×

Por la pandemia, la crisis y las altas temperaturas, hay un boom de ventas de piscinas en Santiago

Las fábricas de piletas reportan un crecimiento de la demanda que supera el 40%. Las más solicitadas cuestan entre los $300 a $400 mil.

- 01:03 Economía

Uno de los pocos rubros de la actividad económica local que se mantiene con una demanda cada vez mayor, en medio de la aridez económica que atraviesa la mayoría de las actividades locales es el de la fabricación y venta de piscinas que este año, tuvo un crecimiento explosivo.

Al menos, así lo afirman desde distintas empresas que producen y venden las piletas de fibra de vidrio radicadas en Santiago. Las altas temperaturas, la pandemia de coronavirus y la crisis que se vive en materia económica, confluyeron para que este año, la demanda fuera mayor a los anteriores. En algunas firmas, señalan crecimientos que van del 40% al 100% y compromisos de colocación que, en algunos casos, ya llegan hasta mediados de enero.

Para Patricia Puig, propietaria de una firma que va por su segundo año en la fabricación de piletas, “esta temporada viene muy buena a pesar de la situación que estamos atravesando, porque las familias que tenían pensado viajar saben que al menos por este año va a ser muy difícil por no decir imposible por la pandemia de coronavirus, por lo tanto destinaron sus ahorros para adquirir una pileta”.

Agregó que en la fábrica ubicada sobre la ruta 9, frente al barrio Autonomía, ya se venía produciendo un número importante, pero se ha tenido que incrementar la producción en un 40% y sumar también más matricería.

Destacó: “La gente lo que está buscando es aprovechar el espacio con el que cuenta: un patio, un terreno o una finca, para pasar el verano lo mejor posible”.

Puig detalló que “las piscinas de mayor demanda son las de 4,80 metros para los patios de casas de barrio que cuentan con espacios reducidos y las de 7,50 metros para quienes tienen disponibilidad de terreno”.

Por la alta demanda, ya tienen cubiertos turnos de instalación hasta diciembre.

Según indicó, la demanda es tal que supera a los envíos de equipos de filtrado que llevan las piletas y que se fabrican en otras provincias. “Los inconvenientes que vemos hoy en día se reflejan en la disponibilidad de equipos de filtrado de industria nacional. Por otra parte, la materia prima -para fabricar las piletas- hasta ahora se consigue, pero no deja de ser una preocupación en los próximos días”. Si bien indicó que el mayor problema son los equipos de filtrado, “la materia prima para producción es otro tema, porque los proveedores especulan a veces y la entrega se vuelve espaciada”.

Precios

En tanto, para Lito Garbi, gerente de otra firma dedicada a la venta de piscinas: “Nosotros contamos con la fábrica en Mendoza y creo que al no tener ventas desde marzo hasta agosto, que recién se pudo abrir el local, entonces los interesados se juntaron todos y ahora las fábricas no dan abasto para llegar a cumplir todos los compromisos’.

Agregó: “Nosotros vendemos unas 200 piscinas por año y ahora desde agosto ya vendimos unas 80, igual que en cualquier otra temporada. En nuestro caso, el tamaño más demandado es el de 6 metros y el costo ronda los $300.000”.

Puntualizó: “El único inconveniente que tenemos es la demora en las entrega ya que los camiones demoran más por los controles sanitarios, lo cual nos llevó a trabajar sin stock”.

Destacó: “Nosotros consideramos que la temporada alta ya ha comenzado, estamos colocando de 3 a 4 piscinas por semana y tenemos turnos para colocar hasta mediados de enero, estamos con un promedio de 20 piscinas por mes”.

 

El doble que en 2019

A su turno, José Ciappino, ratificó: “La demanda de piscinas ha crecido bastante, a pesar que nosotros ya teníamos una tendencia de crecimiento año tras año, porque Santiago es una provincia que está en desarrollo y año a año”. Pero, indicó que “por fuera de toda nuestra expectativa de producción, este año se incrementó un 100% la compra de piscinas por parte de la gente”.

Señaló: “El año pasado para esta época, nosotros producíamos 6 piletas al día y hoy estamos entre 12 y 14, solo en nuestra fábrica de La Banda. Este año la gente decidió darle valor a su domicilio, a su casa por el hecho de la pandemia, porque nadie va a salir de vacaciones este año y todos se quieren quedar en casa”.

Añadió que las piscinas más vendidas son de 5,10x3x 1,35 la de 6x3 x 1,40 y la de 7,60x3,30 por 1,46 de profundidad. “Tenemos un pendiente de casi 450 piscinas para instalar, que ya están vendidas. Por eso decidimos instalar otra fábrica en Santiago para duplicar la producción y poder hacer frente porque aún no arrancó la temporada fuerte de piscinas”.

Confirmó: “El inconveniente más grande es que hay mucha especulación. Nosotros fabricamos aquí, pero tenemos empresas asociadas como la que fabrica filtros y bombas pero especulan mucho y envían a cuentagotas la mercadería”. Por esa razón la empresa comenzó a producir sus propios filtros y bombas para piscinas.

 

 


Más noticias de hoy