda, Villa María, Tiro Federal, El Triángulo, El Bajo, Homero Manzi, Campo Rosso, La Leñera, 120 Viviendas, y los más recientes Néstor Kirchner, Tradición y Ramón Carrillo.

 

Obispado y obispos

La ciudad de Añatuya también es sede del Obispado de la diócesis homónima. La diócesis de Añatuya fue creada el 10 de abril de 1961 por el papa Juan XXIII. Fue reconocida como tal por el Gobierno nacional el 18 de septiembre de 1961, mediante el Decreto-ley N° 8328. El primer obispo de la diócesis fue Jorge Gottau (CSsR), sacerdote redentorista que tomó posesión el 1 de octubre de ese mismo año y estuvo al frente de la diócesis hasta el 19 de diciembre de 1992. El segundo obispo fue Antonio Baseotto (CSsR), también redentorista, quien asumió el 20 de diciembre de 1992 y rigió pastoralmente la diócesis hasta el 19 de diciembre de 2002. El papa Juan Pablo II nombró el 4 de marzo de 2004 al tercer obispo de la diócesis Adolfo Armando Uriona (FDP), sacerdote de la Obra Don Orione, quien tomó posesión el 29 de mayo del mismo año. Más tarde, el papa Francisco nombró obispo a monseñor José Melitón Chávez, sacerdote del clero de la Arquidiócesis de Tucumán.

Actualmente, se encuentra al frente del Obispado monseñor José Luis Corral, desde el 19 de julio de 2019.

 

Una radiografía de 1912

Para el año 1912 Añatuya dejaba de ser pueblo y pasaba a ser ciudad. Por aquellos años había 60 negocios, dos hoteles, una sucursal del Banco Nación, tres aserraderos, una jefatura política, dos imprentas de diarios, dos escuelas, una nacional y otra provincial, tres salas de primeros auxilios, una parroquia, un centro de lectura, un club y un proyecto de pasarela junto al ramal que se hacía cada vez más importante con 18 vías auxiliares y la Estación de Trenes de tinte inglés. Así se conformaba la nueva ciudad de Añatuya, el 5 de julio de 1912. No tenemos un padre fundador, Añatuya se hizo por el trabajo y el sacrificio de miles de criollos e inmigrantes que soñaron con una hermosa ciudad llena de trabajo y pujanza.

 

 


TAGS

Más noticias de hoy