×

Desarticulan fiestas clandestinas, riñas de gallos y tabeadas en toda la provincia

Un fin de semana con descontroles sociales tuvo a maltraer a la policía en distintos puntos de la provincia. Múltiples reuniones sociales con alcohol, música a full, tabeadas y una balacera contra un patrullero en Los Morales.

- 01:53 Policiales

Más de cien personas cayeron aprehendidas en la semana, imputadas de vulnerar las normas legales en tiempos de pandemia y en el “finde” el descontrol se agudizó (con 40 presos) y cuyos epicentros fueron los barrios 750 Viviendas, Villa del Carmen, Sarmiento, El Zanjón; ciudad de Quimilí (Moreno); Villa Atamisqui y ayer a la madrugada, en Los Morales.

Según los investigadores, en Los Morales la policía trabajó en dos turnos. El primero sobrevino a las 19 del sábado. Un llamado telefónico alertó al personal de la Comisaría 49 que en una vivienda de Los Morales, como únicos datos, se desarrollaba una reunión no autorizada de la que participaban más de 20 personas con “timba”, riñas de gallos y tabeadas.

De inmediato partió un patrullero con el propósito de hacer cesar la falta, tal cual lo estipulan los protocolos sanitarios.

Empero, como la dirección no era exacta, los policías realizaron recorridos por la zona y no pudieron dar con el “blanco”. Consultados, los vecinos prefirieron el silencio, a tener que delatar a los “amantes” de los gallos.

Sin resultados, los policías regresaron a la comisaría a baja velocidad por ruta 211 y observaron a la orilla de la cinta asfáltica a seis hombres. Al contemplar al patrullero, dos se dieron a la fuga en una motocicleta hacia el río Dulce y al ingresar por un camino sin salida, a unos 100 metros del asfalto, el acompañante se precipitó a tierra y fue reducido.

Según lo informado, el conductor abandonó a su amigo, quien perdió el equilibrio condicionado por un cajón repleto de cervezas, la más aceleración del vehículo.

El aprehendido fue identificado y se trataría de un albañil de 32 años. La novedad más saliente ocurrió poco después. Mientras el sujeto era trasladado en el móvil, cinco personas aparecieron de la nada y una realizó disparos que impactaron en la carrocería del patrullero.

Lejos de detenerse, los policías apuraron la marcha, convencidos de que se trataba de una “lluvia” de piedras, pero al arribar a destino descubrieron agujeros en el patrullero.

En la base, los efectivos confirmaron que la puerta delantera izquierda, del lado del conductor, tenía los efectos del ataque, aparentemente una producida por el uso de un arma de fuego, compatible con una escopeta o un arma de fabricación casera.

Así, tomó la Justicia intervención y ordenó las pericias de rigor y que se inicie una investigación.

Por eso, ayer a la madrugada se realizó un allanamiento relacionado a la infracción al artículo 205 en perjuicio de la Salud Pública, causa a la que se sumó, abuso de arma sin debida autorización y daño agravado.

Desalojaron un encuentro no autorizado con más de una treintena de jóvenes

En el marco de las acciones de prevención realizadas durante el fin de semana, la Dirección de Calidad de Vida desalojó un encuentro no autorizado en el barrio Santa Lucía, en el cual participaban más de 30 jóvenes, y en donde había consumo de bebidas alcohólicas.

El procedimiento se realizó de manera conjunta con personal de la Seccional 45 de El Vinalar, en el marco del trabajo articulado con la Jefatura de Policía de la Provincia, para controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias en la cuarentena por la pandemia del Covid-19 y que, entre otras, prohíben las reuniones sociales. El desalojo se produjo en las primeras horas de la noche del domingo y se suman a otras actuaciones similares en varios barrios.

Cabe recordar que a los propietarios de los domicilios donde se detectan reuniones ilegales se les confecciona un acta de infracción y son citados por el Tribunal de Faltas.

Apresan a cinco jóvenes que bebían juntos en la madrugada

Al menos cinco personas fueron apresadas tras haber sido sorprendidas participando de una reunión social “clandestina”, en la que escuchaban música en alto volumen y consumían bebidas alcohólicas.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, ayer pasadas la 1 de la madrugada, efectivos policiales de la Seccional 50 realizaban recorridos preventivos, cuando circulaban por calle Sarmiento del barrio Agua Santa de Las Termas de Río Hondo, fueron alertados por vecinos de la zona, que en una vivienda había varias personas reunidas.

Los uniformados se dirigieron de inmediato a la dirección señalada y al llamar a la puerta, fueron atendidos por el propietario de 70 años, al cual los efectivos le explicaron los motivos de su presencia y éste les permitió el ingreso.

En la parte trasera de la propiedad, los funcionarios policiales hallaron a cinco personas, tres hombres y dos mujeres, los cuales estaban reunidos consumiendo bebidas alcohólicas, sin respetar el distanciamiento social ni las medidas de prevención, escuchando música en alto volumen.

Los policías identificaron a los presentes como de apellido Jiménez de 38 años, Palavecino, Valor de 33, los cuales estaban en compañía de Carabajal y Jiménez de 28 y 27 años respectivamente.

Por disposición del fiscal de turno, Dr. Ignacio Guzmán, los cinco fueron trasladados a la Seccional 50 en calidad de aprehendidos, por violar el artículo 205 del Código Penal.

Además, el fiscal dispuso el secuestro de las bebidas alcohólicas, parlantes de música y una motocicleta que estaba estacionada en el interior de la vivienda, pero no le pertenecía a los propietarios del inmueble.

Redada, en domicilio y secuestro de armas

El allanamiento fue dispuesto por la jueza de Control y Garantías de la Circunscripción Judicial Capital, Dra. Sara María Harón, en un inmueble de Los Morales dónde se detuvo a Nolberto Guzmán, de 64 años.

En el inmueble se realizó también una minuciosa inspección y se secuestró una escopeta Brenta calibre 16 rebatible con culata de madera; un cartucho calibre 16 y un revólver MVR calibre 32 corto negro; dos machetes y una motocicleta Honda Wave de 110 cc, gris.

Por su parte, la fiscal María Alejandra Holgado ordenó que Guzmán quedase aprehendido y se profundicen la investigación en torno a la balacera.

Excesos para todos los gustos, con apresados y “reticentes”

VIERNES A LA NOCHE: Más de 20 personas participaban de una fiesta prohibida en el Bº 750 Viviendas Siglo XXI. La mayoría huyó por los techos, pero al menos tres abandonaron sus autos que terminaron secuestrados y depositados en la Seccional 51.

QUIMILÍ: el viernes fue secuestrada droga a dos individuos, sorprendidos fuera del horario permitido, de noche, en el Bº Sor Ángela.

El sábado, siete sujetos participaban de una riña de gallos en Weisburd. Al irrumpir la policía, seis escaparon con sus gallos “bajo el brazo”, en una animada riña, abundante en dinero de apuestas y alcohol.

Después, cayeron presos tres y el resto de los “galleros” era citado, a sabiendas de sus identidades y de haber formado parte de la reunión prohibida.

Bº SARMIENTO: Entre la siesta y la noche del sábado varios jóvenes animaron reuniones prohibidas en calle San Luis al 1300. No faltaron las cervezas y la música a elevado volumen.

Bº SIGLO XXI: También el sábado y el domingo numerosos jóvenes violaron las patrullas policiales preventivas, al jugar a la pelota en la calle y beber alcohol en las esquinas.

Bº LA CATÓLICA: Seis sujetos fueron apresados en la víspera, también acusados de entegarse al alcohol y a la música. Pese a la resistencia, todos fueron a parar a la comisaría.

Del alcohol y música en Loreto, a la Seccional 27

Efectivos de la Seccional 27, de Loreto, también efectuaron un procedimiento por música y alcohol. El mismo se cumplió ayer a la 1.30 de la madrugada en una vivienda de calle Presidente Alfonsín y Juan Domingo Perón, Bº Monoblock.

Al llegar los policías, determinaron que en una casa se encontraban bebiendo a destajo, una mujer de 34 años, propietaria del inmueble, a quien acompañaban, una empleada de comercio, de 35 del Bº Oeste; un ama de casa (38) del Bº Polígono; un hombre (28) del Bº Sportivo; otro de 42, también del Bº Sportivo; un adolescente del mismo sector y otro joven de 22 años del Bº Remanso. Abundaban las cervezas de distintas marcas. Todos fueron alojados en la comisaría y el menor, puesto bajo responsabilidad de sus padres.

Fiesta privada en El Zanjón

En una finca de El Zanjón también se habría realizado una fiesta prohibida el sábado. Alrededor de las 20.30 arribó la policía.

Según los vecinos, muchas personas celebraban un cumpleaños con música a alto volumen. Al arribar los efectivos se escuchaba la música y gritos de hombres y mujeres.

En vano los policías golpearon las manos 20 minutos porque nadie los atendió. Arribó una camioneta con dos hombres y ninguno llevaba colocado un barbijo. El conductor se encontraba autorizado a circular de lunes a domingo, de 0 a 23.59. Pese a las medidas, nadie se retiró de la finca, tampoco atendió a la policía. Los dos amigos fueron alojados en el Liceo Policial Coronel Juan Francisco Borges y el vehículo, depositado en la Subcomisaría de El Zanjón.

En Villa Atamisqui, huidizos corrieron hacia el monte

En Villa Atamisqui, la policía irrumpió en una casa mientras en plena “jarana etílica”, persiguió y redujo a cuatro hombres que intentaron internarse en el monte.

El procedimiento se hizo a las 22.30 del sábado. Los protagonistas resultaron, el anfitrión, de 30 años; un adolescente, de 19; otro hombre de 44 y un menor de 15 años. Todos procedían de Los Toloza, departamento Atamisqui. En el lugar fueron secuestradas 6 cajas y una damajuana con vino.


Más noticias de hoy