×

Rompe el silencio el acusado de causarle pérdida de visión en un ojo a una joven loretana

Walter Alarcón dará su versión hoy en el juicio. Luego, la fiscal pedirá condena (la máxima es 15 años) y la defensa instará al cambio de calificativa: “lesiones graves” en lugar de “homicidio en grado de tentativa”.

- 00:50 Policiales

Con el fantasma de una dura condena sobrevolando el horizonte, Walter Ariel Alarcón intentará convencer hoy al tribunal de que el 26 de septiembre del 2017 no quería asesinar a su ex novia Dayana Ledesma, en Loreto, aún cuando la apuñaló 12 veces y le causó ceguera en un ojo. Según la hipótesis de la fiscal Judith Díaz, a las 2.30 de la madrugada Alarcón atacó a la joven en las escaleras de su departamento, en el Bº Monoblock, en venganza por interrumpir una relación de tres años.

El grave incidente sobrevino una semana después de que Ledesma, de 26 años, lo denunciara ante la policía. La víctima sufrió la pérdida de la visión en un ojo.

“Homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y mediando violencia de género en grado de tentativa”, son las imputaciones que prevén condenas mínimas de 10 y máximas de 15 años, cifras que hoy le quitan el sueño a Alarcón y a su defensor, Diego Díaz.

La audiencia comienza a las 9 de la mañana. Alarcón relataría que fue a la casa de Ledesma a pedirle explicaciones, ya que la habría visto “paseándose en moto con otro chango”.

Así lo consignó Alarcón en la declaración de imputado, tres años atrás. Ahora añadiría que arribó “con un palo a la casa” y que la joven “y otro muchacho estaban sentados en las escaleras”. Al verlo, el acompañante de Ledesma “se escapó corriendo”.

Acto seguido, la joven habría ingresado al departamento y regresó con un cuchillo. Sobrevino una discusión y pelea, en cuyo transcurso (siempre, según Alarcón) el individuo la desarmó y terminó hiriéndola con la misma arma.

Casi tres años después, Alarcón, en esencia, reconocería haberla apuñalado, pero su defensa pondría especial énfasis en las secuelas físicas del ataque.

Donde la Fiscalía contemplaría un “homicidio en grado de tentativa” (incluidos los agravantes), la defensa visualizaría “lesiones graves calificadas”. Esos antagonismos serán definidos en una sentencia, cuya potestad es del tribunal integrado por los vocales, Margarita Piazza de Montoto, María Eugenia Carabajal y Luis Domínguez.l


Más noticias de hoy