×

Mons. Bokalic: “Hay mucha angustia, vemos mucho dolor; y lo religioso es un canal de contención en donde la gente encuentra la fortaleza”

- 22:28 Santiago

El obispo de la Diócesis de Santiago del Estero, Mons. Vicente Bokalic, celebró el regreso de las eucaristías presenciales y llamó a los fieles a cumplir con todo el protocolo indicado para prevenir contagios, en el marco de la pandemia de coronavirus.

El prelado lamentó el dolor de muchos santiagueños, que sufren en carne propia las consecuencias del virus y los alentó a encontrarse con Dios para calmar la angustia.

“El regreso de las celebraciones presenciales es algo muy sentido, muy necesitado en este momento por toda la gente. Estamos afrontando crisis muy fuertes en el orden emocional y psíquico. Hay mucha angustia, mucha tristeza, vemos mucho dolor en las personas enfermas y en los que han perdido a sus seres queridos a causa de la pandemia. Entonces, lo religioso y lo espiritual se vuelven un momento de contención, de desahogo, de encuentro con el Señor. Mucha gente pasa por las iglesias y se queda un momento a conversar con nosotros, porque necesitan de la Iglesia. Es una dimensión muy grande en todo este proceso que se vive. Entonces, es un poco el clamor de la gente”, reflexionó el obispo.

Bokalic sostuvo que el acercamiento a las iglesias fue algo que “se fue solicitando con mucho respeto, diálogo con las autoridades y haciendo notar que esta dimensión espiritual necesita ser atendida porque es parte de nuestra persona, más aun en zonas tan religiosas como lo es nuestra provincia. Lo religioso es un canal de contención en donde la gente encuentra la fortaleza y la esperanza que tanto se necesitan en este momento”.

“Mucha gente está padeciendo mucho espiritualmente, hay muchas crisis, y lo religioso ayuda a encontrar una expresión de alivio, de consuelo, de fortaleza que tanto se necesita hoy”, indicó.

Específicamente sobre las celebraciones que volverán, el obispo aclaró que no podrán asistir más de 10 personas por misa.

“A partir de ahora comenzarán las celebraciones con poca participación de la gente; solo 10 por misas. Y además quedan habilitados otros sacramentos, como los bautismos por ejemplo. Y habrá momentos para las confesiones. Todo esto, respetando siempre los criterios y disposiciones del Gobierno, que en este caso es el distanciamiento, la higiene, la cantidad de fieles dentro de la iglesia y, fundamental, el uso de tapabocas”, instó el sacerdote.

Bokalic adelantó que “cada uno de los sacerdotes irá informando a su comunidad los días y horarios de las celebraciones. Vale indicar que en Capital y Banda todo debe desarrollarse entre las 8 y las 18, pero en el interior es distinto, porque tienen más amplitud horaria, lo que permitirá tener más tiempo para las misas”. l

 


Más noticias de hoy