×

Mons. Corral: “La responsabilidad por el cuidado de cada persona nos exige acompañar y respetar las normativas”

- 22:24 Santiago

AÑATUYA Taboada (C). El obispo añatuyense, monseñor José Luis Corral, se refirió a la disposición del COE, sobre la flexibilización de algunas actividades, entre ellas la reapertura de las actividades religiosas con presencia de fieles, en reducido número.

“Acogemos con gusto este anuncio reciente del gobernador, Gerardo Zamora; realmente lo aguardábamos y era algo muy deseado por todo el Pueblo fiel de Dios. En la actual emergencia sanitaria, la responsabilidad por el cuidado de cada persona, nos exige acompañar y respetar las normativas establecidas de modo excepcional por las autoridades civiles, sabiendo que en nuestra patria contamos con el derecho de la liberta religiosa y de su expresión pública” puntualizó el prelado.

Vital para el creyente

Y añadió: “Señalamos que las actividades religiosas no solo son actividades esenciales sino vitales para la comunidad creyente. Que el ser humano para su salud integral no puede mutilar esta dimensión espiritual trascendental ya que no se reduce a un mero ser biológico que sobrevive cubriendo necesidades materiales”.

Recordó que “todo este tiempo hemos manifestado el anhelo de poder volver a las celebraciones litúrgicas en los templos con los fieles; que estos espacios genuinos donde se nutren y fortalecen la fe, la esperanza y el amor los valoremos siempre como un don capital”.

“Nuestra fe la vivimos, básicamente, en comunidad y allí reconocemos la presencia viva y actuante el Señor Resucitado. Que el volver a sentarnos en torno a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía sea fuente de bendición para nuestro pueblo y nos alcance la salud de alma y cuerpo. Que, de la oración compartida, de los sacramentos y de la comunión fraterna en la caridad, broten gracias para vigorizarnos en nuestro compromiso cristiano”.

Acompaña y sostiene

“Siempre sostuvimos que las expresiones religiosas no pueden analogarse a una mera reunión social como un espectáculo público o a cualquier aglomeración con fines recreativos o comerciales. El culto religioso ayuda a acompañar y a sostener a las personas en sus procesos vitales, y con más razón cuando las circunstancias se le tornan adversas o están signadas por el miedo, la desazón, la soledad o la angustia como pueden ser las actuales” reflexionó

El religioso, titular de la amplia diócesis de Añatuya, abogó para que pase pronto esta pandemia, y resaltó el trabajo de las autoridades para sobrellevar la situación.

“Contener desde la fe, desde una mirada trascendente, trae mucho consuelo y esperanza, se hace acompañamiento cercano y solidario, son aspectos insoslayables para mantenerse de pie y con ánimo para afrontar lo que se presenta con confianza y valor”, dijo.

“Las celebraciones litúrgicas con la asistencia de fieles se deberán realizar ordenadamente y respetando las consignas sanitarias actualmente vigentes; y paulatinamente volver al modo habitual una vez pasado este cuadro extraordinario. Una vez que se tenga el protocolo sanitario podremos entregar algunas disposiciones y recomendaciones diocesanas para retomar esta nueva etapa de práctica religiosa comunitaria.

No subestimamos la peligrosidad del virus y las complicaciones de esta pandemia, seguimos enfocados en lo atento que debemos estar en el cuidado y en el distanciamiento social” concluyó en diálogo con EL LIBERAL.l


Más noticias de hoy