×

“Musha” Carabajal teje un puente cultural

A través de la red social conecta a colegas artistas con el público de distintas partes del mundo.

- 21:27 Pura Vida

El coronavirus lo dejó a Mario “Musha” Carabajal, como a todos los músicos no solo del folclore sino de los distintos géneros, sin la posibilidad de conectar con el público a través del escenario. Sin embargo, motivado por su círculo íntimo, este integrante de “Los Carabajal” se transformó en un comunicador del folclore a través de su cuenta de Instagram, donde de martes a domingo, a las 19, comparte una suerte de conversatorios con distintas figuras de la música, para hablar del arte que los une, y de la vida.

Este fin de semana llegará a los 60 encuentros. Debutó con un mano a mano con Néstor Garnica, y siguió con decenas de artistas, incluso con extranjeros, como la ucraniana Irina Korsak, que sorprendió contando y cantando en español, en quichua y en su idioma original temas del cancionero popular de Santiago del Estero, Anastassia Starossetseva (Rusia), Jorge Castel (La Paz -Bolivia), Eva Schilder (Austria) y Cecilia Maurich ( Barcelona).

“Es una hora de alivio al espíritu, al alma y transporta a cada uno a su lugar de origen. Así, con Néstor Garnica recorrimos, hablando, las calles de La Banda, su familia, y nos dimos cuenta que el músico se va nutriendo de todo eso para desarrollar su actividad artística. Siempre están presentes el paisaje, su gente, su familia”, contó “Musha”, quien en Instagram figura como Musha_Carabajal.

A los referentes de la Argentina, como Peteco Carabajal, Alito Toledo, de Los Manseros, Santiagueños, Bruno Arias, y tantos otros con los que conversó Mario hasta ahora, se le sumaron en el transcurso de las semanas amantes del folclore de todas partes del mundo. El público tampoco tiene fronteras. Entre los seguidores hay gente de España, Francia e Italia.

“Mi intención no es la de compartir un show, sino más bien aprovechar para que la gente conozca al artista, eso lo que motiva a componer, a cantar. Por supuesto que siempre hay espacio para que hagan escuchar algo, a veces relacionado con lo que estamos hablando”, contó Musha.

Estos encuentros se iban a dar solo los miércoles, sin embargo la demanda del público lo obliga a continuar, porque para muchos ya se ha convertido en un ritual. l


Más noticias de hoy