×

Indican que por el alza de costos, el precio de la garrafa debería subir a más de $400

El precio autorizado por el Gobierno es de $185 la de 10 kg. Pero las empresas dicen que solo fraccionar les cuesta $400.

- 23:49 Economía

La Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (Cegla) sostuvo que el precio de las garrafas de 10 kilogramos que se venden en Santiago del Estero y en todo el norte del país está fijo desde hace un año en $185 mientras que el costo de fraccionar el gas es de $400, con lo cual señalaron que ‘debería subir significativamente el precio para que las envasadoras y distribuidoras de gas no colapsen’.

El presidente de Cegla, Pedro Cascales, explicó en diálogo con EL LIBERAL que ‘el mercado de gas licuado, se divide en dos actores: Los fraccionadores y los distribuidores que son los que toman la garrafa de las plataformas una vez envasada por el fraccionador y la llevan al comercio o consumidor final’.

Agregó Cascales que ‘en el fraccionado tenemos un precio que quedó fijado desde julio del año pasado en $185 y pese a que hay una ley que es la 26.020 que dice que hay que actualizarlo cada 6 meses, el precio lleva más de un año sin actualización’.

Señaló que ‘por esta situación, hoy en el norte argentino, el costo de fraccionado está en el orden de los $400 mientras que el precio que está vigente es de $185. Pero a esos $400 hay que agregarle el costo de la distribución con lo cual es probable que la garrafa debería subir significativamente de precio’.

Los precios actuales no alcanzan siquiera al 50% del valor que se necesita para operar con normalidad.

Consultado respecto de cuál debería ser ese incremento, indicó que ‘deberían subir al menos al doble de los $400 que cuesta fraccionar ese producto en esta región pero que por el congelamiento de precios aún se mantiene en $185’.

Puntualizó que un incremento de estas características, ‘no quiere decir que al sector más bajo de la sociedad lo impacte porque es muy probable que el Gobierno a través del Plan Hogar continúe dando un subsidio mayor para que no tenga ese impacto tan real’.

No obstante, ‘lo concreto hoy es que todas las empresas de fraccionado estamos trabajando a pérdida porque no se puede mantener este nivel de precios por los costos que hemos ido teniendo a lo largo de un año. Si no hay actualización de precios, el fraccionado y la distribución de gas envasado colapsan y todo el NOA es dependiente del gas envasado’, apuntó.

En Santiago, más de 100 mil hogares utilizan el gas envasado en garrafas para cubrir sus necesidades domésticas en el uso de distintos artefactos como cocinas o calefones.


Más noticias de hoy