×

Sin reformas estructurales, la recuperación post covid se hará cuesta arriba

Por Facundo Pérez Carletti. Concejal capitalino de Juntos por el Cambio.

- 20:49 Opinión

Si hay alguien que tiene información sobre el rumbo del Gobierno Nacional, es el periodista más cercano al kirchnerismo: Roberto Navarro. Hace días, adelantó en su sitio web el plan para el segundo semestre: blanqueo de capitales, ahora 18, ley de movilidad Jubilatoria y desde el plano Institucional, retomar la idea de la reforma judicial con un objetivo claro, ampliar los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Este era el plan A que tuvo el gobierno cuando el Covid-19 era algo inexistente: acuerdo con los bonistas, promover el consumo elevando el gasto público, blanqueo de capitales para aumentar reservas, y por supuesto el plan de reformas judiciales ideado en el Instituto Patria de CFK. ¿Con estas medidas, atacamos el problema del desempleo que será el principal mal que nos dejará la cuarentena?

Hay algo en lo que, independientemente del lugar de la grieta en que te pares, vas a coincidir conmigo: no hay otra manera de salir de la pobreza que con la creación de empleo genuino. Y me pregunto: ¿Por qué cada vez nos cuesta más crear empleo en Argentina? ¿Por qué cada año que pasa crece el trabajo en negro o informal? ¿Es culpa del empleador que intenta ganar más a costa del trabajador o es que realmente con estas reglas del juego se hace imposible cumplir con todas las obligaciones que exige el Estado (que a su vez el mismo incumple)?

La realidad y la calle me enseñan que sin reformas laborales e impositivas acorde al nuevo mundo que vivimos, es imposible generar trabajo genuino; tenemos que dejar de mentirnos de una vez por todas, pues haciendo más de lo mismo no vamos a obtener otros resultados. Estos tiempos y más aún la post pandemia, exigen dejar los dogmas de lado y abrazar el pragmatismo. Hace 40 años atrás teníamos 8% de pobres y 3% de desocupación, y el estado gastaba tres veces menos que en la actualidad. ¿Algo estamos haciendo mal no?

Esta coyuntura (pandemia), nos trae mucho dolor, pero también nos acerca una oportunidad: la de hacer las reformas que son necesarias para que los propios argentinos decidan invertir en su país: hay más dinero en cajas de seguridad y en los “colchones”, que reservas en el Banco Central. Más que soñar con inversiones extranjeras hay que poner el foco en convencer a los propios que prefieren tener estancado su dinero, que invertirlo en Argentina. Y es lógico que quien tiene ahorros, decida no arriesgarse a perderlos porque conoce más que nadie la ausencia de reglas claras que hace décadas es una característica en nuestro país.

No tengo dudas que Alberto Fernández, a diferencia de Mauricio Macri, cuenta con una oposición que lo va a acompañar en el Congreso si se decide avanzar con un plan de reformas, que la anterior gestión no pudo concretar y quedaron en un borrador. Parecería ser que el remedio elegido para afrontar las consecuencias económicas y sociales de la cuarentena y el Covid-19 será la aplicación del “más de lo mismo”. Pero el Presidente tiene en sus manos la posibilidad de dar un golpe de timón, caso contrario la realidad nos dará, otra vez, una cachetada con más pobreza, más inflación y más desempleo, pero por sobre todo un camino cuesta arriba de cara a la recuperación.


Más noticias de hoy