×

Un joven de 17 años con daño en la médula y dos adolescentes heridos tras una feroz balacera

Los agresores eran cuatro hombres, de los cuales tres fueron identificados por los damnificados.

- 00:11 Policiales

Dos adolescentes con heridas de bala superficiales y un joven con daño en la médula espinal fueron las víctimas de un tiroteo que se registró en la noche del sábado en Las Termas de Río Hondo y por el que la Policía y la Justicia trabajan para dar con el paradero de cuatro hombres que habrían abierto fuego contra una familia.

De acuerdo con lo manifestado por las fuentes, un domicilio del barrio El Progreso de la ciudad termal fue el escenario de la balacera, que de milagro no terminó en una tragedia aún mayor.

Los informes policiales señalan que Simón Ubaldo Leguizamón, de 38 años y dueño de la vivienda, se encontraba con su familia en el patio, bajo un frondoso árbol, alrededor de una fogata.

Alrededor de las 23 todo transcurría normalmente. De repente, a través del alambrado perimetral advirtieron que asomaban las figuras de cuatro hombres que, sin mediar palabras y desde una zona con poca luz, comenzaron a efectuar disparos contra todos los que estaban reunidos.

Los integrantes de la familia comenzaron a correr buscando resguardarse. La mayoría logró ubicarse detrás de una camioneta, a la que utilizaron casi como un escudo.

En ese momento observaron que una menor de 15 años, identificada como Malena, tenía una herida a la altura de la cadera, mientras que Juan (16), sangraba en su dedo pulgar.

Por otra parte Víctor Páez, (17), fue gravemente herido. Cayó y tuvieron que auxiliarlo porque había quedado a merced de los atacantes. Más tarde se comprobaría que un proyectil había impactado en su espalda y le habría provocado daños en su médula espinal, por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Regional.

Uno de los que estaba reunido con los Leguizamón ingresó a la vivienda y salió con una carabina, con la que respondió el ataque.

En ese momento llegó la Policía, ya que vecinos y los propios damnificados habían llamado pidiendo ayuda.

La llegada de los efectivos fue oportuna y los agresores se dieron a la fuga hacia una zona montuosa.

La gravedad de la situación obligó a que el fiscal de turno, Dr. Ignacio Guzmán, coordinador de la Unidad Fiscal de Las Termas, se hiciera presente en el lugar de los hechos y dirigiera las actuaciones.

Efectivos de la División Criminalística realizaron las pericias. Constataron los impactos de bala en las paredes de la casa y en la camioneta con la que se cubrieron. Hallaron vainas servidas en el lugar de donde se efectuaron los disparos y se obtuvo la identidad de tres de los cuatro acusados. Serían miembros de una familia Lazarte, con los que los Leguizamón mantienen una disputa de vieja data.

El fiscal Guzmán también ordenó que se le practicara la prueba de rodizonato a Simón Ubaldo Leguizamón y a un joven de apellido Ojeda, quienes habrían sido los que contestaron los disparos.

Al mismo tiempo, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó al juez de Control y Garantías una orden de allanamiento y detención en contra de los tres atacantes identificados, medida a la que el magistrado hizo lugar y ayer la Policía buscaba intensamente a tres miembros de la familia Lazarte.


Más noticias de hoy