×

Un hombre irrumpió en la casa de su ex y la asesinó a cuchilladas delante de sus dos hijos

La víctima murió en el CIS Banda. El acusado fue apresado en una zona rural, bajo un árbol. Los menores, testigos clave.

- 00:27 Policiales

Claudia Giménez había decidido un cambio para su vida. Hace cinco meses se había separado de quien fue su concubino por años y con el que tuvo 7 hijos. Aparentemente cansada de los hechos de violencia, había dejado el domicilio en el que residía en el Tramo 16, departamento Banda, para trasladarse con ellos a una casa en el barrio Gorrini de La Banda. Ese lugar se convirtió ayer en el escenario del trágico final de la mujer, ya que recibió varias cuchilladas que acabaron con su vida, producidas por Marcelo De Pablo, su ex, delante de dos de los hijos de ambos.

Faltaban unos minutos para las 9.30 cuando De Pablo, de 47 años, estacionó su camioneta Ford Ranger doble cabina de color rojo frente a la casa donde vivía Giménez con sus hijos. Dejó encendido el motor del vehículo e ingresó. Hacía varios meses que la mujer no tenía contacto con él por una medida de prohibición de acercamiento librada por la Fiscalía, debido a una denuncia por amenazas a mitad de año.

Todo sucedió muy rápido. Se inició una discusión. No está claro el detonante, sólo la víctima, el acusado, y los dos hijos que estaban presentes -una adolescente de 16 años y un niño de 4- lo saben.

Lo cierto es que De Pablo habría tomado un cuchillo tipo carnicero, y antes de que pudiera reaccionar Claudia, le asestó al menos tres cuchilladas en el torso.

La adolescente, en medio de gritos para que su papá soltara a su madre, tomó entre sus manos un cuchillo tipo sierrita y lo habría herido en la espalda.

Quizás creyéndola muerta en ese instante, el hombre abandonó la casa, subió a su camioneta y se dio a la fuga.

Giménez fue trasladada al Centro Integral de Salud Banda. Los médicos intentaron estabilizarla, pero había perdido abundante sangre y en minutos se produjo su muerte.

El dolor invadió a los vecinos del barrio Gorrini que no salían de su asombro por lo ocurrido al ver cómo una familia había quedado destruida en segundos.

A partir de ese momento, la investigación quedó en manos de la Justicia. La fiscal de turno, Dra. Ximena Jerez, que se hizo presente en la escena, solicitó la orden detención contra De Pablo, medida que fue librada por el juez de Control y Garantías de La Banda.

El acusado sería encontrado horas más tarde en estado shock en una zona rural. Ahora enfrentará gravísimos cargos y su destino parece indefectiblemente la prisión perpetua.

Cámara Gesell a la menor que será una pieza clave en el caso

La investigación del caso es encabezada por la Dra. Ximena Jerez, fiscal de la Unidad de Violencia de Género de la Fiscalía de La Banda. La funcionaria se hizo presente en la escena para dirigir las pericias y ordenar una serie de medidas para tratar de reconstruir cómo sucedieron los hechos.

Con la muerte de Claudia Giménez, el testimonio de la adolescente de 16 años, hija de víctima y victimario, se convierte en una pieza clave en la investigación.

La menor recibía ayer contención psicológica; quedó al cuidado de sus hermanos mayores al igual que el niño de 4 años que también presenció el hecho de sangre. En los próximos días podría prestar testimonio en Cámara Gesell.

La adolescente no sólo fue testigo, sino también habría herido a su padre con un cuchillo. Su palabra será vital.

Claudia tenía otros 5 hijos, todos mayores de edad, los cuales se harían cargo de los menores y procurarán brindarles la contención necesaria para superar la pérdida y el trauma por la trágica pérdida de su madre.

Antecedentes de violencia y medidas que no evitaron el final

La pareja ya habría tenido antecedentes de violencia. Fuentes policiales y judiciales deslizaron que la decisión de la mujer de separarse había sido producto de varios episodios de esa índole.

A mitad de año había denunciado amenazas. En ese entonces se le dictaron medidas de prohibición de acercamiento y de contacto a De Pablo para con Giménez.

Además, la mujer contaba con la aplicación del botón antipánico, pero ésta nunca fue activada, al menos ayer.

Según algunos testimonios, el femicida había “respetado” las medidas. Pero ayer irrumpió en el domicilio y terminó en tragedia.


Más noticias de hoy