×

La “moratoria ampliada” más el “cepo reforzado” llevaran a buscar refugio en la ilegalidad

Por Luisa Argañaras. Presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas.

- 21:52 Opinión

La reglamentación de la denominada moratoria ampliada (RG 4816 de la Afip) acercó alivio para ciertos sujetos que se encontraban en inspección, discusión administrativa, o con deudas ejecutadas etc. quienes podrán regularizar su situación mediante el acogimiento de sus deudas a esta moratoria.

Es dable recordar que la ley 27562 (moratoria ampliada) es más inclusiva que su antecesora (L. 27541) , ya que permite regularizar deudas no solo a Mipymes y entidades sin fines de lucro, sino también al resto de sujetos que no encuadran en la definiciones anteriores, permitiendo además incluir obligaciones cuyo vencimientos hayan operado hasta julio 2020.

La contracara de estas buenas noticias serian, para los sujetos no Mipymes, las siguientes: la prohibición de distribuir dividendos, las restricciones cambiarias relacionadas con la compra venta de moneda extranjera, la obligación tanto para personas humanas y sucesiones indivisas que posean activos financieros situados en el exterior de repatriarlos al menos el treinta por ciento (30%) del producido de su realización, directa o indirecta. Establece también como condición resolutoria que sea dentro de los sesenta (60) días desde la adhesión al presente régimen.

Para el caso de personas jurídicas, la condición de repatriación será de aplicación para sus socios y accionistas, directos e indirectos, que posean un porcentaje no inferior al treinta por ciento (30%) del capital social de las mismas.

Como la actual moratoria permite tanto la refinanciación de planes vigentes como la reformulación de la moratoria anterior, habrá que ver si al reformular la anterior (L. 27541) obliga a analizar la repatriación de fondos.

Como novedad se incluye una nueva categoría de sujetos, los denominados “Pequeños contribuyentes”, entendiéndose por tales a las personas humanas y sucesiones indivisas que, registrando la inscripción en los impuestos a las ganancias, sobre los bienes personales y/o monotributo al 26/8/2020 y habiendo registrado la condición de activo en alguno de dichos impuestos durante el año 2019, cumplan con la totalidad de las condiciones impuestas.

Será condición excluyente para aquellos contribuyentes que registren inscripción en los impuestos a las ganancias y/o sobre los bienes personales haber presentado la declaración jurada correspondiente al período fiscal 2019 y no tener la Clave Única de Identificación Tributaria (Cuit) inactiva o limitada por inclusión en la base de contribuyentes no confiables.

Los sujetos que cumplan con las condiciones previstas serán caracterizados en el “Sistema Registral” con el código “472 - Pequeños contribuyentes - ley 27562”, por lo que no deberá realizarse ningún trámite en particular, excepto aquellos que no resulten caracterizados como “pequeños contribuyentes” y consideren que cumplen los requisitos previstos al efecto, que podrán acreditar la condición mediante el servicio “Presentaciones digitales”, seleccionando el trámite “Pequeños contribuyentes - Caracterización ley 27562”.

Recordemos que la categoría de “pequeño contribuyente” la introdujo la ley 27562, como una forma de permitir la adhesión de aquellos contribuyentes que no sean pequeñas y medianas empresas, pero con las mismas condiciones y beneficios.

Estos sujetos en el caso de poseer activos en el exterior no están obligados a repatriar, pero tampoco podrán realizar transferencias al exterior o compras en el exterior de activos financieros durante 24 meses. De lo contrario caducara el plan, idéntico tratamiento para Mipymes como las entidades exentas.

Como se habrá observado las bondades de la “moratoria ampliada o universal” no son tantas si se tienen en cuenta las restricciones impuestas para su acogimiento.

Por otra parte si se observa las últimas medidas tomadas por el Estado en materia cambiaria, estamos en condiciones de afirmar que habrá una sobre carga tributaria a soportar por el adquirente de moneda extranjera, ya que se dispuso una percepción del 35% sobre la compra de la misma la que se aplicara sobre iguales operaciones a la que esta sujetas el impuesto país (30%). el dólar tarjeta tendrá un 65% de componente impositivo, entre el Impuesto País y una nueva percepción de Ganancias.

La nueva percepción de Ganancias (reglamentada por RG 4815) será costo para el monotributista y para los que no son contribuyentes de Ganancias ni de Bienes Personales, porque para estos últimos será considerado pago a cuenta.

A manera de conclusión podemos afirmar que las restricciones impuestas a los sujetos que quieran regularizar mediante “la moratoria ampliada” más el denominado “cepo reforzado” llevaran a estos sujetos a buscar refugio en la ilegalidad económica e impositiva.


Más noticias de hoy