×

EL NEGOCIO MULTIMILLONARIO QUE NACIÓ CON UN CLIP DE PELO: COMPRÓ SU CASA GRACIAS AL "TRUEQUE" Y SIN PLATA

CON UN CLIP DEL PELO QUIERE COMPRARSE UNA CASA: EL INCREÍBLE PROYECTO DE UNA EMPRENDEDORA EN TIKTOK

- 14:34 El Cronista

Una emprendedora decidió comenzar un inusual proyecto y documentarlo a través de TikTok en medio de la cuarentena. El proyecto se llama

“Trade Me” o “Intercámbiame”. Su ambicioso objetivo es intercambiar una hebilla por una casa.

Demi Skipper explicó su idea en la plataforma de videos y se volvió viral: atrajo más de 4 millones de seguidores que desean ver hasta dónde llega la

hebilla. Pero el proyecto tiene reglas: no se permite el dinero y todo debe lograrse con pequeñas acciones.

“Elegí el objeto más pequeño de toda mi casa”, confiesa Demi. Partió de una invisible porque era lo más pequeño que encontró.

"No había mucho que hacer. Había muchas malas noticias, así que pensé en hacer algo divertido", remata la emprendedora.

A medida que ganaba seguidores, Demi consiguió su primer “canje”: cambió su clip para el pelo por un par de aros y luego los intercambió por cuatro

vasos de vidrio para tragos. En poco tiempo, tenía una aspiradora.

A medida que creció en TikTok, sus intercambios se volvieron mejores y más grandes. Su más grande intercambio lo realizó esta semana: recibió un

collar de zafiros y diamantes. Hasta el momento hizo más de 15 intercambios. La mayoría los realizó a través de Facebook, eBay y Craiglist.

Recibió una consola de videojuegos Xbox One, zapatillas, una computadora, una televisión Apple 4K, un iPhone 11 Pro Max, un auto y un

monopatín.

Sin embargo, sufrió obstáculos cuando tuvo que intercambiar las zapatillas: “Enviaba mensajes en miles de grupos de Facebook. La gente ya sabía del

proyecto y me decía: “La gente habla y ya escuchamos lo que hacés, especialmente en San Francisco””, contó Demi Skipper. Intercambió Nike Blazers

por Nike Hyperdunks y por último por Air Jordans. Sorprendida, canjeó estas últimas por un iPhone 11 Pro Ma.

Poco después del iPhone, Demi recibió un auto Dodge Caravan 2008 el que intercambió por un monopatín eléctrico –que funcionaba mejor y no tenía

tantos problemas, según la emprendedora.

Demi Skipper vive en San Francisco, Estados Unidos y trabaja en el sector IT para una startup de reservas en línea llamada Open Table. Hace unos

años emprendió un negocio de pins para la ropa y vendió más de 100 mil pins.

Luego de su boda, emprendió un negocio de renta de vestidos de novia. Por la pandemia, comenzó a trabajar desde casa y las ventas en su

emprendimiento de vestidos se frenaron por la cancelación de fiestas. Se aburría y pensó en un proyecto disruptivo para entretenerse.

 

Demi no tiene ninguna duda que alcanzará su objetivo. “Realmente no me importa cuándo llegue. Se trata del viaje y de llegar”, divulgó. Su idea se

convirtió en un proyecto mundial: emprendedores lanzaron su propia versión del proyecto en Berlin, Bélgica e India.


Más noticias de hoy