×

Un argentino y una peruana la rompen en Netflix con el filme “Sí, mi amor”

Julián Zucchi y Yidda Eslava son artífices del mayor éxito de la cinematografía peruana. ¿Quiénes son? ¿Cómo lograron posicionarse? ¿Cómo consiguieron a Moria Casán para que protagonice el gran éxito? Tienen más de dos millones de seguidores en redes sociales.

- 20:46 Pura Vida

La actriz peruana Yidda Eslava, y el actor argentino, Julián Zucchi, protagonizan “Sí, mi amor”, la película que dirigen y estelarizan, y que además de escalar en la taquilla de los cines peruanos, ya es una de las preferidas de los usuarios de Netflix. La película ingresó al top 10 de la Argentina, Bolivia, Costa Rica y Ecuador, mientras en USA y España es tendencia en búsquedas.

Se conocieron hace siete años en el reality Combate Perú y se muestran felices con Tomás, el primogénito, y con bebito que viene en camino. Afianzados como pareja, con una hermosa familia, los jóvenes se divierten en Tik Tok, y hacen divertidos vivos en Facebook e Instagram. En una entrevista, vía Zoom, con EL LIBERAL, hablaron del fenómeno que generó su primera película juntos.

¿Cómo viven este presente artístico con el buen camino que transita “Sí, mi amor”?

JULIÁN. Yo soy argentino. Hace nueve años que estoy viviendo en Perú. Siempre el sueño era poder hacer proyectos que puedan tener de los dos países. “Sí, mi amor” es el resumen de muchos años de esfuerzo. No solamente somos los protagonistas sino también los productores y los guionistas. La idea viene de un show que hicimos hace más de dos años. Cuando a ese sueño lo empezamos a plasmar en un guión convocamos a artistas peruanos de primer nivel. En la Argentina hicimos varias escenas y convocamos a Moria Casán, quien aceptó. La verdad, estamos viviendo con mucha alegría el éxito de la película. En Perú nos fue muy bien, fue una película taquillera. Y cuando pasó a Netflix, en donde la película puede ser vista en todo el mundo, fue el cierre de ese sueño.

YIDDA. Julián ha resumido de una manera perfecta lo que hemos vivido. Más allá de ser socios somos pareja. Hemos vivido ese crecimiento tanto por el lado laboral como por el sentimental. Es importantísimo tener al lado una persona que te apoye y te empuje. En este caso, empujamos para el mismo lado, ir detrás de un mismo objetivo.

¿Cómo fue el proceso creativo de llevar al cine ese stand up comedy que hacían en teatros peruanos?

JULIÁN. Fue un proceso largo. El director de la película, nuestro socio, es mejicano y vive hace quince años en la Argentina. Viajó a Perú varias veces para ver el show. Estuvimos más de un año para ver cómo adaptar ese show. En realidad, lo que hicimos fue adaptar una partecita del mismo. El show habla de las parejas desde que se conocen hasta que ya tienen años y de cómo uno va cambiando. Quizás textos que en el show los decía yo, en la película lo dicen otros personajes. Fue un proceso hermoso y muy enriquecedor para todos.

YIDDA. En el stand up comedy iba todo mucho más condensado y todo tenía que estar muy arriba siempre para que el público no caiga. En cambio, en el cine te permite desarrollar de forma orgánica cada situación. Si hacíamos todo el show en la película duraba como dieciséis horas. Fuimos puliendo detalles hasta encontrar el punto justo.

En esta historia de amor y desamor  que plantean los personajes de Bea y Guillermo, flota esta pregunta: ¿Qué tanto puedes huir de tus verdaderos sentimientos?

YIDDA. Creo que es un común denominador de mucha gente. Por eso creo que, al final, muchas personas quedan solas. A veces, lo más difícil que le pasa al ser humano es asumir y enfrentar esta situación como el amor, que es algo impredecible. El amor es, para mí, uno de los sentimientos más lindos, pero a la vez, a cada ser humano, en general, en algún momento de la vida le ha causado un dolor profundo.

JULIÁN. La película, además, habla de la falta de comunicación, cómo por no hablar, por no animarse a decir las cosas una pareja se puede terminar. Después, el orgullo. Se ve que Bea lee una conversación personal de su pareja. Entonces se enoja, pero no se anima a decir que vio su celular. Uno tiene que animarse a hablar, a decir las cosas.

La historia se complementa con la música pertinente y muy significativa de la región. ¿Cómo resolvieron la presencia del los músicos peruanos del Dúo Idéntico?

JULIÁN. Se han sumado grupos musicales muy conocidos de Perú, como el Dúo Idéntico, que lanzó un tema nuevo y es muy exitoso. Estamos muy agradecidos por su participación y también de otras bandas. La música es un elemento muy importante. Nos preguntábamos si cómo se verá, con los ojos de una persona que no conocen quiénes son.

Que gran acierto tener en la película a la cantante peruana “Tigresa del Oriente” y a la actriz argentina Moria Casán.

YIDDA. Cuando a Judith (Juana Judith Bustos Ahuite, nombre real de la también compositora, maquilladora, peluquera y modelo oriunda de Constancia, Maynas, Perú) le propusimos el personaje estaba emocionada, pero también temerosa. Cuando pensamos en la jefa (papel que hace “Tigresa de Oriente”) de Beatriz (rol a cargo de Yidda) necesitábamos que fuera alguien mediático y respetar su trayectoria.

JULIÁN. En cuanto a Moria, la contactamos a través de su mánager y aceptó. Así es como compuso a Ma-lena, la tía de Guillermo, el papel que yo interpreto. Quería que en la película hubiese elementos distintivos tanto en la artístico como en otros aspectos, inclusive la forma de hablar. El personaje del portero lo refleja.

¿Qué los motiva a hacer, ahora, tras el éxito alcanzado por “Sí, mi amor” en el cine y en Netflix?

JULIÁN. Nos motiva a concretar muchos proyectos. Netflix nos abrió la mente y una puerta increíble. Pasaron cosas muy locas con Net-flix: nos incluyó en su Newsletters. A ese boletín informativo lo distribuyen por el mundo. Por primera vez, una película peruana era incluida en el catálogo de Netflix. La película está subtitulada en varios idiomas y tuvo un estreno a nivel global. La película puede ser disfrutada en todo el mundo, pero en Perú cobra otra vida porque todos los artistas que trabajan son muy famosos en este país. A los guiones que ya estamos trabajando lo estamos escribiendo con esa visión.

¿Qué rescatan del camino recorrido desde “Combate Perú” hasta “Si, mi amor”?

YIDDA. Tenemos una característica en común que es que somos perseverantes.  Las veces que yo me he sentido agotada, él (por Julián) me ha motivado para seguir adelante. La misma actitud tengo yo con él. Además de “Combate” hemos sido conductores radiales, hemos hecho miniseries, unitarios de terror, series web. Cada una de las experiencias nos da una enseñanza valiosísima que fue vital para llegar a donde estamos en este momento.

JULIÁN. Pese a las adversidades que hemos atravesado, nuestros sueños siempre estaban intactos. Hacer la película era uno de ellos.


Más noticias de hoy