×

Marcos Villalba será indagado mañana y podrá contar su verdad o mantener su silencio

El último detenido conocerá los cargos y las pruebas con las que cuenta la Fiscalía en su contra y luego podrá responder o no las preguntas que le hagan.

- 00:32 Policiales

Marcos Villalba, el ex policía acusado de ser uno de los cabecillas de la banda que asaltó a dos empleados de Servisur y se alzaron con casi 2 millones y medio de pesos, será indagado mañana por la fiscal que investiga el caso y allí podría dar su versión de los hechos.

El viernes por la noche, efectivos del área de Investigaciones de la Policía de la Provincia, le dieron la voz de alto a su ex colega, pero éste habría respondido con disparos y se produjo un tiroteo en la zona sur de la ciudad, hasta que el joven fue reducido en el barrio Siglo XIX.

Villalba era buscado desde noviembre del 2019, sospechado de ser parte de la banda que ejecutó el asalto el 12 de ese mes.

La Justicia había librado una orden de captura nacional e internacional. Su defensa, representada por el Dr. César Barrojo, siempre cuestionó dicha situación, atento a que él había presentado una eximición de prisión que le fue denegada, luego apelada, y no se volvió a tratar.

Lo cierto es que la Policía lo buscaba y estuvo tras sus pasos estos 8 meses. Marcos sabía que lo buscaban y se mantuvo oculto.

Al momento de su detención le secuestraron dos pistolas y una tercera que se le habría caído al joven que lo acompañaba -de apellido Gómez- que huyó de la escena, pero fue apresado horas más tarde.

Mañana, cuando se cumpla una semana del procedimiento, el ex policía de investigaciones, escuchará de la voz de la fiscal los cargos en su contra. Se presume que le endilgarán “robo calificado por uso de arma de fuego en poblado y en banda” y por su “condición de autor, en concurso real de delito”.

Una vez que tanto Marcos Villalba y su abogado -Dr. Barrojo- puedan conocer las pruebas en su contra, el acusado tendrá la posibilidad de brindar su versión de los hechos, o bien, optar por el silencio.

Maximiliano Villalba, el hermano de Marcos, continuaba hasta anoche prófugo y la Policía trabajaba para dar con él, el único miembro de la supuesta banda que restaría capturar.

Esperan informes por las motos y el auto secuestrados

Después de la detención de Marcos Villalba, el pasado viernes, la Policía logró ubicar dos motocicletas el domingo en un desagüe o represa detrás del barrio Autonomía, las cuales habrían sido empleadas para huir de la escena del asalto.

El lunes, se habría concretado el secuestro de un automóvil Fiat Palio, que también habría sido utilizado por la supuesta banda. Lo ubicaron en un desarmadero, pero en perfecto estado.

Las dos motos y el automóvil habrían tenido pedido de captura. Todos ellos habrían sido robados, según adelantaron las fuentes, pero la Fiscalía aguarda los informes requeridos a la Policía.

El 12 de noviembre del 2019, una camioneta Ford Ecosport bordó le cerró el paso a un radiotaxi en el que viajaban dos tesoreros de Servisur con $2.413.080 que iban a depositar en diferentes bancos.

Dos motos tipo enduro se ubicaron de cada lateral del auto. Apuntaron con las armas a los tesoreros y se llevaron los bolsos con dinero.

Algunas cámaras de seguridad captaron fragmentos de la huida, pero no lo suficiente. Por hecho fueron detenidos rápidamente otros sospechosos, de los cuales quedaron con prisión preventiva cuatro de ellos: Marcelo Campos y Luis Serrano, ambos funcionarios policiales en actividad; Bruno Rubín, policía exonerado, e Iván Díaz Páez, técnico en celulares.


Más noticias de hoy