×

Implicancias de la reaciones chino-argentinas: beneficios y costos eventuales

- 07:44 Opinión

Por Julio Picabea. Máster en Políticas Públicas y maestrando en RR.II de la Univ. Austral.

No es una novedad que La República Popular China ha desplazado a EE.UU. como la primer economía del mundo, y tampoco podríamos tildar de novedoso el estrechamiento de vínculos entre la República Argentina y el gigante asiático. Lo qué si debe destacarse, es el hecho de que China ha desplazado a Brasil como nuestro principal socio comercial. Esto a ocurrido debido a la caída de las exportaciones industriales de nuestro país a Brasil por el avance del coronavirus,cosa que no aconteció con el envío de agroalimentosal país asiático. El acercamiento cada vez mayor de nuestro país con China, enmarcado en una tensa disputa por el liderazgo tecno-comercial entre este país y los EE.UU., debería hacernos pensar acerca de sus posibles implicancias.

Si tuviesemos que realizar un análisis de beneficios y costos de la relación sino-argentina, algunas conclusiones podrían ser las siguientes: en materia de beneficios (materiales y actuales) la posibilidad de colocar producción local en el mercado chino, fundamentalmente agroalimentos; y por otra parte, el hecho de poder recibir financiamiento para industria, servicios e infraestructura. Para ser más gráfico en relación a este último punto, en materia de industriase está discutiendo actualmente la posibilidad de recibir un financiamiento importante para la producción porcina.

Si hablamos de costos (eventuales) podríamos mencionar tres. En primer lugar, un posible entorpecimiento de nuestras relaciones con EE.UU., ya que el acercamiento de Argentina a China se dá en un contexto de creciente tensión entre el país norteamericano y el asiático. En ese sentido, una complicación de nuestra relación con EE.UU no sería algo menor, dado que, si hablamos de inversión extranjera directa, es el país que más invierte en Argentina. Otro costo eventual sería el inicio de una relación conflictiva con Brasil, quién a diferencia de nuestro país, ha estado históricamente alineado a EE.UU. Esta potencial conflicto, de por cierto, ya ha sido mencionado en un informe del ejército brasileño, donde se ha manifestado preocupación por el acercamiento de Argentina a China y también por la presencia de la base aeroespacial en la Patagonia. Y por último, lo que deberíamos preguntarnos además, es sí ante la hipótesis de un conflicto bélico entre EE.UU. y China, no podría correr riesgo nuestra seguridad nacional.

El internacionalista Carlos Escudé, al explicar su teoría del “realismo periférico”, expresa que el principio fundamental de dicha teoríaes la no confrontación de un país períferico (por ej. Argentina) con las potencias hegemónicas. A diferencia del “neorrealismo”, que postula que los Estados buscan el poder, Escudé plantea que los estados periféricos deben buscar maximizar las posibilidades de desarrollo, y esto implica cooperar con las potencias hegemónicas. La utilidad de esta teoría se pensó en el marco de un mundo “unipolar”, que tenía a Estados Unidos como la única potencia dominante. En un mundo como el actual, de creciente “bipolaridad”, la teoría pierde vigencia, ya que la cooperación estrecha con una de las dos potencias dominantes, puede generar tensiones con la otra.

Un posible camino para mitigar las amenazas o costos eventuales de la relación sino-argentina, es la promoción de un “multilateralismo periférico”. Esto implicaría buscar un camino que permita a nuestro país cuidar las relaciones con China y EE.UU., sin caer en un alineamiento exclusivo con alguno de los dos. Es una tarea que demandará de habilidad diplomática y que deberá estar orientada estrategicamente a explotar ambos vínculos para hacer crecer la economía argentina. Además, como punto importante,fortalecer la región, esencialmente nuestra relación con Brasil; y pensar además, un posible camino de cooperación estrecha con Chile dado su salida directa al mercado del Asia-Pacífico.


Más noticias de hoy