×

Dictan prisión preventiva a la “Negra Mota” por aborto

El 2 de octubre le fue allanada su casa. Incautaron instrumentos quirúrgicos y pastillas. Y desenterraron huesos que ya son analizados.

- 00:50 Policiales

El juez de Control y Garantías de Las Termas de Río Hondo, Silvio Sálice, dictó la prisión preventiva de una sexagenaria apodada “Negra Mota”, sospechada de practicarle una maniobra abortiva a una mujer, minutos después de que su propio esposo la lanzara por las escaleras.

Así lo dispuso el magistrado, al fallar en contra de Rosa Chávez, de 68 años, con residencia en calle ARA General Belgrano, entre Pedro Giachino y Virgen del Valle, en el Bº Villa Balnearia.

“Aborto y ejercicio ilegal de la medicina”, son los cargos enrostrados por la fiscal Melissa Deroy y la querellante, Soledad Schejtman, dentro de una causa sostenida en contra de Juan José Domínguez, imputado por “lesiones y amenazas calificadas por el vínculo”; “abuso sexual con acceso carnal” y “partícipe primario de aborto ilegal”, en perjuicio de C.L.S. El primer capítulo de la historia estalló el 9 de mayo. Domínguez habría apuñalado a C.L.S. Huyó y permaneció prófugo hasta el 10 de agosto, cuando fue apresado por Prefectura Naval.

Asimismo, la víctima amplió la denuncia. Añadió que 4 o 5 años atrás se encontraba embarazada. Un día discutieron y Domínguez la golpeó y empujó por las escaleras en la casa en que convivían junto a sus hijos.

A domicilio

Después, la condujo a la casa de la “Negra Mota”. La sexagenaria le hizo un aborto. Domínguez le proveyó todos los “insumos” y después él mismo habría enterrado el feto.

En audiencia online, la Fiscalía valoró ayer el conjunto de pruebas: denuncia de la víctima, historia clínica sobre el embarazo, secuestros, allanamiento con elementos quirúrgicos, pastillas, grageas y portafolio incautados.

Con presencia de la fiscal Deroy; el defensor José López y el representante de la querella, Enzo Ruiz (por ausencia de la titular, Soledad Schejtman), el magistrado merituó también el conjunto de pruebas, en especial el relato de muchos vecinos.

Éstos indicaron que ingresaban a la casa de la “Negra Mota” numerosos desconocidos: lo hacían en autos, 4x4, motos y hasta caminando. Todos los caminos parecían conducir y desembocar en la vivienda de los abortos, allanada por la policía el 2 de octubre pasado.

Una domiciliaria sujeta al informe de forenses judiciales

La “Negra Mota” goza de arresto domiciliario, pero el beneficio puede enmendarse. El juez Sálice ayer dictó la prisión preventiva de la acusada y ordenó que un forense se traslade a la casa e indague si de verdad atraviesa una disminución física. Si la conclusión es negativa, nadie descarta que la “Negra Mota” sea trasladada a una comisaría.

El juez valoró la colaboración de vecinos y testigos y destacó que no puede obviarse la evidente “repercusión social” de lo sucedido.

Lo más delicado, el “arsenal” del secuestro: jeringas con y sin agujas, una caja de instrumentación de acero, cajas de sales orales, ampollas anestésicas, blíster de Clonazepam. En el interior de un tanque vacío fue incautado un maletín de cuero con una ampolla de Dipirona, una pinza de histerectomía de acero, pastillas de hierbas naturales y varias sondas. También, encontraron una bolsa de plástico con retazos con manchas de fluidos y 13 partes de restos óseos.l


Más noticias de hoy