×

Por el uso descontrolado de las pantallas, aumentaron los casos de astigmatismo

La exposición a celulares y computadoras generó grandes problemas en la salud ocular de la población, que debe recurrir a la consulta médica por las molestias y falta de visión.

- 22:24 Santiago

Las actividades escolares, el trabajo desde la casa y las horas de ocio que llevan a navegar en las redes sociales por mucho tiempo han generado un gran incremento de consultas por molestias oculares, debido a la exposición a las pantallas, casi descontrolada en medio de la cuarentena.

El astigmatismo es uno de los problemas que más llevó a la consulta médica en los últimos meses. Se trata de una patología que en este tiempo no distingue edades.

La cuarentena hace que todos los formatos de computadoras de la casa sean el eje de la mayoría de las actividades de la familia en tiempos de pandemia.

Es muy fácil que perdamos el control del tiempo frente a una pantalla que nos entretiene y nos ayuda a sobrellevar el aburrimiento, pero ¿cómo puede afectar esta sobreexposición a nuestros ojos?

“Es un problema de niños y grandes, aunque en los niños está ayudando a detectar problemas visuales a tiempo, para pueden ser corregidos. Todo tiene que ver con la fijación de la mirada, la mala luz y con la cantidad de horas a la exposición a una visión forzada. Todo ello provoca el cansancio propio del esfuerzo de la fijación, y por otro lado, cuando tenemos muchas letras en una pantalla, aparece el trastorno de los astigmatismo, que provocan mucho dolor de cabeza”, explicó la Dra. María Luisa Montoto de Rogel, médica oftalmóloga.

En este contexto contó que “hemos visto muchos casos. Tenemos consultas, a pesar de que este tiempo estuvo disminuida la atención en consultorio”.

Sobre los primeros síntomas, explicó que se advierten “enrojecimiento, escozor o picazón de los ojos y cefaleas, y sobre todo ganas de cerrar los ojos porque hay cansancio”.

“En el caso del astigmatismo, siempre se necesita de un anteojo para corregirlo. Por ello, en el caso de los niños, es un tiempo bueno para tratarlo. Es importante la consulta a tiempo, porque se está usando una visión diferente de la normal, con una luz mala, una acomodación forzada y una visión que muchas veces tiene que ver con la lectura y esto obliga a esforzar la vista, lo cual alimenta la aparición de los síntomas”, detalló la oftalmóloga.

Es muy frecuente la sequedad de los ojos

Uno de los problemas más frecuentes es además la sequedad de los ojos, que en muchas ocasiones se debe a la falta de parpadeos.

“El hecho de la gran exposición de los ojos, con una fijación durante muchas horas, también lleva a una falta de lubricación. Hay que recordar que la lubricación de los ojos se da por el parpadeo, que hace que trabaje la glándula lagrimal, llevando una lágrima denominada ‘film’, la cual humecta toda la córnea. Entonces, cuando uno está muchas horas expuesto a la computadora se deja de parpadear y por ende el ojo no se lubrica. Es bueno también aconsejar lágrimas artificiales que no tengan corticoides ni antibióticos, que produzca la sensación de confort que da el parpadeo al humectar la córnea”, explicó la Dra. Montoto de Rogel.

Hay que regular el uso de las computadoras y descansar la vista

Es un tema de debate el tiempo de exposición a las pantallas, porque los niños deben estar frente a una de ellas hasta que terminen sus obligaciones. Lo mismo sucede con quienes realizan trabajos desde sus hogares.

“Lo importante es que se cumplan con las obligaciones y que después de eso no se siga con la exposición innecesaria. Hay que dejar descansar la vista. Y hay que recordar la importancia de la humectación de los ojos, así como el uso de lentes que definan las imágenes, lo cual mejora el cansancio visual”, sostuvo la profesional.

¿Cuánto tiempo se debería pasar, como máximo, delante de estos artefactos para no sufrir ningún daño?

Para los expertos, no existe un tiempo máximo por encima del cual se pueda afirmar que va a haber un daño visual o una fatiga visual significativa y sintomática.

Todo dependerá de cada caso, de las exigencias y necesidades visuales de cada persona, de su edad y de sus características oculares, estructurales y funcionales. Por ello, el consejo es aprender a reconocer los síntomas del síndrome visual informático, que, a grandes rasgos, se caracteriza por sequedad ocular (aspereza o sensación de arenilla), enrojecimiento, picor, escozor, ardor y en ocasiones visión borrosa transitoria y cefalea asociada al esfuerzo visual.

Así, ante cualquiera de estos síntomas su recomendación es evitar las situaciones que lo provocan y, en caso de duda, consultar con un profesional cualificado como el óptico-optometrista, que le aconsejará qué medidas adoptar.

Otro consejo sería el uso de filtros antirreflejantes en las gafas, por ejemplo, que es muy útil para obtener una imagen más nítida, al eliminar los reflejos y brillos de las pantallas de los dispositivos electrónicos.


Más noticias de hoy