×

Gerard Piqué: “Si debe venir sangre nueva, soy el primero en irme”

El defensor catalán dio la cara tras la goleada sufrida ante el Bayern y dijo que Barcelona necesita renovarse.

- 01:17 Deportivo

El defensor histórico de Barcelona Gerard Piqué aseguró ayer que será el ‘primero’ en irse si tiene que llegar ‘sangre nueva’ al equipo, tras la histórica caída 8-2 ante Bayern Münich por los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

“Soy el primero que me ofrezco en irse si tiene que venir sangre nueva. Soy el primero en irme si es necesario porque ahora sí hemos tocado fondo”, se sinceró el futbolista al enfrentar a la prensa, apenas minutos después del partido jugado en Lisboa.

“Llegamos a un punto en el que no estamos en buen camino, con varios años, independientemente de los jugadores y los entrenadores, sin competir en Europa y nos alcanzaba para la Liga pero ahora ni eso”, analizó.

Además, Piqué, uno de los compañeros más queridos por Lionel Messi, apuntó sin mencionar a la dirigencia: “El club necesita cambios. No de entrenador, ni jugadores sino estructuralmente. El club necesita cambios de todo tipo”.

El enfrentamiento de los futbolistas con los directivos lleva, al menos públicamente, tres temporadas y las eliminaciones con Roma (4-0), Liverpool (4-0) y ayer ante Bayern Múnich (8-2) fueron un reflejo del caos institucional y deportivo.

Messi y la temporada

Lionel Messi terminará una temporada sin títulos por segunda vez en su carrera. En esta oportunidad se repite la historia de la 2007/2008, cuando no dio vueltas olímpicas (salió 3º en la Liga, acabó en semis de Copa del Rey y en semis Champions, donde perdió contra el Manchester United, luego campeón), terminó con Rijkaard afuera del banco y la llegada de un tal Guardiola, el hombre que armó la revolución, el mejor equipo de la historia, aunque este Bayern Múnich parece hacerle sombra. Barcelona perdió la Liga post pandemia a manos del Real Madrid y así terminó con una pequeña hegemonía local. También se marchó temprano de la Copa del Rey (cayó en cuartos ante el Athletic de Bilbao) y la bendita Orejona era la última chance. l


Más noticias de hoy