×

“Hay muchos niños con malos hábitos alimentarios”

La médica clínica y especialista en nutrición y obesidad, Mónica Roldán Suárez, ofreció datos importantes que tienen que ver con los efectos negativos en la salud de los más pequeños.

- 00:15 Deportivo

La falta de actividad física en los chicos podría traer algunas consecuencias que atentarían incluso contra su propia salud. El sedentarismo y los riesgos de sufrir la enfermedad de la obesidad son algunos de los factores que podrían incidir en este sentido. Es por eso que lo recomendable es tratar de realizar una actividad que les permita evitar en lo posible estos problemas.

EL LIBERAL habló con la médica clínica Mónica Roldán Suárez, especialista en nutrición, obesidad y diabetes, que ante la situación de pandemia de coronavuris que obligó a muchos chicos a aislarse y dejar de lado la actividad física y deportiva, aconsejó mantener el ejercicio que brinda el deporte para cuidar la salud.

“Para los niños y adolescentes la actividad física que se aconseja consiste en juegos, deportes, paseos en bicicleta, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados”, destacó la profesional de nuestro medio.

Otro dato importante que mencionó la doctora fueron las estadísticas que dio a conocer la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las ventajas de realizar actividades físicas para mejorar el organismo.

“Según la Organización Mundial de la Salud, y con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (como obesidad, diabetes o hipertensión arterial), se recomienda que los niños y jóvenes de 5 a 17 años realicen como mínimo 60 minutos diarios de actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

La actividad física por un tiempo superior a los 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud”, explicó.

Considerando que el aspecto aeróbico es fundamental para tratar de mantener el cuerpo con las mejores defensas, la doctora Mónica Roldán Suárez hizo hincapié en la necesidad de desarrollar actividades que vayan en benficio de los músculos y de los huesos.

“La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos. Todo esto acompañado de un plan alimentario adecuado a la edad y gasto calórico. Además, se insiste en que los niños incorporen al menos cinco frutas y verduras por día, para alcanzar los requerimientos diarios de nutrientes saludables”, acotó.

El alto nivel de sedentarismo permite que los chicos que no realizan ninguna actividad física diaria o permanente, se expongan a situaciones casi extremas en su salud y una de ellas podría ser el riesgo de caer en la obesidad.

“Es conveniente que ante la detección de algún niño o adolescente con sobrepeso, se realice la derivación al profesional médico o nutricionista, para la valoración y tratamiento en este sentido”.

Luego tiró un dato bastante significativo en este sentido. “En la Argentina, el 60% de la población tiene algún grado de sobrepeso, y los niños no están exentos. Se observan muchos niños con malos hábitos alimentarios y sedentarismo”.


Más noticias de hoy