×

Conjuntivitis: cuidado de los ojos en época de vientos y tierra

Por el Dr. Ricardo Passone. Soc. Oftalmológica de Santiago del Estero.

- 20:59 Opinión

En esta época del año que se caracteriza por el ambiente seco, ventoso, polvoriento y a veces con existencia de humo en el aire, los ojos reaccionan principalmente al daño que produce justamente ese viento cargado de un sinfín de partículas y objetos dañinos a la salud ocular.

Muchas partículas llegan a los ojos y provocan alergias, además de la inflamación que se conoce como conjuntivitis y se vuelve en una infección por el medio ambiente.

Desde la Sociedad de Oftalmología de Santiago del Estero decimos que los síntomas son la irritación (ojo rojo), sensación de resequedad, escozor, lagrimeo y otros. Cuando se trata de una infección, que puede ser contagiosa, presenta también secreción, lagañas y molestia al momento de entrar en contacto con la luz.

Otra de las causas de esta enfermedad está relacionada por ejemplo con el incremento de obras o construcciones que se observan en la vida diaria y que generan el vuelo en el ambiente de polvo del cemento, de ladrillos e incluso de partículas del asfalto.

Es necesario evitar acercarse a estos lugares, hay algunas infecciones que deben ser tratadas oportunamente y para esto se debe recurrir a un oftalmólogo que además de indicar la medicación y el tratamiento a seguir ayudará con información para defenderse del medio ambiente, muchas veces agresivo.

La conjuntivitis es común

La conjuntivitis es una de las afecciones del ojo más frecuentes y tratables en el mundo. Puede afectar tanto a niños como adultos. Es una inflamación de la conjuntiva, la membrana fina y transparente que recubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que le da al ojo un color rosado o rojizo.

Síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas pueden variar, pero generalmente incluyen lo siguiente:

o Enrojecimiento o inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del párpado.

+ Aumento en la cantidad de lágrimas.

+ Secreción ocular que puede ser transparente, amarilla, blanca o verde.

+ Picazón, irritación o ardor en los ojos.

+ Sensación de tener arena en los ojos.

+ Legañas en los párpados o las pestañas.

+ Los lentes de contacto no quedan cómodos o se desplazan cuando los tiene puestos.

Hay cuatro causas principales de la conjuntivitis:

+ Virus

+ Bacterias

+ Alérgenos (como la caspa de las mascotas o los ácaros del polvo)

+ Sustancias irritantes (como el esmog o el cloro de la piscina) que infectan o irritan el ojo y el revestimiento de la parte interior del párpado.

Puede ser difícil establecer la causa exacta de la conjuntivitis porque algunos signos y síntomas quizás sean iguales, independientemente de la causa.

Lávese las manos y ayude a los niños a lavárselas para ayudar a evitar la propagación de la conjuntivitis.

Cuando la conjuntivitis es causada por virus o bacterias es muy contagiosa. Puede transmitirse fácil y rápidamente de una persona a otra. La conjuntivitis que es causada por alérgenos o sustancias irritantes no es contagiosa. Para reducir el riesgo de contagiarse o propagar la conjuntivitis, practique estas simples medidas de higiene personal:

+ Lávese frecuentemente las manos con agua tibia y jabón por lo menos durante 20 segundos.

+ Evite tocarse o frotarse los ojos.

+ Evite compartir maquillaje, lentes de contacto y sus estuches, y anteojos.

En estas ocasiones es importante consultar a un especialista para que le dé un tratamiento específico o para que haga un seguimiento concreto si tiene conjuntivitis junto con cualquiera de los siguientes síntomas:

+ Dolor en los ojos entre moderado y fuerte.

+ Sensibilidad a la luz o visión borrosa.

+ Enrojecimiento intenso de los ojos.

+ El sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, a causa del VIH o un tratamiento contra el cáncer.

+ Síntomas que empeoren o no mejoren, incluida la conjuntivitis bacteriana que no mejore después de 24 horas de comenzar el tratamiento con antibiótico.

+ Afecciones preexistentes en los ojos que puedan ponerlo en riesgo de presentar complicaciones o una infección grave.

+ Los bebés o recién nacidos que tengan síntomas de conjuntivitis deben ser examinados por un médico oftalmólogo de inmediato.

Cómo curar la conjuntivitis

Esta infección debe ser correctamente detectada y tratada. La conjuntivitis bacteriana es muy contagiosa, pero generalmente se cura entre 7 y 10 días después del comienzo de los síntomas. Presenta secreción abundante y amarillenta de papilas y se trata con higiene ocular y antibióticos.

La intensa humareda producto de los incendios forestales es otra de las causas que incrementa el número de casos de conjuntivitis en esta época del año que se caracteriza por la sequedad del ambiente. Los ojos se tornan irritados a causa del humo.

Muchas veces los niños son los más afectados, el dolor y la picazón en los ojos de los niños provoca que muchos tiendan a frotar la parte que les molesta provocando aún más irritación y el contagio al otro ojo, por esto se debe acudir de inmediato al Oftalmólogo que seguramente recomendará un colirio adecuado o un antibiótico para tratar de la mejor manera estas afecciones y recuperar la salud visual para una mejor calidad de vida.


Más noticias de hoy