×

Entre abril y junio se perdieron 3.757.000 puestos de trabajo

El mayor impacto fue entre los asalariados “en negro” y los cuentapropistas. El sector privado se redujo en 300.000 trabajadores en un año.

- 21:05 Economía

En el segundo trimestre del año se perdieron 3.757.000 puestos de trabajo o un 18%, al alcanzar los 17,1 millones, como consecuencia de la recesión y del impacto de la crisis sanitaria. Así lo ratificó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) luego de que se conociera previamente la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

En sintonía, la Unión Industrial Argentina (UIA) relevó que en el último año, un total de 302.500 personas perdieron su trabajo en el sector privado.

El menor impacto se registró en el sector de la economía en blanco, donde los trabajadores asalariados tuvieron una baja del 3,3%.

De acuerdo con los datos del Indec, mientras que en marzo se registraron 20.879.000 puestos de empleo, a fines de junio esa cifra cayó a 17.122.000. Si bien todas las modalidades de trabajo fueron afectadas, la cuarentena golpeó con mayor fuerza a los asalariados “en negro” y cuentapropistas.

Si se compara en segundo trimestre con el mismo período de 2019, los puestos de trabajo totales se contrajeron en un 16,8%, debido a una variación de los puestos de trabajo asalariados de -12,9% y una reducción de los puestos de trabajo no asalariados de -28,6%.

De los 3.757.000 puestos laborales perdidos, 289.000 correspondieron a asalariados registrados, 1.695.000 a asalariados informales y 1.774.000 a trabajadores por cuenta propia.

El personal doméstico sufrió una pérdida de casi 600.000 puestos, la construcción casi 400.000 y hoteles y restaurantes 304.000. En el segundo trimestre, el sector de la pesca fue el de mayor cantidad de horas trabajadas por puesto, con 3.222 horas trimestrales anualizadas, seguidos por los servicios sociales y de salud públicos, con 1.700 horas.

Los sectores con menores horas trabajadas fueron los más afectados por la emergencia sanitaria, como el servicio doméstico, que alcanzó las 587 horas, y hoteles y restaurantes, con 600 horas.

La pandemia y la decisión de instaurar el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) desde fines de marzo generaron un fuerte impacto en la actividad económica y en los indicadores laborales.




Más noticias de hoy