×

Cuidemos nuestras manos

Por Dras. Aldana Scaglione y Soledad Camusso. Dermatólogas.

- 20:58 Opinión

Una de las recomendaciones principales que brinda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio de coronavirus (Covid-19) es el lavado de manos con jabón y la utilización de esterilizantes, como el alcohol. Sin embargo, un efecto no deseado de este hábito clave son los problemas en la piel. Esto ha determinado el aumento de las consultas por dermatitis por contacto debido al excesivo aseo.

Lavarse las manos es, sin lugar a dudas, la herramienta fundamental para combatir las enfermedades infecciosas. En tiempos de coronavirus, adquiere una importancia vital, siendo que constituye la medida imprescindible para evitar la diseminación del virus . Así también para mantener las manos desinfectadas, muchos suman la opción del alcohol en gel, que es de utilidad especialmente cuando uno se encuentra en situaciones o lugares en los que no puede lavarse las manos.

Lavarse las manos, en sí mismo, tiene el efecto secundario de lavar también los aceites naturales que hidratan la piel, por lo que realizar la acción en forma repetida, no solo seca la piel, sino que la deja sin la protección de esa capa natural que tarda en restablecerse y que, si el lavado es demasiado frecuente, éste no permitirá que ocurra.

Es por ello que la recomendación es acompañar el lavado de mano y el uso de sanitizantes con productos para hidratar la piel, que deben ser utilizados en forma frecuente.

Dermatitis de las manos

La dermatitis por contacto es una inflamación o irritación en la piel que se produce por efectos de alguna substancia o producto. Se suelen identificar en dos tipos: la irritativa, que es la más frecuente, y la alérgica.

Tipo irritativa: El lavado de manos constante daña las capas de la piel y elimina el manto graso que protege la barrera natural de la piel.

Tipo alérgica: Reacción de la piel frente a la exposición a ciertos componentes incluidos en la composición de algunos jabones.

¿Cuál es la causa?

Los irritantes más comunes de la piel de las manos son el agua, los jabones y desinfectantes y, también, los guantes de latex (que también están siendo usados con mayor frecuencia por estos).

¿Cómo sé si la tengo?

Independientemente de la causa que la provoque, los síntomas generales de esta afección son: enrojecimiento; picor; hinchazón; supuración; formación de costras; descamación; ampollas (esto no sucede siempre); engrosamiento de la piel (o dermatitis crónica).

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico es clínico, por eso se debe consultar al dermatólogo para descartar otras patologías similares.

Entonces, si se observa que el lavado continuo ha terminado por alterar la protección de la piel, se deben seguir estos sencillos consejos:

En cuanto a la limpieza, hacerlo con agua tibia o fría (no muy caliente) y lo mejor es usar los famosos jabones syndet (sin detergentes) ya que poseen tensioactivos que alteran la envoltura del Covid-19, pero mantienen indemne la barrera lipídica protectora y tienen el mismo pH que la piel. Si no están a nuestro alcance, los jabones cremosos comunes con algún componente extra como aloe vera o crema humectante son la opción más segura y eficiente.

Evitar los jabones antibacteriales. Las esponjas o cepillos. Cuanto mayor es la fricción o intensidad del lavado mayor es la dermatitis .

Después de cada lavado, es importante secarlas con una toalla bien seca y limpia y aplicar una crema hidratante con grasas esenciales, rica en lípidos, preferiblemente sin perfumes, y no olvidarse de hacerlo también antes de acostarse.

En caso de usar guantes que sean de nitrilo o vinilo. O utilizar doble guante. Primero de algodón y por arriba el de material sintético.

En caso de síntomas persistentes, consultar con el dermatólogo para indicar tratamientos específicos de acuerdo a la gravedad de la afección.


Más noticias de hoy